Canadá reconoce al gobierno rebelde libio

Canadá Jun 14, 2011 at 6:51 pm

Soldados libios rebeldes participan en un entrenamiento cerca de Misrata. Foto: Eduardo de Francisco / EFE

Ottawa/Bruselas, 14 jun.- El Gobierno canadiense anunció este martes que reconoce como “legítimo representante” del pueblo libio al Consejo Nacional de Transición, el órgano administrativo de los rebeldes que combaten contra el régimen de Muammar al Gadafi.

El ministro de Asuntos Exteriores, John Baird, realizó el anuncio en la Cámara de los Comunes, mientras se debatía una extensión de la contribución canadiense a la operación militar coordinada por la OTAN en Libia: “Canadá reconocerá al Consejo Nacional de Transición como el legítimo representante del pueblo libio de ahora en adelante”, declaró Baird.

Canadá se convierte así en el decimocuarto país en reconocer al órgano político de los rebeldes libios, después de Francia, Catar, el Reino Unido, Italia, Gambia, Malta, Jordania, Senegal, España, Australia, Estados Unidos, Alemania y los Emiratos Árabes Unidos.

“Nuestro gobierno trabajará con las instituciones y los representantes del CNT. Quiero entrevistarme con mis homólogos de este consejo, su vicepresidente y su embajador ante la ONU”, añadió Baird.

El ministro indicó que “sin la intervención de la comunidad internacional y la adopción de la resolución 1973, Bengasi no será más que devastación total”. “El coronel Gadafi practica, sin la menor preocupación por su país, una verdadera política de tierra arrasada”, agregó, al tiempo que acusaba al líder libio de buscar “mantenerse en el poder cometiendo crímenes contra su pueblo”.

“Debe ser detenido y rendir cuentas. Es una verdadera amenaza, tanto para los libios como para la estabilidad en la región, incluyendo a las democracias emergentes y prometedoras en Túnez y Egipto”, dijo.

Canadá participa activamente en la misión de la OTAN en Libia con el objetivo de proteger a la población civil” con seis aviones de combate F18, aviones de vigilancia y una fragata.

La semana pasada, el ministro de Defensa, Peter MacKay, avanzó que, según la última prórroga de la operación aprobada por la OTAN, la misión concluiría en septiembre y supondrá para el país un coste aproximado de 60 millones de dólares.

El Gobierno, además, anunció ayer que entregará otros 2 millones de dólares en concepto de ayuda humanitaria para Libia.

Entre tanto, la OTAN aseguró este martes que dispone de “los medios necesarios” para continuar la campaña de ataques aéreos contra las fuerzas de Gadafi, aunque insistió en que hará falta tiempo hasta conseguir el éxito.

“Seguimos manteniendo un ritmo elevado de la operación. Está claro que la OTAN tiene los medios para mantener la presión sobre Gadafi”, afirmó la portavoz de la Alianza, Oana Lungescu, durante una conferencia de prensa en Bruselas.

Esta afirmación llega después de la reunión de ministros de Defensa aliados de la pasada semana, en la que tanto los países de la OTAN como los no miembros que participan en las operaciones sobre Libia no respondieron de forma positiva a una petición del secretario general para enviar más medios o permitir que los ya presentes en la zona sean usados de forma más flexible.

Tras esa reunión, el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, advirtió de un futuro “sombrío” e incluso “desalentador” para la OTAN si sus países miembros no se comprometen más política, militar y económicamente con la Alianza y con sus intervenciones.

La portavoz de la OTAN se centró en dar un tono positivo a la marcha de la campaña, y señaló que, en el terreno diplomático, el hecho de que varios países hayan anunciado en los últimos días que reconocen al opositor Consejo Nacional de Transición es una “nueva evidencia del creciente aislamiento” de Gadafi y que el régimen de Trípoli “no tiene futuro”. Aún así, “sabemos que va a requerir tiempo”, afirmó Lungescu respecto a la posible duración de las operaciones.

En la rueda de prensa de este martes, la Alianza mostró el vídeo de un ataque aéreo contra un depósito de municiones de las fuerzas de Gadafi situado en el centro del país.

El portavoz militar en el cuartel general aliado de Nápoles, Mike Bracken, señaló en la misma conferencia de prensa que los ataques aéreos de la Alianza continuarán golpeando a objetivos similares a fin de reducir la capacidad de las fuerzas de Gadafi de lanzar ataques.

Con respecto a los combates sobre el terreno, al menos 39 rebeldes han muerto y varias decenas han resultado heridos en los últimos dos días cerca del enclave petrolero de Brega, en el este de Libia, y en la ciudad de Zenten, en el oeste, según afirmaron este martes fuentes de los sublevados a la cadena de televisión catarí Al Yazira.

Según la cadena, aviones de combate de la OTAN alcanzaron por error el domingo a un grupo de insurgentes en la carretera que une Brega con Ajdabiya y mataron a seis de ellos.

El lunes 22 rebeldes murieron en una emboscada de las fuerzas de Muamar al Gadafi entre esas dos localidades, donde la línea del frente oriental se encuentra estancada desde hace meses.

Uno de los combatientes insurgentes aseguró a Al Yazira que los rebeldes lanzaron un ataque contra posiciones gadafistas entre Brega y Ajdabiya cuando se encontraron con un grupo de soldados que portaban una bandera blanca.

Los rebeldes bajaron la vigilancia al pensar que querían rendirse y en ese momento otro grupo de soldados del régimen escondidos en las inmediaciones abrió fuego contra ellos.

Al menos 22 de los sublevados murieron y varias decenas resultaron heridos, algunos de ellos de gravedad, que fueron evacuados al hospital de Bengasi.

Mientras, en Zenten once rebeldes murieron y cerca de 50 resultaron heridos en los combates que se libran los últimos días por el control de esa localidad del oeste libio, según la cadena catarí.

(con información de la agencia EFE)