Envían al fin las primeras casas a la reserva de Attawapiskat

Canadá Feb 10, 2012 at 11:10 pm

Una de las primeras viviendas prefabricadas con destino a Attawapiskat, en Moosonee, Ontario, a unos 300 kilómetros de la reserva. Foto: CTVNews.

El Popular. Toronto.- Meses después de que la reserva aborigen de Attawapiskat se declarase en situación de emergencia por una alarmante falta de viviendas y otras infraestructuras, las primeras casas prefabricadas han sido enviadas finalmente a esta remota comunidad del norte de Ontario.

Según informó la cadena CTVNews, la llegada de las dos primeras viviendas está prevista para este sábado.

Pese a las extremadamente bajas temperaturas, las condiciones meteorológicas permitieron a las autoridades abrir el pasado lunes la única carretera de acceso a la reserva. El problema es que la carretera solo podrá permanecer abierta durante unas semanas, y hay cerca de medio centenar de personas esperando viviendas.

El Gobierno federal aprobó el pasado mes de diciembre el envío de un total de 22 viviendas modulares, con un coste de 2,4 millones de dólares.

De momento, las soluciones a largo plazo para esta Primera Nación siguen atrancadas en la disputa que mantienen los representantes de la reserva (encabezados por su jefa, Theresa Spence) y el Gobierno federal, centrada principalmente en la imposición por parte de Ottawa de un administrador financiero para la comunidad, que rechaza la comunidad aborigen.

La grave situación de Attawapiskat, con centenares de personas viviendo en tiendas de campaña y remolques, sin calefacción, agua corriente u otras infraestructuras básicas,  desató hace unos meses un intenso debate sobre la situación de las comunidades aborígenes, no solo en Ontario, sino también en el resto de Canadá.

La oposición criticó a Ottawa y al primer ministro, Stephen Harper, por sugerir que los problemas de la reserva obedecen a una mala gestión del dinero que el Gobierno le ha concedido a lo largo de los últimos años. Según Harper, el Gobierno federal ha destinado unos 90 millones de dólares a la comunidad de Attawapiskat.

“El Gobierno no solo está gastando millones de dólares en esta comunidad en particular, sino que, además, está destinando dinero adicional para necesidades concretas de emergencia, que son fruto de una mala gestión”, dijo Harper.

En diciembre del año pasado, el relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas expresó su “profunda preocupación” por las condiciones en que se encuentra Attawapiskat. James Anaya, quien reporta a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, dijo en un comunicado que había contactado con el Gobierno de Canadá para recabar información sobre “el estado calamitoso social y económico” de la Primera Nación.

La polémica arreció cuando se conoció que el Gobierno federal obligaba a la primera nación indígena a pagar 1.300 dólares al día al consultor privado designado por Ottawa para controlar y ejecutar sus finanzas.