Nuevas estaciones de carga para coches eléctricos

Canadá Jun 19, 2011 at 7:00 pm

Redacción. Montreal/Toronto.- Hydro-Quebec se ha asociado con varias empresas para realizar la primera oferta de estaciones de carga para vehículos eléctricos en Canadá. Entre las firmas que forman el acuerdo se encuentran la compañía de reparaciones Rona Inc., los restaurantes Rotisseries St-Hubert, la cadena de supermercados Metro y la Agencia del Transporte Suburbano de Montreal (AMT). El proyecto supone la instalación de hasta 100 estaciones de recarga para principios de 2012.

Cada estación tendrá una capacidad eléctrica de 240 voltios, lo que permitirá a los automovilistas recorrer unos 25 kilómetros tras una hora de carga. Se prevé que en breve serán añadidas más estaciones con capacidad para al menos 400 voltios, suficientes para viajar 50 kilómetros tras 10 minutos de carga, con un consumo del 80 por ciento de la batería en 30 minutos.

Los conductores deberán pagar 2 dólares para cada uso de la estación, incluyendo el aparcamiento. El precio actual es de alrededor de 1,35 dólares por litro.

Según explicó la ministra provincial de Recursos Naturales de Quebec, Nathalie Normandeau, un coche eléctrico utiliza un 10 por ciento menos de energía que un motor de gasolina, lo que representa un ahorro de 2.000 dólares anuales para un precio de la gasolina de 1,15 dólares por litro.

En los coches eléctricos, el motor de gasolina o gasóil es reemplazado por un motor eléctrico, que recibe su potencia de un controlador. El controlador, a su vez, recoge la potencia de un conjunto de baterías, cuya duración media es de tres a cuatro años.

Para fabricar un coche eléctrico se retiran el motor de combustible, el silenciador, el convertidor catalítico y el tanque del combustible. También se quita el embrague, dejando la transmisión en su lugar.

Un nuevo motor de corriente alterna es ajustado a la transmisión con un plato adaptador, y un controlador eléctrico es añadido para gestionar el motor.

La bandeja de baterías se instala en el suelo del coche. También se colocan motores eléctricos para hacer funcionar elementos que solían tomar su energía del motor, tales como el aire acondicionado, los limpia parabrisas, etc.

La velocidad media de los coches eléctricos actuales suele estar en 100 Km/h, y la máxima, entre 120 y 130 Km/h. Pasan de cero a cien en aproximadamente 20 segundos.

La principal ventaja de los coches eléctricos es que, aparte de que la energía para su funcionamiento es más barata, responden al objetivo de “cero emisiones”. Es decir, no emiten gases contaminantes. Además, son silenciosos y fáciles de conducir.

Entre las desventajas se encuentra el hecho de que todavía tienen una velocidad limitada y, sobre todo, poca autonomía.

En este momento se están desarrollando alternativas a la carga directa del coche, como el reemplazamiento de las baterías cuando se agotan o el modelo de comercialización propuesto por la empresa californiana Better Place, que basa su desarrollo en el alquiler de la baterías con la garantía de su sustitución a los 100.000 kilómetros de funcionamiento.