El mexicano que golpeó a una canadiense seguirá detenido

Canadá Jan 31, 2012 at 12:09 am

José Ramón Acosta Quintero, alias el Rayo, se presentó ante la prensa en Mazatán, México, el sábado 28 de enero de 2012. Foto: Christian Davis / AP

El Popular. Redacción.- El mexicano que confesó haber golpeado brutalmente a la turista canadiense Sheila Nabb en un hotel de lujo se le ha negado la libertad bajo fianza y se enfrenta a 14 años de cárcel por intento de asesinato.

José Ramón Acosta Quintero, de 28 años, se enfrenta a hasta 14 años en prisión si es declarado culpable de dejar a Nabb dentro de un ascensor en un hotel de México con prácticamente todos los huesos del rostro rotos a causa de los golpes brutales que le propició el acusado.

Según la prensa mexicana, Quintero apareció en la corte y fue formalmente acusado de intento de asesinato. Los fiscales tienen de margen hasta tres meses para reunir pruebas adicionales.

Quintero, también conocido con el sobrenombre de ‘el Rayo’, dijo en español e inglés durante una declaración pública que estaba borracho y bajo los efectos del consumo de cocaína cuando se encontró a Nabb en el ascensor de un hotel de lujo en Mazatlán, México.

El acusado afirmó que la mujer estaba desnuda cuando empezó a hablar con ella en el ascensor, pero que entró en pánico cuando Nabb empezó a gritar “No me deja salir” cuando las puerta se reabrieron. Quintero dijo a los periodistas este sábado que había bloqueado con la mano la salida del ascensor para que ella no pudiera irse porque quería sigue hablando con la mujer.

Quintero fue detenido este viernes cerca de su casa y se encuentra bajo supervisión las 24 horas del día, de acuerdo con las autoridades locales del estado de Sinaloa.

El fiscal estatal Marco Antonio Higuera Gómez declaró este viernes que el arresto se produjo después de que la policía identificara al sospechoso a través de una huella dactilar encontrada en la sangre que había en el ascensor. Los investigadores hallaron ropa y unas sandalias manchadas de sangre en la casa del acusado, según afirmó un portavoz de la oficia del fiscal general.

Quintero reconoció que era el hombre que se observa en el video de vigilancia saliendo del ascensor después del ataque, pero impugnó las acusaciones del fiscal general de que en las imágenes se ve cómo da patadas a la mujer de Calgary.

“He visto el vídeo y se demuestra que puse el pie de nuevo en el ascensor, pero no fue una patada”, dijo el acusado a los periodistas. “Creo que solo aparté la mano de ella hacia atrás para que las puertas se cerrasen y yo me pudiera ir”.

Sheila Nabb ,una gerente de oficina de 37 años, se encontraba de vacaciones con su marido, Andrew Nabb, en el hotel de cinco estrellas Riu Emerald Bay en Mazatlán, México, cuando alguien la golpeó brutalmente en el rostro dentro de un ascensor del hotel.

Tras hacerse pública la agresión a Nabb, una mujer de Saskatoon afirmó que fue acosada sexualmente por un empleado del hotel donde se hospedaba durante sus vacaciones en México.

Tanis Macala dijo que estaba asistiendo a la boda de una amiga en el Grand Sirenis Riviera Maya Hotel & Spa del 20 al 27 de enero cuando, en su segunda noche, un miembro del personal entró en su habitación y se aprovechó de ella.

“Él comenzó a intentar quitarme la ropa y luego me empezó a tocar en lugares donde no debía”, declaró Macala a CBC, quién continuó: “Él me preguntaba: ¿Qué te parece esto? ¿Te gusta? Deja que te toque”.

El mismo empleado también acosó supuestamente a la mujer que se iba a casar, según afirmó Macala en la entrada que escribió este sábado en su blog, en la que asegura que los gerentes del hotel no tomaron en serio sus quejas.