Robles pierde el oro por decreto, Jeter reina en el 100

Deportes Aug 29, 2011 at 11:00 pm

El cubano Dayron Robles golpea con la mano al chino Liu Xiang en el momento de saltar la última valla de la prueba masculina de los 110 metros vallas

La estadounidense Carmelita Jeter celebra su victoria en la final de los 100 m femeninos. Foto: Kerim Okten / Efe

José Antonio Diego / Daegu (Corea del Sur).- Dayron Robles, campeón olímpico, creía haber conseguido su primer título mundial de 110 metros vallas pero el Jurado de Apelación atendió la reclamación china en favor de Liu Xiang, que se consideró obstruido por el cubano en la última fase de la carrera, y el oro pasó al cuello del estadounidense Jason Richardson, que había terminado segundo.

Al día siguiente de la descalificación de Usain Bolt por salida falsa en la final de 100 metros, otro campeón olímpico, Robles, ha corrido la misma suerte, esta vez por perjudicar a un adversario, de acuerdo con el artículo 163.2 del reglamento de competición.

Era la final con más nivel de los campeonatos del mundo, con los tres mejores de todos los tiempos en la contienda, en una jornada que devolvió a Estados el cetro femenino de 100 metros gracias a Carmelita Jeter.

Dos años después de quedar fuera de la final en Berlín, Robles paró el crono en 13.14, con viento contrario de 1,1 metros, batiendo por dos centésimas a Richardson, la sorpresa de la final, y por trece al chino Liu Xiang, su predecesor como campeón olímpico y plusmarquista mundial.

Xiang había recuperado el terreno perdido respecto a Robles y a la altura del décimo y último obstáculo parecía haber tomado la cabeza, pero súbitamente perdió su ritmo. La delegación china sostiene que fue por culpa de una maniobra ilegal de Robles y el Jurado le ha dado la razón.

Ni siquiera así el estadounidense David Oliver, tercero en el ránking de todos los tiempos y primero de la temporada, llegó al podio. Sólo pasó del quinto al cuarto puesto con 13.4.

La final de 110 metros vallas reunía el nivel más alto de las 47 que ofrece el programa de los Mundiales porque ninguna otra congregaba, como esta, a los tres más rápidos de todos los tiempos: Robles, plusmarquista mundial con 12.87; Xiang, segundo con 12.88, y David Oliver, tercero con 12.89.

Los gigantes de las vallas altas, que también encabezan el ránking mundial del año, aunque en orden inverso, no habían coincidido nunca en una final de grandes campeonatos. En Osaka 2007 venció Xiang, Robles fue cuarto y Oliver no alcanzó la final.

En la última final de la jornada en la pista, Carmelita Jeter devolvió el título de 100 metros a Estados Unidos después de dos Mundiales de triunfos jamaicanos batiendo por siete centésimas, con un tiempo de 10.90, a Veronica Campbell, campeona en 2007.

La carrera quedó sentenciada prácticamente en la salida. Jeter se puso en acción en 167 milésimas y Campbell tardó 234, en una partida más propia de un 400.

Jeter, campeona estadounidense los tres últimos años y medallista de bronce en los dos últimos Mundiales, es la segunda atleta más rápida de la historia (10.64), sólo por detrás de su compatriota Florence Griffith (10.49) y también la más veloz del año (10.70), por lo que partía como favorita.

La trinitense Kelly-Anne Baptiste, con 10.98, arrebató la medalla de bronce a la defensora del título, y campeona olímpica, la jamaicana Shelly-Ann Fraser.

Pawel Wojciechowski dio a Polonia, con sólo 22 años, su primera medalla mundial en pértiga al colgarse la de oro igualando la mejor marca mundial del año (5,90), y el cubano Lázaro Borges, con igual registro, relegó al tercer puesto al francés Renaud Lavillenie, el líder mundial del año.

El listón en 5,85 seleccionó a cinco para la lucha por el podio: Lavillenie, Wojciechowski y su compatriota Lukasz Michalski, el cubano Lázaro Borges y el alemán Malte Mohr, que se jugaron las medallas en 5,90.

Wojciechowski, que venía de saltar 5,91 metros en una plaza pública de Szczecin, superó los 5,90 a la segunda y Borges a la tercera, por lo que el oro se fue para Polonia, ya que ninguno de los dos pudo con los 5,95. A Lavillenie le quedó el consuelo de la medalla de bronce con 5,85.

La aventura coreana del sudafricano Oscar Pistorius, que ayer entró en la historia del atletismo al ser el primer discapacitado que compite en unos Mundiales absolutos, terminó hoy en las semifinales de 400 metros.

Pistorius necesitaba llegar en uno de los dos primeros puestos de su serie para acceder a la final o acreditar uno de los dos mejores tiempos entre los perdedores, pero su octavo y último puesto, con una marca de 46.19, le dejó fuera del torneo.