La Armada y la Fuerza Aérea vuelven a ser “reales”

Canadá Aug 16, 2011 at 7:19 pm

El término “Real” fue retirado de los nombres de las fuerzas naval y aérea en el año 1968

El Popular. Ottawa.- El ministro de Defensa, Peter MacKay, indicó este martes que su gobierno ha “corregido un error histórico” al restituir el término “Real” en la denominación oficial de las Fuerzas Aéreas y de la Armada canadienses, que a partir de ahora volverán a llamarse, respectivamente, Royal Canadian Navy (Real Armada de Canadá) y Royal Canadian Air Force (Reales Fuerzas Aéreas de Canadá), nombres que no habían sido utilizados desde hace más de cuarenta años. El ministro añadió que la iniciativa supondrá, además, “un coste mínimo”.

El anuncio del cambio de denominación fue realizado por MacKay durante un acto celebrado en Halifax. Hasta ahora, estas dos fuerzas militares se denominaban Mando Marítimo (Maritime Command) y Mando Aéreo (Air Command). En cuanto a las fuerzas terrestres, denominadas oficialmente hasta ahora Mando de la Fuerza Terrestre (Land Force Command), pasarán a llamarse Ejército Canadiense (Canadian Army).

El término “Real” fue retirado de los nombres de las fuerzas naval y aérea en el año 1968, cuando todas las ramas militares cambiaron su denominación y se integraron bajo un mando central denominado Fuerzas Armadas de Canadá.

MacKay señaló que “el gobierno conservador entendía que se había perdido un elemento importante del patrimonio canadiense cuando estos tres servicios militares fueron obligados a renunciar a sus títulos históricos”. “Hoy tengo el honor de anunciar la restitución de estos nombres”, añadió. El anuncio fue recibido con aplausos por veteranos, militares y otros invitados presentes en el acto.

El ministro aseguró que la decisión del Gobierno está en consonancia con la realidad de otros países de la Commonwealth, que también utilizan el término “Real” para designar a sus fuerzas armadas, y agregó que la iniciativa “ayudará a conectar a los miembros actuales de las Fuerzas Armadas con una historia de la que pueden sentirse orgullosos”.

“Hace mucho tiempo que este cambio era necesario”, dijo MacKay: “Es importante corregir los errores históricos cuando existe la posibilidad de hacerlo”.

Tal y como remarcó MacKay en su discurso, el Gobierno realizó este anuncio exactamente cien años después de la fundación de la Real Armada Canadiense, el 16 de agosto de 1911, bajo el reinado de Jorge V.

El ministro dio las gracias a los grupos de veteranos que han encabezado la campaña para restablecer las antiguas denominaciones, así como a la, según dijo, “oleada de canadienses” que han apoyado esta iniciativa.

Jerry Sigrist, secretario ejecutivo de la Real Asociación de la Armada Canadiense, indicó que la Marina “volvía a tener su nombre correcto”. “Los veteranos canadienses de la Armada llevaban muchos años esperando esto”, manifestó.

La Asociación de Oficiales de la Marina de Canadá también emitió una declaración diciendo que había habido “debate” sobre el anuncio, y que la decisión firme del Gobierno había recibido “una cálida bienvenida.”

La cadena pública CBC se puso contacto con el Palacio de Buckingham, en Londres, desde donde se informó de que la Reina era consciente del cambio de nombre.

Con respecto al coste económico que conllevará la nueva denominación, MacKay dijo que los cambios tendrán un “impacto cero” sobre las capacidades operativas y “repercusiones mínimas en los costos”. El ministro explicó que el cambio se aplicará gradualmente, y añadió que el coste económico no podía calcularse exactamente todavía, ya que habrá que añadir la palabra “Real” en uniformes, equipo, papelería, banderas y otros elementos.

Canadá, miembro de la Commonwealth, mantiene un vínculo formal con la monarquía británica. La reina Isabel II es la jefa de Estado y ostenta el título de comandante de las Fuerzas Armadas, aunque no detenta ningún poder real.