Asesinan al líder de una organización mexicana opuesta a una minera canadiense

Canadá Latinoamérica Mar 18, 2012 at 1:06 pm

CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO).- Fotografía del 19 de enero de 2012 del dirigente Bernardo Vásquez, asesinado en la comunidad San Pedro Mártir, en el estado mexicano de Oaxaca, confirmaron fuentes de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJO). Vásquez Sánchez, era líder de la Coordinadora de Pueblo Unidos del Valle de Ocotlán (CPUVO), organización que se opone a las actividades de la empresa minera Cuxcatlán, filial de una empresa canadiense que opera en la localidad de San José del Progreso, próxima a Ocotlán.

México.- Un dirigente de una organización que se opone a las actividades de una filial de la minera canadiense Fortuna Silver Mines en el sur de México fue asesinado a tiros por desconocidos, confirmaron fuentes de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJO).

Bernardo Vásquez Sánchez, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (CPUVO), murió a causa de las heridas producidas por “proyectiles de arma de fuego” disparados por desconocidos en un cruce de la comunidad de Santa Lucía.

Dos personas que viajaban con Vásquez, Rosalinda Canseco y Andrés Vásquez Sánchez, resultaron heridas, según un comunicado del Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios (CODT), integrado por siete organizaciones no gubernamentales.

El colectivo responsabilizó directamente a la empresa Cuzcatlán y al alcalde de la comunidad oaxaqueña de San José del Progreso, Alberto Mauro Sánchez, de la muerte de Vásquez y también de la de otro activista, Bernardo Méndez Vásquez, que fue asesinado en enero pasado.

En un comunicado, CODT señaló que la organización que dirigía Vásquez había advertido varias veces a las autoridades del estado de la posibilidad de que se produjeran disturbios en San José del Progreso debido a la entrada de la empresa minera Cuzcatlán, filial de Fortuna Silver Mines, “ya que inició sus operaciones sin el consentimiento de la comunidad”.

También habían denunciado en “repetidas ocasiones”, según CODT, que “la empresa minera estaba financiando a grupos armados en la comunidad con el aval del presidente municipal de San José del Progreso”, Alberto Mauro Sánchez.

Las organizaciones sociales denunciaron que el Gobierno del estado, encabezado por el gobernador Gabino Cué, hizo “caso omiso” de esas denuncias e incluso acusó a los denunciantes de querer desestabilizar la zona.