Gobierno chileno y vecinos, sin acercamientos visibles en conflicto de Aysé

Latinoamérica Mar 6, 2012 at 12:02 am

SANTIAGO DE CHILE (CHILE).- Alumnos del centro Arturo Alessandri Palma en Santiago de Chile ingresan al centro protegido por carabineros para evitar posibles incidentes ayer, lunes. Decenas de alumnos se mantuvieron a las afueras del liceo en apoyo a los 49 compañeros que fueron rechazados para este año escolar por haber participado en las protestas estudiantiles del año pasado.

Santiago de Chile.- El conflicto que desde hace tres semanas enfrenta al Gobierno chileno con diversas organizaciones ciudadanas de la austral región de Aysén se mantenía ayer sin acercamientos visibles entre las partes, aunque con ciertas señales de distensión en el ambiente.

Por primera vez desde que comenzó el conflicto el pasado 13 de febrero, en protesta por el aislamiento de esa región patagónica, a 1.600 kilómetros al sur de Santiago, algunos camiones cargados de mercaderías ingresaron a Coyhaique, la capital regional, para abastecer a supermercados y otros negocios.

Los camiones, que circularon bajo una estricta vigilancia policial, transportaron principalmente carne, lácteos, verduras y frutas, después que el gremio de los camioneros despejara parcialmente el bloqueo de los caminos que acceden a la ciudad.

Según trascendió, el despeje de las vías es el resultado de negociaciones a puerta cerrada entre los principales dirigentes de los pobladores y el subsecretario de la Presidencia, Claudio Alvarado, que ha permanecido en la zona en procura de una solución.

El ministro chileno de Energía, Rodrigo Álvarez, que no logró entablar unas negociaciones formales y regresó a Santiago el fin de semana debido a la negativa de los dirigentes a desbloquear totalmente las calles y caminos como exigía el Gobierno para negociar, insistió este lunes en esa demanda como requisito básico para el diálogo.

Álvarez consideró “muy justas” las peticiones de los ayseninos, pero reiteró que para dialogar y avanzar en las soluciones “debe cumplirse la condición básica del estado de derecho, como ya hemos planteado”, afirmó, al término de una reunión del comité político celebrado en La Moneda (sede de Gobierno).

Las demandas de los pobladores incluyen subsidios a los precios de los combustibles y la leña, principal medio de calefacción de la zona, y un salario mínimo mayor que el que rige a nivel general en el país, equivalente a unos 375 dólares.

El precio de la gasolina supera en Aysén el equivalente a dos dólares por litro y es el más alto del país, mientras los jóvenes que quieren estudiar una carrera deben emigrar pues en la zona no existen universidades o institutos profesionales.

En ese contexto, el ministro de la Presidencia, Cristián Larroulet, confirmó hoy que el Gobierno estudia la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado contra los responsables de las manifestaciones, debido al bloqueo de los caminos.

Los tiempos para que los caminos sean liberados “están cada día más estrechos”, advirtió Larroulet en declaraciones a Radio Agricultura, en línea con lo advertido anteriormente por el portavoz de La Moneda, Andrés Chadwick.

Tales advertencias fueron rechazadas por Iván Fuentes, portavoz del Movimiento Social por la región de Aysén, quien dijo que en ese caso la medida debería dirigirse “contra todos los habitantes de la región” (unos 105.000).

“La Patagonia entera ha estado movilizada”, dijo a Radio Cooperativa Fuentes, que subrayó que “al pueblo no se le reprime, al pueblo no se le amedrenta, hay formas de conversar”, acusando al Gobierno de “no valorar” los gestos realizados por el movimiento ciudadano de flexibilizar los bloqueos.

En la reunión de La Moneda participaron también dirigentes de los partidos oficialistas, que posteriormente anunciaron que el Gobierno prepara “un conjunto de 50 medidas para presentar al Movimiento Social por la Región de Aysén”.

“El Gobierno tiene propuestas contundentes, que van muy en la línea de las demandas de la gente de Aysén”, aseguró la senadora Lily Pérez, quien añadió que tales medidas podrían darse a conocer en cuestión de horas.

En tanto, un grupo de dirigentes de organizaciones sindicales, ambientalistas y estudiantiles convocaron a una movilización en Santiago, este miércoles, en solidaridad con las demandas de los ayseninos.

Los dirigentes hicieron el anuncio tras entregar en La Moneda una carta dirigida al presidente Sebastián Piñera, en la que 96 organizaciones se solidarizan con los habitantes de esa región y repudian la represión policial de las manifestaciones.

“Nos ponemos a total disposición de lo que decida la asamblea de Aysén para colaborar con ellos, ya sea en movilizaciones o en elaboración de propuestas”, dijo Gabriel Boric, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.