Acusado de asesinato el menor que conducía la furgoneta que mató al policía

Canadá Jun 29, 2011 at 7:18 pm

El agente Garrett Styles (i), junto a su padre, también policía, cuando ingresó en el cuerpo, en 2004

Redacción. Toronto.- La Policía Regional de York ha acusado formalmente de asesinato en primer grado a un adolescente de 15 años de edad, en relación con la muerte del agente Garrett Styles, quien falleció el martes tras ser arrastrado y aplastado por una furgoneta a la que había dado el alto en una carretera cerca de Newmarket, al norte de Toronto.

El adolescente acusado, que se encuentra herido de gravedad e ingresado en el hospital Western de Toronto, con serias lesiones en el cuello y en la espalda, es la persona que conducía el vehículo. Junto a él viajaban otros tres menores de edad. El chico conducía sin licencia, y la furgoneta no era suya, según los detalles del incidente revelados por la Policía el martes. Su nombre no puede ser publicado, al tratarse de un menor.

La comparecencia del acusado ante la Corte de Justicia de Ontario ha sido fijada, en principio, para el próximo 7 de julio. Según informaron fuentes policiales, los otros tres menores están colaborando con las autoridades.

El atropello ocurrió a primera hora del martes. Según explicó el jefe de la Policía Regional de York, Eric Jolliffe, sobre las cuatro y media de la mañana Styles dio el alto a una furgoneta Dodge en la carretera 48, cerca de Herald Road, en East Gwillimbury, Ontario, al este de Newmarket. En el vehículo viajaban cuatro mejores de edad. El agente comprobó la matrícula y confirmó que el conductor, un chico de 15 años sin licencia de conducir, no era el propietario del vehículo. Al parecer, se trataba de un vehículo robado, aunque este extremo no ha sido confirmado todavía.

Styles se introdujo entonces en la furgoneta para requisar las llaves y, en ese momento, el conductor aceleró para escapar, arrastrando al agente durante unos 300 metros, hasta que el vehículo volcó y aplastó al policía. Styles fue trasladado al centro regional de salud de Southlake, en Newmarket, donde falleció poco después, a las seis y diez de la mañana. El conductor del vehículo fue trasladado también al hospital, gravemente herido.

Los últimos momentos de la vida de Styles quedaron registrados en la cinta que contiene la grabación de su conversación por radio con un operador. En ella puede oírse cómo el agente, ya gravemente herido, sigue preocupándose por el estado en que se encontraban los ocupantes del vehículo a causa del accidente, mientras espera la llegada de los equipos de emergencia: “Hay más gente dentro [del vehículo]. No sé cómo se encuentran…”, se le escucha decir al operador.

Un hombre deposita un ramo de flores en el memorial del agente Garrett Styles, habilitado a las afueras de la comisaría donde trabajaba el policía fallecido

El impacto de la muerte del agente Styles (el décimo policía fallecido en acto de servicio en York) ha sido muy profundo en la comunidad. Muchas personas acudieron ayer para depositar flores y otras ofrendas a un lugar especialmente designado para ello en las afueras del cuartel del Distrito número 1 de la Policía Regional de York, donde prestaba servicio el agente fallecido, y la Policía ha habilitado un libro de condolencias para que los vecinos, colegas, o cualquier ciudadano, pueda rendirle homenaje. El libro, que se encuentra en la estación central de la Policía, en el 155 de la calle King William de Hamilton, estará disponible para el público hasta el funeral, cuando será entregado a la familia.

El funeral se celebrará el próximo martes en Newmarket, y se espera la asistencia de miles de personas.

Styles habría cumplido 33 años de edad este domingo y llevaba siete años en el cuerpo policial. Le sobreviven su esposa Melissa, empleada civil también en la Policía de York, y sus dos hijos, una niña de dos años y medio y un niño de tan sólo nueve semanas.

Se había unido al cuerpo de Policía como cadete en formación en diciembre de 2003. Se convirtió en agente en mayo de 2004. Recientemente había empezado a prestar servicio en Newmarket, Aurora y East Gwillimbury, tras trabajar inicialmente en Richmond Hill. Su padre, el sargento detective Gary Styles, se retiró el pasado mes de enero tras 33 años de servicio.