Impuesto a ricos puede salvar nuevo presupuesto de Ontario

Canadá Toronto Apr 23, 2012 at 10:07 pm

El Premier de Ontario, Dalton McGuinty, se exponía a que su proyecto de presupuesto fuera derrotado en plenaria, lo que lo obligaría a llamar a nuevas elecciones en la Provincia, de ahí el acuerdo con el NDP.

TORONTO.- El gobierno de la minoría liberal de Ontario tuvo que meter en su presupuesto, un nuevo impuesto para los ricos de la provincia, para lograr el voto a favor de los miembros del NDP para sacar adelante su proyecto para los próximos 4 años y no llamar a nuevas elecciones.

Tras varias reuniones con los líderes del NDP, especialmente con Andrea Horwath, el premier de Ontario  Dalton McGuinty anunció que se creará un impuesto adicional del 2%, que se le aplicaría a las personas que ganan más de $ 500.000 por año.

Andrea Horwath, líder del NDP en Ontario, se salió con la suya y logró que en el nuevo presupuesto se metiera un impuesto a los más ricos de la provincia.

McGuinty se reunió con Horwath en la tarde del lunes para hacer un último esfuerzo para conseguir el apoyo de los demócratas para la votación sobre el presupuesto que se realizará hoy martes.

Altos funcionarios de los liberales y el NDP, ya se habían reunido el fin de semana en un esfuerzo por negociar un acuerdo, que dependía de la exigencia del NDP de colocar un nuevo impuesto a los más ricos. Horwath dijo que los ricos pueden permitirse el lujo de pagar más para ayudar a cuidar fondo de salud.

El PND también quiere aumentar el gravamen para que el dinero se destine al pago de los programas para personas discapacitadas, para la creación de empleo y más fondos para el cuidado de los niños en las guarderías.

Luego de las reuniones y de la aprobación de que el nuevo impuesto fuera incluido en el nuevo presupuesto,  McGuinty dijo  “Si usted está haciendo más de medio millón de dólares, le estamos pidiendo que hagan un poco más”.

Con este acuerdo entre el NDP y los Liberales, se asegura la aprobación del presupuesto que estaba en duda ante la negativa de los conservadores de votar a favor y las dudas que tenía el NDP.

Según McGuinty el nuevo presupuesto combina medidas de austeridad con el gasto en salud y educación, además de congelar por dos años el sistema salarial del sector público.

Los conservadores progresistas han dicho que votarán en contra del presupuesto, el debate se iniciará hoy martes.

Con las concesiones al NDP, McGuinty ha asegurado el apoyo del NDP en los votos de su presupuesto.

Para el Gobierno provincial el nuevo impuesto traería en $ 470-millones de dólares al año, pero según  McGuinty , este podría ser eliminada cuando se logre el equilibrio fiscal de Ontario,  en cinco años.

Los fondos se destinarían a eliminar el déficit de $ 15.2 mil millones de dólares de la provincia.

“Ellos querían un impuesto a los ricos”, dijo McGuinty. “Quiero reducir el déficit más rápido.”

El acuerdo también incluye una compensación a la industria de las carreras de caballos, que le fue quitado el presupuesto que otorgaba el Gobierno, un subsidio de aproximadamente $ 340 millones anuales.

Sin el apoyo del NDP, los liberales estaba a punto de perder el poder en Ontario, porque los conservadores se comprometieron a votar en contra del presupuesto, por lo que el gobierno de la minoría será derrotado y se necesitaba llamar a nuevas elecciones.

La situación cambia ahora, pero aún falta mucho por recorrer, especialmente por todas las protestas que generará el nuevo presupuesto que realiza muchos recortes y genera pérdida de empleos en varias entidades del Gobierno.