Un Chelsea defensivo bate al Benfica y espera al Barcelona en semifinales

Deportes Apr 4, 2012 at 11:50 pm

LONDRES (REINO UNIDO).- Fernando Torres del Chelsea en acción ante el Benfica durante un partido de la Liga de Campeones disputado este miércoles, en el Stamford Bridge en Londres. Chelsea ganó por 2-1.

Guillermo Ximenis

Londres, (EFE).- Un gol de penalti del inglés Frank Lampard en la primera parte y otro del portugués Raul Meireles en el descuento fueron suficientes para que el Chelsea superara este miércoles al Benfica (2-1) y se plantara en unas semifinales de la Liga de Campeones, en las que se enfrentará al Barcelona.

El español del cuadro portugués Javi García aportó en los minutos finales, con un gol a la salida de un córner, la emoción que le había faltado hasta entonces a un encuentro dominado por el juego defensivo de los ingleses y que remató Meireles con un último tanto en el minuto 92.

El 18 de abril se jugará en Londres la ida de un choque que reeditará la controvertida ronda de 2009 entre los “blues” y los azulgrana que Andrés Iniesta decantó del lado catalán en el último suspiro.

El Chelsea se presentaba con la ventaja de la ida (0-1) en un Stamford Bridge que, aún así, no podía ocultar la tensión que generaba este encuentro trascendental en una temporada en la que los “blues” se han estrellado en más de una ocasión contra rivales asequibles a priori.

Los nervios también se dejaban traslucir sobre el césped, y el veterano John Terry, en el eje de la defensa “blue”, tuvo que tomar las riendas del equipo en unos primeros minutos en los que los portugueses se lanzaron en tromba hacia la meta del checo Petr Cech.

Terry se encargó de rechazar con solvencia los embates iniciales del Benfica y otorgó a su equipo la calma necesaria para contener el ataque vertical de los portugueses, recomponer una salida ordenada del balón y alejar el juego del área local.

El tándem español que forman Juan Mata y Fernando Torres, la que se perfilaba al principio de temporada como el arma más peligrosa del Chelsea, parecía mejor engrasada que en otras ocasiones, después de varios meses en los que la falta de inspiración del madrileño le ha restado pegada al ataque londinense.

El exdelantero del Atlético de Madrid volvía a ser titular en la formación de Roberto Di Matteo tras haber recuperado en las últimas semanas algo del brillo que le llevó a ser el sexto traspaso más caro de la historia del fútbol cuando llegó a Londres en enero de 2011 por casi 60 millones de euros.

El “Niño” se dejaba caer por ambas bandas tratando de fabricar peligro, mientras Mata se esforzaba por enviar balones profundos hacia el área rival, pero fue Lampard, desde el punto de penalti, quien permitió a Stamford Bridge respirar con cierta tranquilidad en el minuto 21.

El inglés Ashely Cole cayó derribado en el área del guardameta Artur Moraes y Lampard se encargó de lanzar un disparo seco al lado izquierdo que el portero brasileño no pudo detener pese a adivinar su trayectoria.

Ya con ventaja, el Chelsea de Di Matteo volvió a recrearse en el juego avaro con el que ha cosechado sus mejores marcadores esta temporada.

Torres esperaba en punta mientras sus compañeros se amontonaban en las cercanías de su propio área y el Benfica chocaba una y otra vez contra el muro inglés, que permitía muy pocas alegrías a los centenares de aficionados portugueses desplazados a Londres.

Las opciones de los visitantes menguaron aún más a cinco minutos del final de la primera parte, cuando el defensa uruguayo Maxi Pereira salió expulsado por doble amarilla y añadió una nueva debilidad al cuadro del portugués Jorge Jesus.

El descanso pareció deprimir a los portugueses, que se veían ya fuera de las semifinales y se convirtieron en un cuadro desdibujado y sin intensidad en la segunda parte.

El argentino Pablo Aimar, incansable, continuó tratando de escurrirse hacia la meta de Cech desde la zona de tres cuartos, pero inevitablemente caía derribado por un defensor o bien se veía rodeado por el cerrojo del Chelsea y se era incapaz de conectar con un compañero.

Por contra, la confianza del Chelsea se acrecentó en el tramo final del choque, y los de Di Matteo trataron de ampliar su ventaja por medio de Torres y el marfileño Salomon Kalou, que tuvieron en sus botas las mejores opciones del segundo tiempo, hasta que el partido se revolucionó en los últimos instantes.

A cinco minutos del final, el exmadridista Javi García despertó a Stamford Bridge con un gol de cabeza a la salida de un córner que hizo levantar a parte de los espectadores ingleses, que ya no se volvieron a sentar hasta que el portugués Raul Meireles, en el descuento, recorrió medio campo con el balón pegado al pie y estableció el definitivo 2-1.

- Ficha técnica:

2 – Chelsea: Cech; Ivanovic, Cole, David Luiz, Terry (Cahill, m.59); Ramires, Lampard, Mikel; Mata (Meireles, m.79), Torres (Drogba, m.88), Kalou.

1 – Benfica: Artur; Emerson, Pereira, Capdevila, Javi García; Bruno César (Machado, m.72), Witsel, Gaitan (Djalo, m.61), Matic; Aimar, Cardozo (Oliveira, m.57).

Goles: 0-1, m.62: Lampard, de penalti; 1-1, m.85: Javi García; 2-1, m.92: Meireles.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia), mostró tarjeta amarilla a Bruno César, Javi García, Aimar, Cardozo (Benfica), Ivanovic, Ramires y Mikel (Chelsea), y roja a Pereira (Benfica).

Incidencias: Encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones en el estadio londinense de Stamford Bridge ante 37.264 espectadores.