Sigue creciendo escándalo por las pasadas elecciones

Canadá Mar 6, 2012 at 11:10 pm

Canadienses se manifestaron frente al Parlamento Ottawa por los trucos sucios durante la campaña electoral del año pasado.

OTTAWA. - Ninguna explicación han encontrado los investigadores que adelantan el proceso legal por los escándalos que rodean las elecciones del año pasado sobre las llamadas telefónicas automáticas, ellos entrevistaron a los trabajadores en la campaña de los conservadores en Guelph, Ontario, tratando de establecer por qué los pagos efectuados por ellos a Edmonton voice-broadcasting,  no fueron declarados en los informes financieros presentados ante la Ley.

Ya han declarado tres trabajadores de la campaña de candidato del conservador Marty Burke, incluyendo el agente oficial encargado de velar porque el informe financiero de la campaña fuera correcto, pero aun no se aclara la situación de los costos de las llamadas automáticas de la campaña que  no aparecen en el informe de gastos como exige la ley.

Andrew Prescott, el subdirector de la campaña, dijo que está cooperando con la investigación y la entrega de las facturas que recibió de RackNine Inc., por una serie de llamadas telefónicas automáticas a la promoción de eventos de Burke durante la elección y agregó que él no tenía ningún papel sobre las elecciones falsas, ni sabía porque los votantes se dirigieron a los centros de votación equivocados.

El subdirector afirmó que había dado sus facturas a los jefes de campaña sobre las llamadas, pero no pudo explicar por qué en los gastos no aparecen. Él dijo que utilizó una cuenta para colocar las llamadas  que anunciaron los eventos de la campaña y luego presentó facturas de los costos de las misma a la campaña.”Se las di a la gerente de campaña”, dijo Prescott

El problema para la campaña conservadora es que no hay ningún registro de estos gastos.

Para completar el problema de malos manejos de la campaña del año pasado de los conservadores, Elecciones Canadá abrió otra investigación por los registros de pago mediante  PayPal o pago en línea, donde también se realizó una transferencia de dinero que no tienen sustentos.

Pese a las explicaciones aun no está claro por qué la campaña de Burke no informó de los costos, ni declaró mucho de los gastos de la campaña lo que viola la Ley de Elecciones.

Las campañas electorales deben presentar el gasto detallada que realizaron, que  incluyen recibos de todo, desde los gastos de publicidad locales, la gasolina y pizza para los trabajadores de la campaña, sin embargo muchos de estos recibos no llegaron al organismo que controla las elecciones, porque según el contador de la campaña de Burke, Abdul Qayum Ali, nunca las recibió. Las facturas de la campaña general, fueron dadas por el personal a Morgan y luego pasó a él, dijo Ali, quien, como agente oficial, fue el encargado de asegurar la exactitud del informe de gastos.

Ali dijo que fue contactado por Elecciones Canadá la semana pasada y le preguntó si había otras facturas que no habían presentado a la agencia.

Los investigadores han rastreado las llamadas telefónicas automáticas a los votantes fraudulentos que fueron desviando en Guelph y encontraron que se hicieron desde un celular desechable comprado bajo el seudónimo de “Pierre Poutine” .

RackNine ha dicho que no estaba al tanto que se utilizará ese teléfono para hacer ese tipo de llamadas, pese que existen grabaciones de las mismas. En una declaración jurada presentada por Elecciones Canadá se pudo establecer que 31 de estas llamadas fueron hechas por medio de RackNine desde cuatro teléfonos relacionados con la campaña de Burke.

Antes de que la historia de llamadas telefónicas automáticas saliera a la luz pública,  Prescott dijo que había pagado  facturas a RackNine por gastos de campaña.

También hay otros trabajadores de campaña que recibieron pagos y realizaron acuerdos que no fueron registrados por la campaña.