Las personas jóvenes son quienes a tienen más posibilidades para poder inmigrar a Canadá

Por Vilma Filici

Toronto. Con los recientes cambios que se han producido en los programas para la obtención de la residencia en el país, es evidente que los jóvenes entre los 18 y 35 años de edad son los inmigrantes preferidos  por Canadá, y, por consiguiente, son obviamente los que tienen mejores posibilidades de obtener la residencia permanente.

También es obvio que el gobierno prefiere gente que se haya adaptado al país, ya que Canadá se ahorra mucho dinero en asentamiento, y es por eso que los estudiantes internacionales y los trabajadores calificados que llegan al país con permiso de trabajo pueden elegir qué programa es el que más les conviene para hacer su trámite de residencia permanente.

Canadá ha firmado tratados bilaterales con cientos de países del mundo para que sus jóvenes vengan a trabajar y pasear en Canadá y los jóvenes Canadienses recíprocamente puedan tener la oportunidad de trabajar  y experimentar la cultura de sus diversos países.

En lo que respecta al mundo de habla hispana, Canadá ha firmado dicho tratados con Chile, Costa Rica, México, España, Argentina, Republica Dominicana, Ecuador y Perú. Hay distintos programas en cada país  y hay países que tienen más de un programa. La persona interesada debe ver qué ofrece cada uno de ellos y elegir el que mejor se ajuste a su situación personal.

Algunos de los programas sólo le permiten al joven llegar a Canadá y tienen un limite de 3, 4, 8, 12 o 24 meses para trabajar. Algunos programas tienen un limite que la persona solo puede obtener un permiso de trabajo una sola  vez en la vida y otros permiten  al joven regresar una segunda vez más a trabajar, como por ejemplo el programa de experiencia Canadiense que les permite a ciudadanos Mexicanos entre los 18 y 29 años de edad venir a trabajar por 12 meses, salir del país y luego regresar a trabajar otros 12 meses.

Como resultado de estos tratados hay programas que les permiten a los jóvenes llegar a Canadá con un permiso de trabajo abierto que les permite conseguir una oferta de trabajo y trabajar donde sea. Hay otros programas que requieren que el joven haya obtenido una oferta de trabajo con anterioridad y están limitados a trabajar para ese empleador solamente.

La lista de países receptores de estos programas cambia con frecuencia y a cada país se le adjudica una cuota de permisos de trabajo que serán otorgados bajo cada categoría. En algunos países, por falta de conocimientos de la existencia del programa, son muy pocas las personas que  toman ventaja de esta oportunidad, mientras que en otros países las cuotas se llenan tan pronto como se abre el año, como es el caso de Irlanda que tenía una cuota de oportunidades para 6000 jóvenes y se llenó en sólo dos días.

El Programa de Experiencia Internacional Canadiense está dividido en tres categorías: Vacaciones de trabajo (Working Holidays), Profesionales Jóvenes (Young Professionals) y Cooperación Internacional (International Cooperation), y cada subprograma tiene sus propios requisitos de participación.

Así, para ser elegible para participar en el programa de profesionales jóvenes, es necesario contar con una oferta de trabajo por parte de un empleador Canadiense en una posición laboral relacionada con los estudios cursados.

En el caso del programa de Vacaciones de Trabajo es necesario que el postulante al permiso de trabajo esté registrado en una institución post secundaria en un programa de tiempo completo en su país de origen, y en el de Cooperación Internacional el postulante debe contar con una oferta de trabajo por parte de un empleador Canadiense que cumpla con la definición requerida por la institución post secundaria en la que estudia el postulante, en relación a lo que deben ser las prácticas profesionales requeridas para que esta persona obtenga su título profesional.

En cuanto al programa de estudiantes trabajando en el exterior (SWAP), los postulantes deben estar registrados en una institución post-secundaria y sus estudios deben ser de tiempo completo. Este es un permiso de trabajo que les permite trabajar de manera esporádica mientras viajan alrededor de Canadá, lo cual implica que es un programa que puede ser usado por personas que vienen a Canadá a estudiar 3 meses y después quieren quedarse conociendo el país, trabajando unos pocos días en una tienda o en cualquier trabajo de corta duración, mientras reúnen el dinero suficiente para pagar sus gastos de manutención y de traslado a otra ciudad en Canadá para continuar con el descubrimiento turístico y cultural del país. Dentro de los requerimientos de este programa está tener un nivel de inglés o francés “funcional”, es decir, ser capaz de comunicarse, y estar dentro de los rangos de edad estipulados para cada país.

Es importante notar que los trámites para acceder a estos programas no son hechos directamente a través de los consulados canadienses alrededor del mundo sino que el gobierno federal ha designado a diversas organizaciones fuera y dentro de Canadá para procesar estas  solicitudes.

Teniendo en cuenta toda la información anterior, y dados los cambios de política inmigratoria que hemos estado viendo en los últimos años, es una medida inteligente tomar ventaja de cada ventana de oportunidad que se abre para poder obtener la residencia permanente en el país. Y sobre todo ahora que idioma, juventud y establecimiento en el país es la receta necesaria para poder asegurarse la obtención de la residencia permanente.

Definitivamente nuestros jóvenes deben tomar ventaja de estos programas ya que después de tener un año de experiencia laboral en Canadá y el nivel de inglés requerido por los reglamentos, tendrán la oportunidad de obtener su residencia permanente en Canadá.