Canadá, entre los países más piratas en Internet

Canadá Jun 3, 2011 at 12:49 am

El informe ha sido elaborado por un comité de congresistas y senadores estadounidenses, y señala que Canadá, al no estar su ley suficientemente “actualizada a la era digital”, actúa “como un imán” para aquellas páginas con el propósito evidente pde facilitar descargas masivas de material sin autorización”.

Un informe del Congreso de EE UU cree que la legislación canadiense es "como un imán" para las páginas dedicadas a intercambiar material sin autorización.

El Popular / Agencias. Toronto / Washington.- El Caucus Antipiratería Internacional del Congreso de Estados Unidos ha señalado a Canadá como uno de los cinco países del mundo en los que se cometen más infracciones contra la propiedad intelectual.

El Caucus es un comité de setenta senadores y miembros de la Cámara de Representantes que analiza los problemas con las descargas ilegales de música y películas en los cinco continentes.

En el caso de Canadá, el comité se lamenta de que su modelo legislativo “no se haya actualizado de cara a la era digital”, lo que convierte al país en “un imán para aquellas páginas con evidente propósito de facilitar descargas masivas de material sin autorización”.

No es la primera vez que Canadá encabeza esta lista. También lo hizo en el año 2009, cuando los congresistas la señalaron como un lugar “donde las leyes para resolver la piratería digital son débiles, ineficientes o inexistentes, y a donde muchos de los sitios perseguidos deciden mudarse para evitar las regulaciones”.

Los otros cuatro países que ocupan la ‘lista negra’ actual son España, China, Rusia y Ucrania.

Con respecto a España, los congresistas admiten que este países “está dando pasos legislativos en la dirección correcta”, pero entienden que las redes de intercambio P2P “operan con total impunidad”. Según el diagnóstico del Caucus estadounidense sobre la propiedad intelectual en el mundo, España es uno de los países “con problemas de mayor alcance y profundidad en materia de piratería”.

Según informa Promusicae (asociación de productores musicales españoles), figurar en esta lista negra, que el informe federal publica en orden alfabético, implica ser visto por la administración estadounidense como “un país con niveles alarmantes de infracciones” contra los derechos de autores, intérpretes y productores.

El senador Sheldon Whitehouse, portavoz de este grupo de trabajo (Congressional International Anti-Piracy Caucus, en su denominación original), advirtió a los cinco países denunciados que “deben dejar de mirar hacia otro lado mientras se producen robos a plena luz del día contra la propiedad intelectual, porque la piratería se traduce automáticamente en la pérdida de puestos de trabajo, beneficios empresariales y margen para la creatividad artística”.

El caso que más preocupa a la industria, a tenor de los cinco informes oficiales sobre los países denunciados, es el de China, donde los congresistas calculan unas pérdidas anuales de 50.000 millones de dólares estadounidenses por culpa de las violaciones contra la propiedad intelectual.

El dictamen también resulta muy duro cuando analiza el caso español. “Reconocemos pasos positivos en materia de legislación”, comienza el documento, “pero la disponibilidad de material pirateado es tan amplia a través de las redes P2P que los daños a las industrias de contenidos siguen siendo muy sustanciales”.

En este sentido, el Caucus lamenta que la legislación española “todavía carezca de armas para combatir la piratería peer-to-peer”, una modalidad “en la que los infractores más reincidentes pueden seguir actuando desde la práctica impunidad”. Los altos cargos de la administración estadounidense lamentan, además, que España siga sin combatir esta fórmula de intercambio de archivos pese a que sus primeras advertencias “se remontan a 2006″.

Por todo ello, el Caucus urge al Gobierno español a “comprometerse a luchar contra todas las formas de piratería en línea”, para lo que propone identificar a los usuarios más habituales del P2P, luchar contra las páginas que ofrecen enlaces a contenidos ilegales, modificar la legislación para que los titulares de los derechos puedan emprender acciones civiles contra aquellos internautas más reincidentes, y aclarar que el derecho de copia privada no es aplicable cuando las canciones o películas se obtienen de manera ilegal.

Los congresistas estadounidenses denuncian asimismo la red social rusa vKontakte como “uno de los mayores distribuidores de música pirateada de todo el mundo”, con “ingentes cantidades de material disponible para descarga o streaming con un solo clic”.

La incorporación de Ucrania a la lista negra es más reciente y se debe a la confluencia de grandes usuarios de P2P y páginas de pago (en particular, mp3shake.com) que ofrecen contenidos sin permiso por parte de los titulares de los derechos.

De usuario a usuario

Una red Peer-to-Peer, red de pares o red entre iguales (P2P, por sus siglas en inglés), es una red de computadoras en la que todos o algunos aspectos funcionan sin clientes ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan como iguales entre sí. Es decir, actúan simultáneamente como clientes y servidores respecto a los demás nodos de la red. Las redes P2P permiten el intercambio directo de información, en cualquier formato, entre los ordenadores interconectados.

El hecho de que sirvan para compartir e intercambiar información de forma directa entre dos o más usuarios ha propiciado que parte de los usuarios lo utilicen para intercambiar archivos cuyo contenido está sujeto a las leyes de copyright, lo que ha generado una gran polémica entre defensores y detractores de estos sistemas.

Las redes peer-to-peer aprovechan, administran y optimizan el uso del ancho de banda de los demás usuarios de la red por medio de la conectividad entre los mismos, y obtienen así más rendimiento en las conexiones y transferencias que con algunos métodos centralizados convencionales, donde una cantidad relativamente pequeña de servidores provee el total del ancho de banda y recursos compartidos para un servicio o aplicación.

Dichas redes son útiles para diversos propósitos. A menudo se usan para compartir ficheros de cualquier tipo (por ejemplo, audio, vídeo o software). Este tipo de red también suele usarse en telefonía VoIP para hacer más eficiente la transmisión de datos en tiempo real.

La eficacia de los nodos en el enlace y transmisión de datos puede variar según su configuración local (cortafuegos, NAT, ruteadores, etc.), velocidad de proceso, disponibilidad de ancho de banda de su conexión a la red y capacidad de almacenamiento en disco.