Tropas de Gadafi disparan contra un barco canadiense

Canadá Jun 3, 2011 at 7:31 pm

La fragata canadiense HMCS Charlottetown

Fuerzas leales al líder libio, Muammar al Gadafi, dispararon una docena de cohetes contra el buque de guerra canadiense Charlottetown a principios de esta semana, en lo que Ottawa calificó de “acto desesperado por parte de un gobierno debilutado”.

El ministro de Defensa, Jay Paxton, aclaró que los cohetes no impactaron contrala fragata, y añadió que nadie resultó herido, y que tampoco se causaron daños en la embarcación. Los proyectiles, del tipo M-21, se dispararon con un lanzacohetes de fabricación rusa que los expertos militares consideran poco preciso.

El Charlottetown, que una fragata  con una tripulación de 235 personas, fue desplegado en la región como parte de la misión de la OTAN para asegurar la zona de exclusión aérea sobre libia autorizada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Debate en Estados Unidos

Por otra parte, la Cámara de Representantes de EE UU aprobó este viernes una resolución que reprocha al presidente Barack Obama el envío de tropas a Libia sin el debido permiso del Congreso, pero rechazó otra para frenar de inmediato la participación militar estadounidense en ese país, infoema Efe.

El debate y votación sobre ambas resoluciones no vinculantes es la primera discusión pública sobre el asunto desde que Obama ordenó los ataques contra Libia el pasado 19 de marzo y que, según criticaron demócratas y republicanos, no contó con el debido proceso de consultas con el Legislativo.

Con 268 votos a favor y 145 en contra, los legisladores aprobaron una resolución presentada por el presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner, quien criticó la falta de un argumento “convincente” para las operaciones militares iniciadas hace casi tres meses contra el líder libio, Muammar al Gadafi.

La media de Boehner exige que la Administración Obama entregue un informe detallado al Congreso sobre el objetivo de las operaciones militares en Libia y su costo, en un plazo de dos semanas.

Además, prohíbe “el despliegue, establecimiento, o mantenimiento de la presencia de unidades y miembros de las Fuerzas Armadas de EE UU sobre el terreno en Libia”, salvo cuando se requieran para el rescate de soldados estadounidenses.