Zapatero: “Será una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria”

Mundo Oct 20, 2011 at 3:06 pm

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, comparece tras la renuncia de ETA a la violencia. Foto: Efe

Efe. Madrid.- El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que el anuncio de ETA del cese definitivo de su actividad armada es “la victoria de la democracia, la ley y la razón”.

En una comparecencia televisada, Zapatero afirmó en su primera valoración del anuncio de la organización terrorista, que éste es el resultado del “temple y de la firmeza” con la que se comportó la sociedad española en el medio siglo de actividad de ETA y el triunfo “del estado de derecho como único modelo de convivencia”.

El jefe del Ejecutivo expresó su reconocimiento a la labor desempeñada contra la organización terrorista por los anteriores gobiernos democráticos españoles y en especial citó a los ministros de Interior de su etapa como presidente.

También rindió tributo a la actuación y sacrificio de las fuerzas de seguridad del estado, “cuya generosa labor les ha costado tantas veces su vida”.

Expresó asimismo el agradecimiento a Francia por su colaboración frente a ETA, por lo que dijo “le debemos perpetúa gratitud” y citó en concreto al presidente francés, Nicolas Sarkozy, de cuya colaboración dijo que “fue determinante”.

El jefe del Ejecutivo español tuvo palabras también de reconocimiento para las víctimas de ETA, cuya memoria -afirmó- “nos acompañará siempre”.

“La nuestra será una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria”, afirmó Zapatero en alusión a las más de 800 víctimas mortales de ETA.

La organización terrorista anunció hoy que “ha decidido el cese definitivo de su actividad armada”, según un comunicado difundido en la edición digital del diario vasco Gara.

En una declaración, que la organización califica de “histórica”, ETA expresa su “compromiso claro, firme y definitivo” de “superar la confrontación armada” y hace “un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo” destinado a solucionar “las consecuencias del conflicto”.