Emotivo acto religioso por el accidente de los inmigrantes, al que no asistieron las familias

Vista del altar de la iglesia católica St. Joseph, en la localidad de Stratford (Ontario), antes del inicio de una ceremonia para honrar a las víctimas del accidente de tráfico que el pasado 6 de febrero cobró la vida de 11 personas (nueve peruanos, un nicaragüense y un canadiense) en una carretera rural a unos 140 kilómetros al oeste de Toronto. Los nombres de los 11 fallecidos, así como de los tres heridos de gravedad (todos peruanos) fueron colocados junto al altar. Foto: Julio César Rivas / Efe

Familiares y amigos de Christopher Fulton, el único canadiense muerto en el trágico accidente, asisten a laceremonia religiosa en la iglesia católica St. Joseph, en Stratford (Ontario). Foto: Julio César Rivas / Efe

El Popular / Efe. Toronto.- Cerca de 300 personas se congregaron este viernes por la noche en una iglesia de Stratford, Ontario, para compartir un acto no confesional de oración en apoyo de las víctimas del trágico accidente de tráfico del pasado lunes, en el que murieron once personas y otras tres resultaron heridas.

Los asistentes tuvieron también un recuerdo para el personal de la policía, emergencias y bomberos que acudió al lugar del siniestro para asistir a las víctimas.

El servicio, organizado por la diócesis de London, se celebró en la iglesia católica de St. Joseph (San José), cuyo altar, en el que se mostraron los nombres de los fallecidos y heridos en el accidente, estaba adornado con flores.

“Queremos ofrecer todo nuestro apoyo a las personas que han sufrido una pérdida tan profunda”, dijo el obispo.

A la homilía, sin embargo, no asistieron los familiares y amigos de los trabajadores latinoamericanos muertos o heridos en el accidente.

Vista de algunos bancos vacíos reservados para los amigos y familiares de las víctimas e nla iglesia de St. Joseph. Foto: Julio César Rivas / Efe

Las tres filas de bancos reservados para las familias y amigos de los trabajadores latinoamericanos permanecieron vacíos durante la ceremonia a la que si asistieron los allegados de Christopher Fulton, el único canadiense muerto en el trágico accidente.

Nataniael Ruis, un profesor y capellán de origen colombiano y que participó en la ceremonia religiosa en representación de la comunidad latinoamericana, declaró a Efe que la ausencia de los familiares y amigos de las víctimas puede ser fruto del temor que existe a “represalias” por parte de empresarios y autoridades.

“Los miles que emigran cada estación y ahora durante todo el año, algunas veces tienen mucho miedo de las represalias que los patrones vayan a tomar o que ellos pueden perder el trabajo porque no tienen ningún sentido de seguridad, los pueden deportar sin ningún aviso, simplemente los empacan y los mandan” dijo Ruis.

Ruis también dijo que el trágico accidente en el que murieron los trabajadores latinoamericanos está ayudando a concienciar a los canadienses de la presencia de miles de latinoamericanos que trabajan en el sector agrícola del país como jornaleros temporales.

El servicio, no confesional, se celebró en la iglesia católica de St. Joseph, en Stratford, Ontario. Foto: Steven D'Souza / CBC

“Lo más importante es que la gente común se ha dado cuenta de la realidad, de la situación social. La comunidad latina está ahora presente en la conciencia canadiense debido a ese accidente” dijo Ruis.

Durante la homilía,  el obispo de London también se refirió a la situación de los trabajadores agrícolas extranjeros en el país.

“Muchos se preguntan si aquí en Canadá, tenemos que plantearnos seriamente las condiciones de los trabajadores emigrantes que aceptamos en nuestro país” dijo el obispo Fabbro.

Canadienses firman en el libro de condolencias tras la ceremonia religiosa celebrada en la iglesia católica St. Joseph, en Stratford. Foto: Julio César Rivas / Efe

Más de 30.000 dólares recaudados

Durante la ceremonia se realizó una colecta en apoyo de los familiares de las víctimas. Todo el dinero recaudado se sumará a los más 30.000 dólares que, gracias a la generosidad de multitud de personas, han conseguido recoger ya la Unión de Trabajadores Agrícolas y Comerciales de Canadá y la Alianza de Trabajadores Agrícolas.

La Comisión de Seguridad Profesional y Seguro de Accidentes de Trabajo de Ontario (WSIB por sus siglas en inglés) indicó este jueves que cubrirá los gastos del funeral y el entierro de los trabajadores muertos en el accidente, “incluida la repatriación a su país de origen así como apoyo financiero y terapia psicológica”, a sus familiares.

En el accidente, ocurrido el lunes en una carretera rural de Hampstead, cerca de Stratford, unos 140 kilómetros al oeste de Toronto, cuando una furgoneta cargada con 13 trabajadores agrícolas chocó contra un camión, murieron 11 personas y otras tres resultaron heridas.

Este jueves, las autoridades peruanas rebajaron a 9 el número de peruanos muertos en el accidente tras conocerse que uno de los fallecidos, Juan Castillo, era originario de la localidad nicaragüense de Malpaisillo.

» ESPECIAL: Accidente de los inmigrantes peruanos