Dependiendo de la atención hospitales recibirán más recursos

Canadá Toronto Mar 19, 2012 at 11:52 pm

Mejores camas, buena atención médica y especializada, no más demoras en las citas médicas y en general mejorar la calidad del servicio, serán entre otros los factores que determinen de ahora en adelante el aumento de los presupuestos de gastos en los grandes hospitales de Ontario, como el Toronto Hospital.

TORONTO.- De ahora en adelantes los hospitales que presten una mejor atención a sus pacientes, de alta calidad y que no tengan tantas demoras en el servicio, recibirán más recurso del Gobierno. En Ontario se implementará grandes cambios de la forma en que se van a financiar los centros médicos,  con el fin de asegurar a los enfermos el acceso a la atención adecuada, en el momento indicado y en el lugar correcto.

El nuevo modelo de financiación se basa en el paciente, porque dependerá primero del número de enfermos que atienda, segundo los servicios que ofrecen, la calidad de los mismos y si responden a las necesidades de la comunidad, que será la que en ultimas califique y se beneficie del cambio.

Uno de los puntos importantes del nuevo modelo es que se busca que los hospitales reduzcan los tiempos de espera, pero sin bajar la calidad del servicio.

El ministro de Salud Deb Matthews dio a conocer la nueva fórmula de financiación en Ontario que pondrá fin a los presupuestos globales de los hospitales, que durante décadas han asignado fondos de manera uniforme en todos los ámbitos, sin importar el número de pacientes que atendían.

Con la nueva fórmula de financiación, el Gobierno premiará a los hospitales con mejores resultados, dándoles más dinero para el tratamiento de los pacientes de manera más eficiente. Este aumento también dependerá de otros factores como la edad de las personas dentro del área donde se encuentran. Esta será una buena noticia para los hospitales que atienden a poblaciones con alto índice de adultos mayores, que recibirán más fondos.

Para los críticos del nuevo sistema financiero en Ontario, los grandes afectados con este plan de fianzas serán los hospitales de las regiones más pequeñas y zonas rurales de Ontario, que podría terminar con menos fondos.

Sin lugar a dudas los grandes beneficiados con el nuevo modelo de financias hospitales en Ontario serán los pacientes, porque dependiendo de su evaluación de la atención estos centros pueden obtener más recursos.

A nivel nacional Ontario está tomando la delantera con este modelo de financiación basado en el paciente, porque al igual que otras regiones de Canadá, uno de los grandes problemas del futuro inmediato será la atención de una población que envejece rápidamente y se pensó en ellos a la hora de implementar la medida.

Cada año que pasa la población de adultos mayores en Ontario es mayor y esto está haciendo subir los costos de salud. La presión es particularmente aguda en las provincias más poblada del país, como es el caso de Ontario donde cada paciente de estos representa 42 centavos de cada dólar en los gastos del programa de salud.

Con el nuevo régimen el Gobierno busca prioridades del gasto, en un momento en que  Ontario está lidiando con un déficit de $ 16 mil millones.

Si el modelo resulta exitoso se podría extenderse a otras provincias en Canadá.

Con el nuevo Modelo de Salud de Ontario se va a desviar más dinero de otros hospitales a los hospitales regionales en las regiones donde la población crece y envejece y donde los costos de salud son más altos. Estos hospitales también quedarán en línea directa para recibir dinero adicional si lo requieren para el tratamiento de los pacientes.

Algunos directivos del hospital dijeron que cambiando la forma de financiación, era una necesidad desde hace mucho tiempo, porque las posibilidades de crecer en los servicios eran muy lentas pese a que aumentaban sus pacientes. Para ellos el presupuesto se debe ajustar al ritmo de crecimiento en el gasto, para mantener la calidad en el servicio, lo que presionará a las instituciones para operar de manera más eficiente.

“El cambio a un modelo donde el dinero sigue al paciente es lo que hay que hacer”, dijo Robert Howard, director ejecutivo del Hospital de San Miguel.

Bajo el régimen actual los 150 hospitales de Ontario recibió un aumento de la financiación del 1,5 por ciento para el año fiscal que termina el 31 de marzo 2012, pero a partir del 1 de abril, el 40 por ciento del presupuesto del hospital se basará en los servicios que presta y los pacientes que atiende.

Pese al cambio más de la mitad del presupuesto de un hospital seguirá bajo el modelo global tradicional y otro tramo de la financiación se destinará para los procedimientos específicos, incluyendo las prótesis de cadera y rodilla y cirugía de cataratas.

Para evitar cambios drásticos en el presupuesto de un hospital ya que el sector hace que la transición al nuevo sistema, el Gobierno determinará un monto sobre la cantidad de fondos que cada centro asistencial podrá subir o bajar.

La nueva fórmula de financiación es la última iniciativa del gobierno de McGuinty para introducir incentivos para los hospitales para mejorar la atención al paciente. Los paquetes de remuneración de los ejecutivos de los hospitales están vinculados a su progreso en el cumplimiento de la calidad de atención de los objetivos, que van desde mejorar la higiene, hasta mejores camas, pasando por la atención de especialistas.

Parte de la financiación de algunos grandes hospitales será la enseñanza que recibirá más fondos dependiendo de este servicio y los rendimientos del dinero que entregan las universidades.

Esta nueva fórmula de financiación para los hospitales ha sido objeto de debate durante varios años. Directivos del hospital dijeron que se van a cometer errores en la evaluación de los hospitales, porque el diseño del nuevo sistema realmente no refleja los servicios que puede prestar un hospital, porque será  “muy complicado” llevar un registro de cuánto cuesta cada servicio clínico de un paciente.