Canadá impondrá una “residencia condicional” a quienes lleguen al país a través de patrocinios por matrimonio

Canadá Columnistas Inmigrando a Canadá Mar 16, 2012 at 12:28 am

Por Vilma Filici

vilma@filici.com

Toronto. En la columna de la semana pasada hablamos acerca de algunos de los cambios al programa de patrocinio de esposos y esposas,  personas en unión libre y parejas conyugales (esposos) que iban a ser implementados en los próximos meses. Coincidentemente, el Ministro de Ciudadanía e Inmigración, Jason Kenney, dio mas información el pasado nueve de marzo en relación con otros cambios que se van a implementar para este programa.

Básicamente, el cambio principal para tratar de parar el fraude con los matrimonios va a ser la implementación de una residencia condicional para las personas que lleguen a Canadá por medio de un patrocinio de esposos o esposas. En este sentido, lo que va  a suceder es que las personas van a llegar a Canadá con una visa condicional, tendrán que vivir con la pareja durante dos años, y luego tendrán que demostrarle al Departamento de Inmigración que en realidad han vivido juntos en una relación conyugal.

Hasta ese momento es que se le quitará esta condición a su visa y el solicitante podrá permanecer en el país con su residencia permanente.

Vale explicar que durante esos dos años el residente condicional gozara de todos los derechos de un residente permanente. Podrá trabajar y estudiar; tendrá su Social Insurance Number y su seguro de salud y podrá viajar y regresar sin problemas.

En este nuevo proceso obviamente habrá excepciones, por ejemplo, si la pareja tiene hijos en común se le dará la residencia permanente de forma inmediata, así como también si la pareja ha vivido junta durante más de dos años antes de haber presentado la solicitud de residencia permanente y puede demostrarlo por medio de documentación. En este tipo de situaciones también no obtendrán una visa condicional si no que de una vez se les otorgará la residencia permanente.

Definitivamente estas son medidas que van a afectar el proceso de patrocinios de esposos y esposas, y en el proceso de debate de las mismas muchas personas que han comentado sobre estos cambios específicamente han presentado argumentos en términos de que esta medida podría tener resultados muy negativos para personas que se encuentran en una situación de abuso de parte del ciudadano canadiense o residente permanente que los está patrocinando.

Ante estas inquietudes legítimas de parte de diversos sectores del país, el gobierno ha escuchado estas preocupaciones y ha implementado también una política que establece que donde haya una persona que se encuentre en una situación de abuso, esta persona no va a tener que cumplir con este requisito de estar con la pareja durante dos años sino que se le va a otorgar la residencia permanente sin la necesidad de cumplir con ese requerimiento. La idea es justamente prevenir que las personas que se encuentran en una situación vulnerable con respecto a su patrocinador tengan que permanecer en situaciones abusivas.

Obviamente que en estos casos tendrá que haber evidencia del abuso que el residente permanente o el ciudadano canadiense esta infligiendo al  solicitante, y para establecer claramente esta situación, en este momento el Ministerio de Inmigración está trabajando con las personas y organizaciones que velan por este tipo de casos para determinar de qué manera, aparte de poderle dar la residencia permanente sin que cumplan con esos dos años de estar con su pareja, se les puede ayudar a estas víctimas de abuso.

Al hablar de estas medidas, el Ministro también anunció que si se encuentra que hay personas que están abusado del programa de patrocinio de esposos y esposas, estas personas no solamente no obtendrán su residencia permanente o se les va a quitar la residencia permanente si es que ya la han obtenido (lo que implica que también van a ser deportadas), sino que también se les podría imponer cargos criminales por fraude.

Estas medidas han sido tomadas ya que lamentablemente a través de los años muchísimos ciudadanos canadienses y residentes permanentes han sido abusados por personas inescrupulosas que lo único que buscaron fue obtener su residencia permanente en Canadá. Todos conocemos el caso de un amigo, de un familiar, o de alguien conocido al que le ha sucedido una situación terrible como ésta, y si no los conocemos directamente hemos leído las historias en los medios  de comunicación.

En este sentido, ésta es una medida preventiva que va a servir para proteger a los ciudadanos canadienses y residentes permanentes que pueden en algunas situaciones también ellos ser vulnerables, y que pueden ser estafados por personas que quieren tener una relación únicamente para poder obtener sus papeles aquí en Canadá.

Al analizar la información brindada por el Ministro de Inmigración, lo que veo es que las medidas realmente no van a interferir necesariamente con las personas que se encuentren en una relación legítima, ya que incluso se han tomado medidas especiales para las personas que ya tienen hijos en común, para las personas que han vivido durante más de dos años juntas, y para las personas que pueden encontrarse en una situación de abuso. En esta lógica, se han examinado todos los puntos del proceso y las únicas personas que sí efectivamente van a ser afectadas de manera negativa van a ser las personas que en realidad no estén en una relación genuina y que lo único que están haciendo es tratando de cometer fraude para obtener su residencia en Canadá.

No obstante todo lo anterior, imagino que siempre habrá individuos a quienes no les importará seguir fingiendo durante dos años el estar en una relación genuina hasta poder obtener la residencia permanente, es decir, esperar el tiempo necesario para que se les quite la condición a su visa  y obtener la residencia permanente; pero también hay medidas en la Ley de Inmigración que le permiten a un oficial de inmigración empezar una investigación y removerle la residencia permanente por fraude a una persona que lo haya cometido, aunque ya hayan pasado los dos años de prueba.

De hecho en este momento se puede reportar a una persona que haya cometido fraude, y si el resultado de la investigación es que en realidad ha habido fraude, a la persona se le puede quitar la residencia.

Definitivamente estas medidas van a ser preventivas dado que van a evitar que muchísimas personas usen a un ciudadano canadiense o a un residente permanente únicamente para obtener su residencia canadiense y después botarla, y de alguna manera también van a proteger la integridad del programa de patrocinios de esposos o esposas para la obtención de la residencia permanente en Canadá.