Si no tiene estatus en el país, no olvide protegerse con un seguro para emergencias médicas

Inmigración Inmigrando a Canadá Sep 21, 2011 at 7:10 am

Hace algún tiempo tuve unos clientes que llegaron a Canadá de visita con visa de turistas, y quienes tuvieron una muy mala experiencia dado que mientras estaban en el país el esposo tuvo un problema médico. La dolencia no fue diagnosticada de forma adecuada inmediatamente, y días después degeneró en un problema mayor que le complico la situación financiera a toda la familia.

Este señor fue al médico por un dolor de estomago, y quien lo atendió primeramente pensó que la molestia podía ser a causa de una ulcera, por lo que básicamente le recetó antiácidos y lo envió de regreso a casa.

Como el dolor le continuó en los días siguientes, el señor tuvo que regresar al médico para ver qué podían hacer por él, y en esta ocasión el diagnóstico que le hicieron fue que se podía tratar de una especie de ‘flu’ estomacal. Nuevamente le recetaron medicina y lo regresaron a casa.

Pero como pasó mas de una semana y el señor continuaba con el malestar, la familia lo llevó nuevamente a pasar consulta y esta vez lo que el médico le dijo fue que probablemente era un problema de hepatitis. Lo examinaron y lo enviaron a realizarse una serie de pruebas, hasta que lo que sucedió fue que al señor se le reventó el apéndice ya que lo que tenia en un principio era nada mas una simple apendicitis, la cual al final, después de aproximadamente tres semanas, se le convirtió en una peritonitis.

Lamentablemente mi cliente no tenía seguro de salud en ese momento, pero como estaba en peligro de muerte lo tuvieron que operar de emergencia. Estuvo en situación critica por más de tres semanas en el hospital, lo que implicó muchísimos gastos que al final totalizaron una factura de poco mas de 80 mil dólares entre operaciones, estadía en el hospital, etc.

Para poder operarlo, la cuñada del señor que estaba enfermo tuvo que firmar un documento en que se comprometía a pagar los costos del hospital, y debió poner como garantía de pago su casa para asegurase de que lo operaran, ya que las autoridades hospitalarias le pedían un depósito del 50 por ciento del costo estimado de la operación para poder operarlo, caso contrario no lo operarían.

Finalmente lo operaron y el señor quedó sin problemas de salud, sin embargo el costo financiero que dicha operación tuvo fue altísimo, una cantidad que probablemente para muchas familias seria sumamente difícil de poder pagar.

Traigo a cuenta esta historia a fin de que sirva como ilustración para todas aquellas personas que se encuentran en el país sin estatus, para aquellas personas que no son solicitantes de refugio, para aquellas personas que no están en el país con un permiso de trabajo, a fin de que tomen las precauciones debidas para evitar situaciones similares.

Los solicitantes de refugio tienen un seguro médico federal, y las personas que están con permiso de trabajo tienen derecho a tener OHIP, pero es muy importante que las personas que se encuentran en Canadá como turistas, que se encuentran estudiando (ya que estas tampoco tienen seguro de salud proporcionado por parte del gobierno), así como también las personas indocumentadas, traten de obtener algún tipo de seguro médico, dado que si tienen un accidente o si les descubren alguna enfermedad, podrían enfrentar serias dificultades financieras.

Para una persona que no está cubierta con el sistema de salud del gobierno, o que no cuenta con un seguro particular, parablemente no es mucho problema el ir al médico por un malestar común y pagar la consulta, pero debe tener en cuenta que si le tienen que hacer una operación o si tiene que ser hospitalizado, los costos podrían ser prohibitivos.

Y ciertamente esta es una eventualidad que puede suceder, ya que en las últimas semanas he conocido varios casos bastante similares al del señor de quien cuento el caso arriba. Y a la luz de estas nuevas situaciones, he hecho un poco de investigación para averiguar si existe algún tipo de seguro médico para las personas que se encuentran en el país de forma indocumentada, y lo que he encontrado es que efectivamente sí existen planes de seguro para emergencias que cubren precisamente este tipo de casos de emergencias médicas.

Estos seguros no funcionan si la persona únicamente lo que quiere es ir al médico por ejemplo para hacerse un chequeo anual, pero sí lo cubre si necesita ser hospitalizado, si necesita ambulancia, si se necesita que ocupe equipos médicos, medicinas prescritas, transportes y todo lo que esté relacionado con casos de emergencia.

Ese tipo de seguros opera para los indocumentados como si ellos estuvieran en Canadá como turistas, como negociantes o con una visa de visitantes. Se pueden tomar de manera anual, mensual, bimensual, o como el interesado lo desee o le sea más conveniente.

Obviamente será el agente de seguros, cualquiera que sea, la persona mas indicad para poderle explicar en cada caso en particular cuál es la póliza que mas le conviene, ya que aparentemente en el mercado hay distintos tipos de seguros, los cuales podrían llegar a cubrir hasta cien mil dólares en gastos para el tratamiento de la persona.

También dependerá de cada persona qué tipo de seguro es el que más le interese, pero definitivamente es sumamente importante prevenir y no tener que encontrase en una situación en la cual haya una emergencia y la persona se vea obligada a una hospitalización, y que no pueda obtener el tratamiento médico necesario porque no lo puede costear. Y obviamente en muchos de estos casos es la vida de la persona la que puede estar en juego.

vilma@filici.com