Uruguay cae ante un Senegal muchos minutos en inferioridad

Deportes Jul 29, 2012 at 2:58 pm

LONDRES (REINO UNIDO).- El jugador senegalés Stephane Badji (i) lucha por el balón con el uruguayo Edinson Cavani durante el partido Senegal-Uruguay, del grupo A de la primera fase de la competición de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en el estadio de Wembley en Londres, Reino Unido, este domingo 29 de julio de 2012.

Londres.- La selección uruguaya de fútbol ha salido derrotada por 2-0 en la segunda jornada de la primera fase del torneo olímpico de Londres 2012, al no saber cómo superar a Senegal, un rival fuerte que se aprovechó de dos goles de Moussa Konate y que mantuvo el orden defensivo muchos minutos en inferioridad numérica.

Uruguay arrancó el torneo con una victoria ante Emiratos Árabes (2-1) y ahora ve como le rebasa en la clasificación Senegal, que en la primera jornada empató a uno ante Gran Bretaña.

La formación que entrena Óscar Tabarez se encontró con un rival muy físico de gran corpulencia y que fue con fuerza al choque, algo que le bastó para llevar la iniciativa.

A los diez minutos, a la salida de un saque de esquina, remató Cheikhou Kouyate sin que el meta uruguayo Martín Campana supiera bloquear el balón, que quedó libre en la boca de gol para que Moussa Konate sólo tuviera que empujarla.

Los senegaleses, entrenados por Abdoukarime Diouf, trabajaron muy juntos en el centro del campo ante los intentos de los suramericanos de arreglar la situación.

A la media hora, pareció arreglarse para Uruguay cuando una rápida internada de Luis Suárez fue cortada con dureza por Abdoulaye Ba, quien tuvo que irse, expulsado con roja directa, independientemente de que pocos minutos antes ya había visto la amarilla por otra falta.

La expulsión reactivó las fuerzas del equipo celeste y Uruguay gozó de varias ocasiones para poner el nuevo empate, como en el intento de Maximiliano Calzada, con el balón que se le fue alto, y cuando Sallou Ciss sacó casi bajo palos un balón que ya se colaba con el meta Ousmane Mane batido.

No perdonaron, por el contrario, los senegaleses cuando, en otro saque de esquina, llegó el 2-0, tanto de cabeza otra vez de Konate, quien picó el balón y desorientó a Campana.

El equipo africano se había puesto con un claro marcador en dos zarpazos a balón parado y Uruguay, antes del descanso, siguió perdonando.

Edinson Cavani tuvo otra clara para haber apretado el marcador, se quedó sólo ante el meta rival, lo rebasó pero no pudo evitar que su remate fuera despejado otra vez bajo palos, en esta ocasión por Cheikhou Kouyate.

En la segunda mitad, los senegaleses salieron con las ideas muy claras de que el partido debía estar acabado, al tener un 2-0 a sus favor y también un hombre menos.

Entonces fue Uruguay la que no supo desorientar a un rival en inferioridad numérica, pues el choque siempre estuvo muy trabado, controlado por Senegal en el aspecto defensivo y sin que Uruguay pudiera gozar de claras ocasiones de marcar.

Tanto es así que la más clara de los suramericanos apareció ya en la prolongación, cuando Luis Suárez se encontró un balón franco ante el portero adversario, al que intentó batir por bajo encontrándose el cuerpo del meta.

Ese hipotético tanto le hubiera dado cierta emoción a los minutos finales, pero lo cierto es que Uruguay siempre se mostró espesa ante la defensa senegalesa.

- Ficha técnica:

2 – Senegal: Mane; Ciss, Ba, Gueye, Toure; Kouyate, Mane, Diame, Souare, Badji (Mbaji, m.66); y Konate (Yero, m.83).

0 – Uruguay: Campana; Arias, Coates, Albín (Urretaviscaya, m.72), Rolin; Calzada (Hernádez, m.46), Ramírez, Lodeiro (Viudez, m.75), révalo; Cavani y Suárez.

Goles: 1-0, M.10: Konate. 2-0, m.37: Konate.

Árbitro: Félix Brich (Alemania). Expulsó en el minuto treinta con roja directa al senegalés Ba, por una dura entrada a un contrario. Además, amonestó a los africanos Ba, Kouyate, Dieme, Badji y a los uruguayos Albín y Ramírez.

Incidencias: Partido de la segunda jornada en el Grupo A del torneo masculino de fútbol de Londres 2012, disputado en el estadio de Wembley. Llovió en algunos momentos.