Alberta presiona para evitar que la madre que asesinó a sus hijos vuelva a Australia

Canadá Apr 6, 2013 at 1:05 am

La mujer, deprimida y con tendencias suicidas, mató a sus dos hijos ahogándolos en la bañera en la ciudad de Millet, al sur de Edmonton, en el año 2010. (Foto cortesía National Post)

EDMONTON (ALBERTA).- Los funcionarios judiciales de Alberta dicen que están presionando al gobierno federal para impedir que una mujer que ahogó a sus dos hijos pequeños viaje de regreso a su país natal, Australia, de acuerdo con la versión de Toronto Star.

La revisión de Allyson McConnell es un paso rutinario en que la Junta de Inmigración y Refugiados decidirá si debe seguir detenida en Edmonton o ser puesta en libertad y expulsada del país. Si el consejo decide detenerla, ella tendrá otra audiencia en siete días, dijo la portavoz del consejo, Melissa Anderson.

Allyson McConnell está programada para recibir una liberación temprana tras cumplir dos tercios de una pena de cárcel de quince meses por homicidio.

La mujer, deprimida y con tendencias suicidas, mató a sus dos hijos ahogándolos en la bañera en la ciudad de Millet, al sur de Edmonton, en el año 2010. Más tarde se dirigió a la ciudad, saltó de un puente y fue trasladada de urgencia al hospital.

La Corte escuchó que ella y su esposo estaban en el medio de un divorcio amargo y ella quería llevar a sus hijos de vuelta a Australia.

Su ex marido, Curtis McConnell, emitió un comunicado a Global News diciendo que cree que su ex mujer está preparada para volar a casa a Australia a finales de esta semana. Él ha luchado para obtener más información. “No estoy seguro de si Allyson será libre una vez que aterrice en Australia”, escribió. “Con sólo treinta y cuatro años de edad, ¿ella puede iniciar una nueva familia y tener otro hijo a su cargo?”

Según National Post, Curtis McConnell hizo una declaración a Global TV el pasado jueves, diciendo que no se le ha dicho cuando su esposa había sido puesta en libertad. “Como el padre de los dos niños asesinados, creo que merezco una llamada telefónica para explicar lo que está pasando. A día de hoy todavía estoy esperando esa llamada”, asegura. “Es una vergüenza que las víctimas de la delincuencia deban luchar para obtener información de este tipo”, añadió.

Un juez ordenó que McConnell fuera a cumplir su sentencia a un hospital psiquiátrico en Edmonton y no se sabe si los médicos han aprobado su liberación.

Josh Stewart, portavoz de Justicia de Alberta, dijo que él tampoco sabe si la mujer se prepara para volar fuera del país. Pero él dice que los funcionarios quieren mantenerla aquí en espera del resultado de una apelación de la Corona. Su oficina ha dejado mensajes pidiendo ayuda al ministro de Justicia Federal Vic Toews y al ministro de Inmigración, Jason Kenney. Aún no ha recibido respuesta.

La Corona, quien originalmente cargó a la mujer con asesinato en segundo grado, está apelando su condena por homicidio y la pena, pero el Tribunal de Apelación no ha fijado una fecha para conocer el caso.

Stewart dijo que si McConnell vuelve a Australia y si el tribunal ordena un nuevo juicio o más tiempo tras las rejas, existiría la molestia de un largo proceso de extradición. “Es importante para nosotros que se haga justicia aquí en Alberta”, dijo.

La Junta de Inmigración y Refugiados emitió una orden de expulsión contra McConnell el otoño pasado después de su juicio, dijo Lisa White con la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá.

Debido a problemas de privacidad, no podía dar detalles sobre si McConnell se prepara para salir de Canadá. Dijo que bajo ciertas circunstancias, tales como los cargos penales pendientes, las estancias pueden ser emitidas. Las apelaciones a la Corte no se aplican, dijo.  “Por ley, la apelación de una condena no asegura una expulsión”.

El ministro de Justicia de Alberta, Jonathan Denis, está pidiendo a Ottawa que intervenga, acceder a una estancia y mantener a la mujer aquí en espera del resultado de una apelación de su condena y sentencia. “Me sorprendería que ella se fuera del país… si acaba de salir para Australia, tenemos que extraditar de vuelta, lo que podría ser un proceso largo y prolongado. Creo que en el interés de la justicia nuestro resultado ideal es que permanezca en Canadá “, dijo Denis el pasado jueves.