Es tiempo de hacer cambios al sistema de salud, dice especialista

Canadá Apr 25, 2012 at 12:12 am

El médico Michel Bilodeau, quien ha sido director de los hospitales más importantes del país, cree que el actual sistema de salud quebrará en poco tiempo, por el envejecimiento de la población.

OTTAWA.- Michel Bilodeau, el decano del Hospital de Ottawa y reconoció especialista en Canadá, dijo que es tiempo de hacer grandes cambios al sistema de salud antes de que la población siga envejeciendo más. En una petición directa al Gobierno, el experto en temas de salud, afirmó que todos  los canadienses deben poder comprar un seguro médico privado que tenga una cobertura mayor a lo ya establecido, porque en el futuro abra muchos problemas de atención.

Bilodeau, quien ha trabajado en prácticamente todos los principales hospitales en la ciudad durante casi cuatro décadas, sostiene los gobiernos provinciales deben tomar lecciones de los sistemas de salud de Francia, Alemania y Suecia, y pasar a una cultura impulsada por el consumidor que da a los pacientes más en la elección médica de servicios.

La medida que de por sí ya resulta polémica, porque muchos creen que todos los servicios deben seguir en manos del Gobierno, le permitiría a los pacientes a adquirir un seguro de salud privado para cubrir los tratamientos que el gobierno normalmente cubre, pero que no da abasto para atender la larga lista de espera.

Para los médicos se hace necesario cambiar el sistema de salud de Canadá, para que la gente pueda tener un mejor servicio y el acceso rápido a especialistas.

Para el especialista el Gobierno debe nacionalizar este servicio privado, porque actualmente está prohibido en muchas provincias, como Ontario. Sólo Quebec permite, pero de una forma limitada el seguro de salud privado.

“Tenemos que dejar de considerar el sistema actual como un dogma o una religión y empezar a buscar de verdad algo que funcione”, dijo Bilodeau, que habló de la reforma a la salud en un acto organizado por la Consejo sobre el Envejecimiento de Ottawa.

“Estamos perdiendo oportunidades porque consideramos que lo que tenemos ahora como un dogma que no puede ser cambiado, y nosotros simplemente seguir añadiendo más dinero”.

Bilodeau destacó como en Francia, donde ha vivido, hay ejemplo de un sistema que ha mezclado con éxito un programa universal, financiado por los contribuyentes, con un segundo nivel de atención en la parte privada, que es pagado por las compañías de seguros o los mismos pacientes.

“Ellos tienen copagos para todo. Por ejemplo, si usted ve a un especialista a través de su médico de familia paga 15 euros, pero si usted decide no esperar a que su médico de familia lo remita, paga 20 euros por la cita”, dijo.

La Asociación Médica Canadiense, que representa en el país 74.000 médicos, también ha abogado por que el seguro privado para que los servicios médicamente necesarios se considera como una opción política. Los jefes de hospital, sin embargo han guardado silencio sobre el tema que se considera muy controvertido, porque nadie quiere pagar más.

Para el médico es importante tomar la decisión ahora porque la generación del baby-boom llega a la edad de jubilación y se necesitará una mayor cobertura en los servicios médicos.

Bilodeau, de 65 años, que se retiró en el 2011 después de cinco años al frente del Hospital de Niños de Eastern Ontario, volvió al Bruyère Atención, un hospital que alguna vez lideró durante 13 años, para servir como presidente ejecutivo interino y desde ahí busca hacer una reforma al sistema de salud.

Para el profesional y conocedor del sistema, él está de acuerdo con muchos analistas que el envejecimiento de la población en Canadá pondrá en la bancarrota el sistema de salud existente, si las reformas no se hacen.

Teniendo en cuenta que su generación es más sana y más rica que sus padres en la vejez, Bilodeau ha concluido que aún queda mucho por hacer para apoyar a las personas mayores que quieren vivir en sus casas por el mayor tiempo posible.

Él aboga por ampliar el papel de los 14 centros provinciales para que aumente la atención domiciliaria para los más viejos, pero no solo en lo medico, sino para todo tipo de soportes en el hogar.

“Si las personas mayores necesitan transporte, que debe ser capaz de llamar allí. Si necesitan un médico, que debe poder llamar allí. Si necesita servicio de limpieza, que debe ser capaz de llamar allí. En este momento, los CCAC no proporcionan una gama completa de servicios que alguien que se convierte en frágil realidad puede tener acceso.  Sugirió  que  mucha gente estaría dispuesta a pagar por este servicio.