El viento y las tormentas azotan Quebec y NS

Canadá Jun 3, 2011 at 12:17 am

Ráfagas huracanadas barrieron el sur y el oeste de la provincia francófona, causando numerosos daños y agravando la situación en la zona inundada del río Richelieu. En Nueva Escocia, 50.000 personas se quedaron sin electricdad por la tormenta eléctrica. Un avión tuvo que aterrizar de emergencia en Montreal.

Ráfagas de hasta 80 Km por hora causaron numerosos daños en Montreal

Miles de hogares de Quebec seguían ayer sin electricidad casi 24 horas después de que vientos huracanados azotaran el sur y varias zonas del oeste de la provincia. Según informó Hydro-Québec, alrededor de 13.000 clientes continuaban sin luz eléctrica a mediodía de este jueves, principalmente en la región de los Laurentians.

En Montreal, la tormenta de viento que azotó la ciudad el miércoles por la noche llevaba ráfagas de hasta 80 kilómetros por hora, y provocó la caída de grandes ramas de árboles y cables eléctricos, dañando numerosos vehículos. En mitad de la noche había hasta 125.000 clientes de Hydro-Québec sin electricidad.

La fuerza bruta del viento sorprendió a muchos ciudadanos, incluyendo el montrealés Esther Cott. El parabrisas de su coche, según informó la cadena pública CBC, quedó completamente destrozado por el impacto de un árbol. En el extremo este de Montreal, la caída de un gran árbol en el parque Lafontaine dañó tres vehículos.

También se vio afectada por los vientos huracanados la zona a lo largo del río Richelieu que ha sufrido las graves inundaciones de estas últimas semanas. Las ráfagas empujaron el agua desde el lago Champlain hacia el río, generando grandes olas a lo largo de toda la orilla inundada.

Por otra parte, la masiva tormenta que barrió ayer la provincia de Nueva Escocia dejó sin luz a al menos 50.000 clientes de Nova Scotia Power, según informó la propia compañía eléctrica en un comunicado.

La zona más castigada fue la parte noroccidental de la provincia. La tormenta llegó desde Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, y trajo consigo fuertes lluvias y una gran cantidad de aparato eléctrico.

Mientras, un vuelo de Air Canada tuvo que ser desviado a Montreal en la madrugada de este jueves, después de salir de Halifax con destino a Londres, Reino Unido, a causa de la tormenta eléctrica que azotaba Nueva Escocia.

Según informó la compañía aérea a CBC News, se produjo “un mal funcionamiento del motor” en el vuelo 860, unos 35 minutos después del despegue. En el avión viajaban 138 pasajeros. Uno de ellos señaló a la cadena pública que había podido ver “llamas en el motor”. Otros criticaron que el avión hubiese despegado, dadas las condiciones atmosféricas. El aparato ha sido retirado de servicio y está siendo inspeccionado por los técnicos.