Cuando Nueva York se escribe con “Ñ”

Revista Feb 19, 2012 at 10:56 pm

"Welcome to My Hood", de Sol Aramendi, una de las imágenes de la exposición "Ñew York". Foto: Art Museum of the Americas

Raquel Godos. Washington.- La letra “Ñ” aglutina a los artistas iberoamericanos que en la exposición “Ñew York” han evocado algunas de las miles de sensaciones y experiencias multiculturales que emanan de las calles de la Gran Manzana.

La exposición, que puede visitarse en Washington hasta el 20 de mayo en el Museo de Arte de las Américas, perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA), recoge la obra de casi una veintena de artistas iberoamericanos que desde hace años desarrollan su trabajo en Nueva York.

Los conceptos que se reflejan son la movilidad, el intercambio cultural y la inmigración, temas que los autores plasman a través de sus vivencias personales y de las dificultades que ellos mismos han tenido para adaptarse a la ciudad, explicó a Efe Eva Mendoza, comisaria de la muestra.

“En la exposición hay diferentes puntos de unión, hay obras que hablan de arquitectura, en concreto de Manhattan, que es como una retícula y sobre su verticalidad”, según Mendoza.

En otras salas se aprecian más otros conceptos, como el idioma, ya que el español es el idioma común, de ahí el título de la exposición, porque esa lengua es “un elemento unificador”, añadió.

A través de una selección de construcciones escultóricas, fotografías, composiciones de audio o grabados, “Ñew York” pretende trasladar al público las distintas caras de la ciudad desde el punto de vista de un artista latino.

“Siempre está el elemento de quién tú eres, como por ejemplo en la obra de Lluis Lleó. Él hace una obra de su vida personal cuando empieza en Nueva York con un calendario que aún sigue abierto. Y lo hace en frescos porque su familia lo hacía así en Cataluña”, apunta a Efe otra de las comisarias de la exposición, Jodie Dinapoli.

El artista español Antón Cabaleiro decidió crear pequeños ensayos audiovisuales bajo el título “Empire State Essays” que pusieran a dialogar a los dos tipos de Nueva York que él concibe, el “enlatado que viene dado por lo que vemos en los medios, en el cine o a través de la música”, y el “real”, el sucio, el de la inmigración y el trabajo.

“Son unos ensayos sobre la ciudad en los que se acogen dos “Nueva Yorks”, el idealizado, el que sale en los medios, en la música, en el cine; un Nueva York preconcebido, enlatado y resplandeciente. Y por otro lado el que yo veo, el del trabajo, de la gente esforzándose por aprender otra lengua en un país diferente”, cuenta Cabaleiro.

“¿Por qué conozco la letra de “Downtown” si yo vengo de Madrid? Eso forma parte de esa idea de idealizada de Nueva York que nos ha entrado por los sentidos”, insiste el artista.

La mexicana Dulce Pinzón está presente en la exposición con fotografías de inmigrantes mexicanos durante su trabajo diario, de los que resalta su fuerza para salir adelante.

Mientras, la argentina Sol Aramendi traslada momentos de su propia vida a un escenario neoyorquino o el también mexicano Manuel Molina reivindica “que en otra vida desearía volver a Nueva York como dentista” en vez de artista.

“Ñew York” también cuenta con piezas de Julieta Aranda (México), Ada Bobonis (Puerto Rico), Alberto Borea (Perú), Juanma Carrillo (España), Nicky Enright (Ecuador), Félix Fernández (España), Jessica Lagunas (Guatemala), Abigail Lazkoz (España), Esperanza Mayobre (Venezuela), Carlos Motta (Colombia), Iván Navarro (Chile), Fernando Renes (España), José Ruíz (Perú) y Manuela Viera-Gallo (Chile).