‘Last Night’, ‘Le Qattro Volte’, Festivalissimo

Cine Hablemos de Cine May 20, 2011 at 2:41 pm

Keira Knightley y Guillaume Canet en 'Last Night'

Last Night
Estados Unidos-Francia, 2010
Un film escrito y dirigido por Massy Tadjedin

Un delicado film explorando la fidelidad en la relación amorosa es lo que aborda la directora Massy Tadjedin en su ópera prima LAST NIGHT. Aunque se trate de un tema que ha sido considerado en múltiples ocasiones, Tadjelin lo relata en forma sutil y le introduce matices originales que concitan interés.

La acción que transcurre en Nueva York involucra a una joven pareja integrada por Michael (Sam Worthington) y Joanna (Keira Knightley) quienes gozan de un buen nivel económico y viven en un confortable departamento de Manhattan; la relación conyugal es cordial aunque sin llegar a ser apasionada, de acuerdo al modo en que estos personajes están descriptos. Un incidente irrumpe cuando en una reunión social Joanna observa una actitud un tanto íntima que su marido mantiene con Laura (Eva Mendes), una colega de trabajo; ese flirteo que Joanna cree ver en la actitud de su marido origina una discusión cuando la pareja regresa a su hogar, sin llegar a ningún tipo de resolución específica. Cuando al día siguiente, Michael parte con Laura en un corto viaje de negocios a Filadelfia, la situación adquiere un giro inesperado con la sorpresiva y breve visita de Alex (Guillaume Canet), un ex novio parisino de Joanna que llegó a su vida antes de haber conocido a su marido; ese inesperado reencuentro reaviva en ambos recuerdos y acallados sentimientos dejando el camino abierto para una posible infidelidad.

La directora privilegia el diálogo pero sin reemplazar la expresión de sus imágenes ni tampoco lo que los personajes no expresan explícitamente pero internamente sienten; en tal sentido, lo que atrae en esta narración es la ambigüedad de las relaciones entabladas entre la pareja casada como las establecidas con sus respectivos seductores.

Además del excelente casting donde cada uno de los 4 actores participantes caracteriza muy bien su rol logrando una excelente interacción, el film también atrae por sus diálogos y por una narrativa en donde la insinuación y la atracción sexual extramatrimonial que se va incrementando, genera un natural suspenso por saber cómo será su desenlace.

Resumiendo, Tadjelin brinda un film maduro, provocativo y ciertamente realista que obliga a que el espectador reflexione o decida si en una relación conyugal puede o no considerarse un acto de deslealtad o adulterio al surgir la tentación sexual o un sentimiento emocional de deseo hacia una tercera persona sin que exista consumación física alguna.

Una escena de 'Le Quattro Volte'

Le Quattro Volte
Italia, Alemania, Suiza, 2010
Un film de Michelangelo Frammartino

Este film es de difícil catalogación. A pesar de tratarse de un documental hay elementos de ficción que pueden desmentirlo, pero más allá de su género específico brinda un buen retrato de una pequeña comunidad rural que se encuentra al sur de Italia y cuyo modo de vida alberga tradiciones ancestrales. Dentro de ese contexto, el director decide asumir el desafío de lograr que en su relato trascienda en primera instancia la vida humana, posteriormente la animal, en tercer lugar la vegetal y finalmente la mineral mediante un ciclo de las cuatro formas de existencia bien precisadas.

En un relato lírico que le pertenece, el director comienza ilustrando los últimos días de vida de la diaria rutina emprendida por un viejo pastor que se ocupa de sus cabras en una zona poco transitada por los habitantes locales. Todo lo que se expone tiene características documentales pero lo que después sucede parecería desmentirlo; eso acontece cuando el pastor muere e inmediatamente el espectador capta que ése es un artificio preparado para que el director expresamente deje de lado el género humano para concentrarse en el animal. Así, en la segunda parte del ciclo observamos el nacimiento de un chivito que habiéndose apartado de su rebaño queda librado a su propia suerte hasta que en forma errante va a tropezar con un árbol majestuoso. De este modo Frammartino establece el sendero para exponer la vida vegetal a través de cómo transcurre la existencia de ese abeto con el paso de las estaciones; cuando, el gigante es mutilado y se desmorona en el suelo, su madera es transformada en carbón; la vida del mineral culmina cuando llega a consumirse y transformarse en humo donde únicamente quedan sus cenizas. De este modo el film se cierra en forma circular donde la última secuencia está ligada a la inicial.

A través de estos cuatro reinos –humano, animal, vegetal y mineral- el público asiste a un film diferente pero cautivante para quien decida sumergirse en la propuesta del realizador. Lo que se quiere probar es que no es solo el género humano el que nace, crece, se desarrolla y finalmente se extingue, sino que también ese ciclo puede ser aplicado a las otras manifestaciones vivientes que aquí están representadas por el chivito, el árbol y el carbón. El mérito de LE QUATTRO VOLTE reside en la forma en que Frammartino ha logrado fusionar las cuatro historias a través de un documento lírico y cautivante que constituye un verdadero canto a la vida en sus diferentes expresiones.

Fstivalissimo 2011

Después del éxito del Festival de Cine Latinoamericano de Montreal que finalizó hace pocas semanas, el público de esta ciudad volverá a disfrutar de otras dos semanas y media de cine proveniente de América Latina y España con una nueva edición de FESTIVALISSIMO que comenzó el miércoles pasado y se prolongará hasta el 4 de Junio. El programa incluye cerca de 30 filmes de los cuales todos son estrenos exclusivos para Quebec, en tanto que la mitad de los mismos constituyen primicias canadienses y/o norteamericanas. De lo que logré ver hasta la fecha, he aquí los filmes que más me han impresionado.

Blanca Lewin y Santiago Cabrera en 'La vida de los peces'

La película que inauguró el certamen ha sido LA VIDA DE LOS PECES (Chile) del director y guionista Matías Bize. Su sencilla historia se centra en Andrés (Santiago Cabrera) que se encuentra de paso en Santiago después de haber dejado el país hace 10 años para vivir en Alemania y en la última noche de su estadía se encuentra en la casa de amigos con su ex novia (Blanca Lewin) ahora ya casada y a quien éste había dejado; la ocasión servirá para que vuelvan a aflorar viejos sentimientos y la posibilidad de que la relación se reanude. Aunque demasiado dialogada, Bize logra que esta nostálgica historia romántica llegue al público tanto por las convincentes actuaciones de sus dos intérpretes como por la buena fotografía y música que contribuyen a crear la ambientación necesaria para que la narración adquiera credibilidad.

Después de “La Nana” el director Sebastián Silva retorna conjuntamente con Pedro Peirano para ofrecer un dramático relato de extraordinaria madurez en GATOS VIEJOS (Chile). En un relato sobre una familia disfuncional, una anciana mujer (Bélgica Castro) al borde de demencia senil debe afrontar el acoso de una hija egoísta (Claudia Celedón) instándola a firmar un poder que le permita apropiarse de su departamento. La frustrante agonía de la vejez acarreando progresivamente la incapacidad mental, así como el ambivalente sentimiento de amor/odio establecido entre esas dos mujeres, originan un film de profundo patetismo y riqueza emocional que ratifica una vez más la presencia cada vez más importante del cine chileno en América Latina. Tanto Castro como Celedón ofrecen inolvidables interpretaciones.

Carlos César Arbeláez sorprende favorablemente con su primer largometraje LOS COLORES DE LA MONTAÑA (Colombia) donde resalta la incierta situación que deben vivir los habitantes de una comunidad rural colombiana acosados tanto por la guerrilla como por milicias gubernamentales. En un relato emotivo se puede contemplar el modo en que gente noble, tranquila, inocente y despreocupada de cualquier intención política ve transcurrir su existencia con gran vulnerabilidad y temor sobre lo que le puede llegar a suceder; esto incluso abarca a los niños quienes con su inocencia no alcanzan a comprender el mundo en que habitan, sintiéndose frustrados cuando la pelota con la que estaban jugando cae en un terreno minado. Además de su contenido poético, Arbeláez ha logrado un film de excepcional belleza panorámica.

Si el film precedente causa positiva impresión, aún más audaz es la propuesta que Jairo Carrillo y Oscar Andrade ofrecen en PEQUEÑAS VOCES (Colombia). Con un enfoque de documento-ficción y un distintivo estilo, el relato es seguido desde la perspectiva de niños que en lugar de disfrutar una infancia feliz se convierten en tempranas víctimas de las fuerzas armadas, a través de los conmovedores relatos que van efectuando. Esta película es una pequeña joyita cinematográfica que sin duda prestigia a esta muestra.

LOS LABIOS (Argentina) de Ivan Fund y Santiago Loza es un muy buen documental que describe las difíciles condiciones que imperan en ciertas regiones del interior de Argentina. Tres asistentes sociales (Eva Bianco, Victoria Raposo y Adela Sánchez) emprenden un viaje a San Cristóbal, una localidad ubicada en el norte de la provincia de Santa Fe, para efectuar un relevamiento sobre las situaciones que atraviesan los sectores humildes con relación a la atención sanitaria, nivel de educación, desnutrición, hacinamiento, bajos salarios y desempleo. Las entrevistas realizadas por estas mujeres bien intencionadas y la solidaridad que demuestran con sus interlocutores para tratar de captar sus múltiples problemas, constituyen las principales facetas de este sensible documento social desnudando las condiciones imperantes de una Argentina muy diferente al glamour reflejado por Buenos Aires, su ciudad capital.

Un relato que cala hondo por describir una implacable verdad es la que se juzga en MARTHA (México). El avance tecnológico pareciera no tener compasión para aquellas personas que después de haber dedicado toda una vida al lugar donde trabajan pierden súbitamente su empleo; eso es lo que acontece con Martha (Magda Viscaíno), una mujer ya entrada en años, quien después de haber pasado más de tres décadas archivando legajos para una pequeña firma de seguros, repentinamente ve que su puesto queda eliminado al automatizarse los servicios que manualmente ella estaba realizando. ¿Qué perspectivas o porvenir puede ofrecerle la vida a una honesta mujer a quien se le quita el derecho natural de trabajar para ganarse la vida y que por añadidura no tiene familia? A través de un ritmo lento pero seguro, el director privilegia la imagen sobre el diálogo para ilustrar sin sentimentalismo alguno el drama de Martha quien humilde y solitaria no vislumbra otra salida que el suicidio. Con un módico presupuesto, el director Marcelino Islas Hernández demuestra que se puede hacer un muy buen film, sabiéndolo narrar y contando en su reparto con una actriz como Viscaíno quien ofrece extraordinaria veracidad al rol que interpreta.

LA MIRADA INVISIBLE (Argentina) de Diego Lerman es un relato que gira en torno de la dictadura argentina. Se ubica en 1982 y tiene como escenario al Colegio Nacional de Buenos Aires que es el más prestigioso establecimiento público de educación media; la disciplina allí imperante es un reflejo del autoritarismo ejercido por un gobierno militar ya a punto de caer en desgracia. La magnífica interpretación de Julieta Zylberberg en el rol de una joven celadora encargada de implementar el orden así como la buena dirección de Lerman, otorgan a este film un nivel de especial calidad.

Un delicado homenaje al buen cine es el que el realizador Federico Veiroj efectúa con LA VIDA ÚTIL (Uruguay), el film que clausura esta muestra. Aunque la anécdota es bien simple, su propuesta despierta interés. Jorge, (Jorge Jellinek), el programador de la cinemateca uruguaya, dedica su pasión a la misma eligiendo películas de calidad artística de común acuerdo con el director de la institución (Manuel Martínez Carrillo). Sin embargo, la reducción del número de espectadores y la existencia de un menor presupuesto conducen a que la institución no cuente con los recursos necesarios para pagar el arriendo, motivando su inminente clausura. Nostálgica y lírica en su parte final, esta película atrapa y conquistará especialmente a los cinéfilos que hacen un culto de las expresiones artísticas proyectadas en la pantalla grande.

Úrsula Pruneda en 'Las buenas hierbas'

La conocida directora y guionista María Novaro aporta con LAS BUENAS HIERBAS (México) un drama familiar que aunque no del todo perfecto está ampliamente logrado y tiene en el público adulto su natural destinatario. La historia se centra en Dalia (Úrsula Pruneda), una joven madre monoparental que trabaja en una emisora radial alternativa y cuida a su único y pequeño hijo (Cosmo González Muñoz); su existencia se ve drásticamente alterada cuando su madre (Ofelia Medina), una científica botanista, comienza a experimentar los rasgos del mal de Alzheimer. Los complejos problemas producidos por la pérdida de la memoria y sus repercusiones emocionales así como el estrecho vínculo entre la vida humana y la vegetal, son algunos de los temas que Novaro considera con suma delicadeza hasta llegar a un desenlace desgarradoramente conmovedor. El reparto es muy bueno y cuenta con excelentes interpretaciones de Pruneda y Medina. En sus aspectos formales, el film resulta visualmente valorizado por la magnífica fotografía de Gerardo Barroso.

Para el final de esta lista se destaca el film OS INQUILINOS (Brasil) de Sérgio Bianchi. El relato presenta la vida de una familia de humildes recursos viviendo en una casita alquilada de un barrio obrero de Sao Paulo cuya tranquilidad se ve interrumpida el día que llegan tres jóvenes delincuentes a arrendar la casa adyacente. Estos vecinos indeseables irán creando un clima de tensión y latente violencia que no es más que un reflejo de la que se observa en una gigantesca metrópoli como lo es Sao Paulo. Bianchi ofrece un film donde a través de una anécdota bien planteada va exponiendo el impacto psicológico y social producido por la irrupción de grupos indeseables en los medios urbanos. En el reparto se distinguen las buenas interpretaciones de Morat Descartes, Ana Carbatti, Umberto Magnani y Claudia Mello.

Las exhibiciones de FESTIVALISSIMO tienen lugar en la sala de la ONF de Montreal. Para una información completa sobre todos los filmes y sus respectivos horarios, el sitio de Internet es www.festivalissimo.ca.