Despiden a los 7 brigadistas muertos en el incendio de Chile

Latinoamérica Jan 8, 2012 at 9:06 pm

Familiares y amigos del brigadista Juan Carlos Cordero acompañan su cortejo fúnebre en Traiguén (Chile). Foto: Ariel Marinkovic / Efe

Efe. Santiago de Chile.- Familiares, vecinos y autoridades despidieron este domingo los restos de los siete brigadistas fallecidos en un incendio el pasado jueves en la región chilena de la Araucanía, donde se decretó un día de duelo oficial por estas muertes.

Los brigadistas, de entre 18 y 34 años, fallecieron al verse rodeados por el fuego mientras combatían un incendio en un terreno propiedad de la empresa forestal Mininco, en la comuna (distrito) de Carahue, a unos 730 kilómetros al sur de Santiago.

Tras ser velados ayer por familiares y vecinos, este domingo se celebraron en Capitán Pastene, en la comuna de Lumaco, los funerales de Cristián Freire, de 19 años, y de Marcelo de la Vega, de 34 años, líder de la brigada y con experiencia en el combate de incendios en Portugal.

A la ceremonia asistió, en representación del Gobierno, el intendente de la Araucanía, Andrés Molina.

En tanto, en la localidad de Purén se despidieron los restos de Ítalo Vidal Valdebenito, de 24 años; de Diego Mella Rosales, de 19 años, y de Carlos Punto, de 18 años, que era el más joven del grupo, mientras que el funeral de Juan Carlos Cordero, de 25 años, tuvo lugar en Traiguén.

Además, en la región del Biobío, en la comuna de Cañete, se celebró el entierro de Rodrigo Cifuentes, de 31 años.

En este incendio resultaron heridos otros dos brigadistas, que evolucionan favorablemente en un hospital de Santiago.

Allí los visitó en la tarde de este domingo el presidente Sebastián Piñera, quien reiteró que el Gobierno “tiene antecedentes, información y evidencia que apunta a que muchos de estos incendios fueron intencionales, particularmente en la región de la Araucanía y del Biobío”.

En declaraciones a los periodistas, Piñera defendió también la aplicación de la Ley Antiterrorista contra quienes resulten responsables de estos hechos, una decisión criticada por la oposición, por defensores de derechos humanos y por comunidades indígenas.

El Gobierno ha sugerido que detrás de estos incendios está la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), una organización radical mapuche, etnia que se concentra en la Araucanía y que pide la restitución de tierras que están ahora en manos de empresas agrícolas y forestales.

Hoy, grupos de encapuchados quemaron hoy varias instalaciones de una parcela rural y atacaron a la Policía en esa región, mientras otra vivienda de la hermana de un líder mapuche también fue destruida por el fuego y Carabineros (Policía militarizada) realizó allanamientos que dejaron dos heridos de bala, según denunciaron los indígenas.

En tanto, el presidente del Senado, el opositor Guido Girardi, anunció que acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para entregar información sobre la aplicación de esta ley contra los mapuches y criticó que se les responsabilice de los incendios antes de que la Justicia se pronuncie al respecto.