Niños desaparecidos en Canadá fueron encontrados en México

Canadá May 28, 2012 at 11:43 pm

En Guadalajara, México aparecieron Domingo y Maryk Abby, quienes desaparecieron en el 2008 cuando apenas eran unos niños de siete y cinco años.

WINNIPEG.- Dos niños que supuestamente habían sido secuestrados por su padre Winnipeg hace cuatro años, fueron encontrados viviendo en México, donde las autoridades canadienses ya llegaron y están haciendo los trámites para el reencuentro de la madre con sus hijos.

Domingo y Maryk Abby desaparecieron en el 2008 cuando apenas eran unos niños de siete y cinco años, fueron llevado a una casa en Guadalajara, México, donde fueron encerrados bajo llave para que no dieran aviso a las autoridades de lo que estaba pasando.

Un hombre que vio un reportaje sobre los niños desaparecidos, que se pasó en la televisión mexicana, identificó a los menores de edad porque eran sus vecinos, inmediatamente intentó alertar del hecho a los policías mexicanos de que eso estaba pasando, pero las autoridades no le pudieron creer e inicialmente no investigaron el caso.

La historia se empezó a destapar, luego que la información llegó a manos de un investigador privado en Luisiana, que fue contratado para seguirles el rastro a los menores, pero no había descubierto nada, hasta que la Fundación FIND en México fue alertada de que unos niños que habían secuestrados en Canadá probablemente estaban en México.

Así fue como un comando de la policía mexicana decidió allanar la casa y descubrió al padre con los menores de edad en su interior.

Kevin Maryk, padre de los dos pequeños ahora está bajo custodia policial y espera resultados de la investigación, mientras el gobierno canadienses hace lo propio a traer a los pequeños.

Los niños al parecer, pasaban sus días tras las puertas cerradas y no se les permitió asistir a la escuela durante el tiempo que duro el secuestro, pero hasta ahora se están ampliando los detalles sobre este caso.

La madre, Emily Cablek, trabajó incansablemente para encontrar a los niños desde el momento de su desaparición, ella habló con organizaciones mundiales encargadas de buscar a personas desaparecidas y muchos medios de comunicación en diferentes países, y hasta publicó un video en YouTube, tratando de que alguien los viera los reconociera e informará a las autoridades.

“Estoy tan contenta de que el trabajo del Centro Canadiense para la Protección de los niños hay dado resultado en este caso, mereció la pena tanto esfuerzo, porque aunque fue mucho tiempo por fin aparecieron los niños”, dijo Roz Prober, defensora de menores que trabaja con Beyond Borders.

Las organizaciones que se dedican a ayudar a localizar a niños desaparecidos, fueron fundamentales en este caso, porque por ellas la información llegó hasta México y fue descubierto el padre que tenía secuestrados a los niños quienes no podían salir a la calle.

Prober dijo que el objetivo ahora será conseguir que tanto la madre como los niños superen el trauma causado por este suceso, que seguramente les marca la vida.

“Una vez que se encuentre la madre con  los niños, hay que ayudarlos a que puedan seguir una vida normal”, dijo Prober.

Según la investigación que se ha adelantado, los niños han sufrido mucho en su estancia en México, porque vivieron estos cuatro años encerrados en una casa.

La policía de Winnipeg se mantiene hermética sobre el caso, porque se están adelantando los trámites para regresarlos a Canadá, pero se supo que muy pronto la madre se podrá ver con los pequeños.