Nueva campaña contra las chinches en Montreal

Canadá Jun 29, 2011 at 9:37 pm

Los chinches domésticos se encuentran entre los parásitos humanos más universales

Redacción. Montreal.- El Ayuntamiento de Montreal ha puesto en marcha una nueva campaña contra las chinches, coincidiendo con el inicio de la temporada de verano, que es cuando estos insectos tienden a propagarse con mayor facilidad. Miles de personas en toda la provincia de Quebec realizan mudanzas en esta época, ya que el 1 de julio es la fecha oficial para la finalización de los contratos de alquiler.

Las autoridades han pedido a los ciudadanos que tomen todas las precauciones posibles para asegurarse de que no ayudan a extender la plaga a través de muebles viejos o de la ropa de la que deciden desprenderse.

En este sentido, el concejal Alain Tassé recordó que este tipo de insectos se propagan con mucha facilidad: “Las chinches pueden viajar a través de las personas, o en un camión de mudanzas, por lo que la recomendación es ser lo más cuidadoso posible”, dijo.

Uno de los consejos que ofrece el Ayuntamiento al respecto es cortar los colchones viejos con un cuchillo antes de depositarlos en la calle, y meterlos después en unas grandes bolsas de plástico que ofrece la ciudad de forma gratuita, evitando así que otras personas los cojan.

En cuanto a los camiones de mudanzas, Pierre St. Louis, un trabajador de Control de Plagas de Montreal, aconseja pasar la aspiradora por el suelo del camión antes de utilizarlo.

La Asociación de Propietarios de Quebec indicó, por su parte, que “podemos limpiar los apartamentos y hacer todo lo posible para evitar la propagación de las chinches, pero el problema volverá una y otra vez si los inquilinos no colaboran”.

El pasado mes de febrero, los funcionarios de diversas agencias del gobierno de Estados Unidos, académicos y representantes de distintas industrias celebraron la llamada “cumbre de las chinches”, durante la cual discutieron sobre cómo combatir a estos insectos. La plaga en el país vecino ha sido más grave aún que en Canadá (donde alcanzó su peor momento el año pasado), afectando a grandes ciudades como Nueva York.

Las chinches, que fueron pestes hogareñas durante siglos, fueron casi erradicadas en las décadas de 1940 y 1950, especialmente por el uso de insecticidas, sobre todo el DDT; pero, tras la prohibición de este producto en la década de los 70 del pasado siglo, estos insectos se han multiplicado y han desarrollado resistencia a otros productos.

Los expertos atribuyen la proliferación de chinches al incremento de los viajes, tanto dentro del país como internacionales, a la falta de conocimiento sobre la prevención de estos animales, y a su creciente resistencia a los pesticidas.