El padre de los Shafia: “Alguien pudo haberlas drogado”

Canadá El caso de los Shafia Nov 24, 2011 at 8:35 pm

Mohammad Shafia; su mujer, Tooba Mohammad Yahya, y el hijo de ambos, Hamed Mohammed Shafia, escoltados por la Policía a su llegada este jueves al tribunal del condado de Frontenac, en Kingston, donde se está celebrabdo el juicio. Foto: CBC

El Popular. Toronto.- Un día después de que apareciesen los cadáveres de sus tres hijas y de su segunda mujer en un canal de Kingston, Mohammad Shafia fue interrogado por la Policía, a la que declaró que se preguntaba si no era posible que alguien hubiese drogado a las víctimas antes de que falleciesen: “Si alguien las drogó, o las estranguló, quiero saberlo”, dijo.

La declaración fue registrada en un vídeo que pudo verse este jueves durante el juicio que se sigue en Kingston contra el propio Mohammad Shafia, de 58 años; su esposa Tooba Mohammad Yahya, de 41, y el hijo de ambos, Hamed Mohammad Shafia, de 20.

Los tres se enfrentan a cuatro cargos de asesinato premeditado. Están acusados de haber dado muerte a tres hermanas adolescentes, hijas de Mohammad Shafia y Tooba Mohammad Yahya (Zainab, de 19 años; Sahar, de 17, y Geeta, de 13), y a la otra esposa de Mohammad Shafia (se trataba de un matrimonio polígamo), Rona Amir Mohammad, de 50 años de edad.

Los cuerpos de las cuatro mujeres fueron hallados en un auto sumergido que fue encontrado en junio de 2009 en una esclusa del Canal Rideau, en Kingston. La Policía no descartó la posibilidad de que se trate de un crimen de honor. La hija mayor de la familia habría tenido una relación con un joven paquistaní, contraviniendo los deseos de sus padres, de origen afgano, quienes, según la Fiscalía, desaprobaban el comportamiento de las adolescentes y que estas tuvieran novios.

Los acusados se han declarado inocentes y alegan que se trató de un accidente. La acusación mantiene que el accidente se simuló para encubrir los cuatro asesinatos. El juicio comenzó a mediados de octubre.

“Hasta que me lo dijo la Policía nunca me habría imaginado esto. Creía que iban de camino a Montreal”, dice Shafia en el interrogatorio.

La Fiscalía señaló a la corte que las autopsias no revelaron signos de drogas en los cuerpos de las víctimas. Las autopsias se llevaron a cabo por lo menos 12 horas después de los ahogamientos.

El juicio alcanzó uno de sus momentos más dramáticos hasta ahora el miércoles, cuando testigos declararon que dos de las hijas adolescentes del matrimonio Shafia habían contado a los profesores de su escuela y asistentes sociales juveniles, meses antes de morir, que eran maltratadas física y psicológicamente en casa por su padre y su hermano mayor, y que una de ellas, Sahar, la hija mediana, consideró el suicidio.

Ver también: