Newt Gingrich gana en el sur y da un vuelco a las primarias

Mundo Jan 21, 2012 at 11:55 pm

El precandidato republicano a la presidencia de EE UU Newt Gingrich saluda a sus seguidores en Columbia, Carolina del Sur. Foto: Erik S. Lesser / Efe

Efe. Washington.- El veterano Newt Gingrich, ideólogo de la revolución conservadora en los años 90, logró este sábado una rotunda victoria en Carolina del Sur que anuncia una larga lucha todavía para la designación del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

Gingrich ha sido capaz de remontar en muy pocos días la ventaja de más de diez puntos que le sacaba en las encuestas el moderado Romney, considerado hasta ahora el favorito en la carrera para la nominación.

Por primera vez, ha habido un ganador diferente en cada uno de los tres estados que han abierto la campaña de primarias en Estados Unidos.

En el caucus de Iowa, celebrado el 3 de enero, ganó Rick Santorum; en las primarias de Nuevo Hampshire, una semana después, Romney; y en estas de Carolina del Sur Gingrich se ha alzado con la victoria.

Con el 91% de las circunscripciones escrutadas, el expresidente de la Cámara de Representantes obtenía esta noche el 40% de los sufragios; Romney, el 27%; Santorum, el 17%; y el ultraliberal Ron Paul, el 13%.

Las polémicas declaraciones de su segunda mujer, Marianne, en las que aseguraba que su marido le había propuesto un “matrimonio abierto” cuando descubrió su “affaire” con Callista, su amante entonces y actual esposa, no le han perjudicado en las urnas.

Carolina del Sur es un estado tradicionalmente muy conservador, pero en esta ocasión los electores han orientado su voto, según las encuestas a pie de urna, no tanto por cuestiones morales o religiosas como por la mala situación económica y el deseo de elegir a quien mejor pueda derrotar al demócrata Barack Obama en los comicios de noviembre.

Un tercio de los votantes reconocía hoy que alguien en su hogar ha perdido el trabajo o había sido despedido en los últimos tres años.

El estado de Carolina del Sur es una auténtica fortaleza republicana: su gobernadora, Nikki Haley, pertenece a este partido, lo mismo que los dos senadores y 5 de los 6 representantes elegidos para el Congreso federal.

El estado ha votado por los republicanos en 11 de las 12 últimas elecciones presidenciales.

Pese a su agitada vida privada, los votantes de Carolina del Sur han recompensado la elocuencia de Gingrich durante los últimos debates televisados y sus indudables credenciales conservadoras.

Newt Gingrich marcó el ideario del partido en los años 90 con su “Contrato con América”, que permitió a los republicanos recuperar el control del Congreso.

En su comparecencia ante los votantes, Gingrich se declaró “particularmente feliz de estar acompañado de su familia y su equipo” en esta noche de victoria y bromeó a propósito de la “desinformación” y el acoso de lo que él llama los medios de comunicación “liberales”.

Por su parte, los tres perdedores hablaron sucesivamente ante sus seguidores para agradecerles el apoyo y anunciarles que seguirán en la carrera.

Romney pidió el apoyo de los votantes para continuar “la larga lucha” que se anuncia.

“Esta contienda se está volviendo más interesante… ya llevamos tres en una larga temporada de primarias. Esta es una dura lucha porque hay mucho por lo qué luchar”, dijo Romney en un breve discurso, después de felicitar a Gingrich.

“Aún tenemos un largo camino que recorrer y mucho trabajo por hacer, y mañana nos vamos a trasladar a Florida”, agregó Romney, interrumpido varias veces por sus partidarios con consignas como “Necesitamos a Mitt!”.

La elección del candidato de cada partido a la presidencia de Estados Unidos se lleva a cabo de manera indirecta: los ciudadanos de cada estado eligen en realidad un número determinado de delegados a la convención nacional que será la que elegirá finalmente al candidato.

Para obtener la nominación republicana el candidato tiene que reunir al menos 1.144 delegados.

Carolina del Sur enviará en esta ocasión 25 delegados a la convención nacional republicana que se celebrará en Tampa (Florida) del 27 al 30 de agosto.

Tras los caucus de Iowa y las primarias de Nuevo Hampshire, el reparto de delegados quedó de la siguiente manera: Mitt Romney, 31; Jon Paul, 10; Rick Santorum, 8; y Newt Gingrich, 3.

Desde 1980, el aspirante que gana las primarias republicanas en Carolina del Sur termina siendo el candidato del partido a la elección presidencial.