El cardenal canadiense Oullet asegura que la Iglesia ha aprendido de sus errores

Canadá Mar 6, 2013 at 10:44 am

Cardenal Oullet besando la mano del Papa Juan Pablo II en el año 2003.

QUEBEC.- El cardenal de Quebec, Marc Oullet, uno de los candidatos para convertirse en el próximo Papa, asegura que la Iglesia Católica ha aprendido de sus errores en cuanto a los escándalos de abusos sexuales que han sacudido a la institución centenaria en los últimos años, tal y como publica CBC News.

Durante la primera parte de una entrevista con el corresponsal jefe de CBC, Peter Mansbridge, ambos discutieron sobre los escándalos de abuso sexual, la posibilidad del cardenal de convertirse en Papa y sobre el inesperado retiro de Benedicto XVI.

Marc Oullet ha trabajado directamente con víctimas de abusos sexuales. Cuando fue preguntado acerca de si estaba satisfecho con el control de esta corriente por parte de los sacerdotes, obispos y cardenales, el aspirante a Papa comentó: “Creo que los protocolos que se han establecido son eficaces si se siguen. Usted sabe que puede haber algunos casos pero, en general, es muy respetado y tratado con cuidado”.

El cardenal llegó a decir que el abuso sexual no es sólo un problema católico, sino también un problema humano y tiene la “esperanza”  de que las garantías que están ahora en su lugar “sean  un ejemplo para los demás en la sociedad.”

Estos comentarios de Oullet llegan poco después de la renuncia del cardenal Keith O’Brien, líder de la mayor jerarquía católica de Gran Bretaña. Renunció a su puesto el 25 de febrero en medio de las acusaciones de mala conducta vertidas en un diario británico.

Concretamente, tres sacerdotes en activo y un ex sacerdote habían presentado denuncias ante el Vaticano alegando que el cardenal actuó inapropiadamente con ellos. Desde ese  momento O´Brien se retiró del cónclave de cardenales que seleccionará al nuevo Papa.

Sin embargo, el Vaticano insistió en que Benedicto XVI aceptó la situación porque O´Brien se acercaba a la edad de de jubilación de 75 años y que nada tuvo que ver con las acusaciones.

Además, el cardenal y el periodista de CBC tuvieron la oportunidad de hablar acerca del futuro del papado y del Vaticano. Ouellet es uno de los tres cardenales canadienses que participarán en el cónclave próximo, junto con el cardenal Thomas Collins, de Toronto  y el cardenal Jean-Claude Turcotte de Quebec.

En repetidas ocasiones ha restado importancia a sus posibilidades de convertirse en el próximo pontífice. “Tengo que estar listo incluso aunque piense que, probablemente, otros podrían hacerlo mejor”, dijo Ouellet. “Voy a cruzar el río cuando llegue al puente y todavía no estamos ahí”.

Un considerable revuelo mediático se ha desarrollado en torno a la elección del nuevo Papa tras la renuncia de Benedicto, algo que se espera tendrá lugar en algún momento a mediados de marzo.

El nombre de Ouellet ha estado flotando como uno de los principales contendientes. Algunos creen que el canadiense tiene una amplia experiencia que lo hace ideal para el trabajo.

Marc Oullet tiene experiencia de trabajo en el mundo en desarrollo, habla seis idiomas, y es miembro activo de varias comisiones católicas. Su papel actual en el Vaticano es supervisar el nombramiento de obispos.

El católico erudito Tracey Rowland dijo que si uno iba a hacer una lista de verificación de credenciales, Ouellet sería capaz de marcar la casilla correspondiente a cada caja. “Algunos se molestan en relación con los estadounidenses ya que siempre están en medio de todo. Son menos propensos a votar por un cardenal americano pero uno canadiense podría ser bastante aceptable”, asegura Rowland.

Sin embargo, por el momento nunca un cardenal canadiense ha sido elegido como pontífice. De hecho, un cardenal no europeo nunca ha sido elegido para dirigir la iglesia.

Durante la entrevista con Mansbridge, el cardenal Oullet reconoció que ha sido un foco en Europa durante siglos, pero que los fieles no deberían sorprenderse esta vez si un cardenal de Asia, África o América es elegido como nuevo líder de la Iglesia.

El cardenal predijo que la decisión “será bastante inesperada”, pero se mantuvo positivo ya  que, sea cual sea el resultado, esta elección histórica presentará un camino a un futuro nuevo y positivo para la iglesia. “Todos estamos esperando algo nuevo porque todo lo que estamos viviendo estos días es nuevo”, aseguró. “La decisión del Papa Benedicto XVI abre un nuevo futuro”.