Los hermanos Ford, en contra de un plan de 1,2 millones para crear una instalación para almacenar bicicletas

Canadá May 14, 2013 at 10:05 am

El alcalde Rob Ford y su hermano, el concejal Doug Ford, se oponen a la instalación de un almacenamiento de bicicletas que incluye vestuarios y duchas. (Foto cortesía National Post)

TORONTO.- Después del sonado debate sobre los impuestos de tránsito, el Ayuntamiento de la ciudad de Toronto se encontraba inmerso en otro más el pasado viernes. Esta vez se trata de la lucha por la “Reflecting Polol” (Estanque del reflejo) en Nathan Phillips Square y por una estación de bicicletas la cual, según la opinión del concejal y hermano del alcalde, Doug Ford, se convertirá “en nada más que unos baños públicos”.

El alcalde Rob Ford se ha levantado en contra de gastar 1,2 millones de dólares para convertir unas veinticuatro plazas de aparcamiento en los subsuelos del Ayuntamiento en una instalación para almacenar unas trescientas ochenta bicicletas. Además, trató de eliminar el componente de los vestuarios de los planes en el último día de una reunión del consejo, pero fue rechazado. Los planes de incluir los vestuarios suponen unos 150.000 dólares, incluyendo 20.000 dólares destinados a las duchas.

“Esto nos hace parecer tan tontos…”, dijo el alcalde dijo a sus colegas. “Más dinero del contribuyente yéndose por el desagüe”.

El concejal Doug Ford, por su parte, sufrió fuertes reprimendas por parte de sus colegas cuando aseguró que la estación se convertiría en unos baños públicos que pueden conducir a “travesuras”. El concejal Gord Perks calificó el comentario de homofóbico en una interpretación que Doug considera ridícula señalando que dona dinero a eventos del Orgullo Gay. “Soy el último hombre que es homofóbico y creo que todos lo saben”, dijo más tarde, añadiendo: “¿Quién iba a querer tomar una ducha en un sótano de un estacionamiento donde todo el mundo está tomando una ducha? Es sólo una pérdida de dinero “.

El Concejal Ford finalmente retiró su observación sobre los baños, y dijo que espera a cuando se “capturan a alguien” en las duchas.

Por su parte y según publica Natinoal Post, el concejal Paul Ainslie dijo que la estación en bicicleta era un buen uso de los fondos, ya que podría animar a la gente a usar bicicletas para desplazarse. La Autoridad de Estacionamientos de Toronto dijo que estaba renunciando a 70.000 dólares en ingresos a partir de los espacios, pero también dijo que por lo general tiene trescientos espacios vacíos en el lote.

El Consejo aprobó la estación de bicicletas por un resultado de la votación de 26 a 5.

Más temprano, el alcalde Ford había intentado pedir un informe para convertir la Reflecting Pool de Nathan Phillips Square en una piscina para niños – una idea que desarrolló el verano pasado cuando vio a los niños retozando en las fuentes en frente del Ayuntamiento de Edmonton.

“Tenemos un gran trabajo en el invierno convirtiéndolo en una pista de hielo”, dijo. “Creo que se puede obtener una alegría para gran cantidad de niños que pueden nadar y disfrutar de ella, que es como tiene que ser utilizada·, agregó.

La solicitud, sin embargo, ha indignado un número de concejales, que dijeron que no tenía sentido volver a examinar los planes de renovación de Nathan Phillips Square. Un presupuesto inicial de cuarenta millones de dólares ha crecido a más de sesenta millones, con elementos añadidos. “Sólo porque usted vio algo que se ve bien, ¿vamos a romper de nuevo el proyecto? Deme un respiro”, comentó el consejero Josh Matlow.

Además, la concejala Shelley Carroll bromeó diciendo que la ciudad debe contar con Parliament Hill para instalar barras en su jardín delantero, mientras que el concejal Adam Vaughan sugirió que la solicitud era por debajo de la plaza cívica, que es “un lugar de dignidad, no es un lugar de diversión.”

La oferta del alcalde de un informe sobre una piscina infantil perdió en un empate de 16 a 16.