De adicto a ADICTO

Uncategorized Jun 14, 2013 at 1:28 am

Por Teo Luna

El valiente dura, hasta que el cobarde quiere

La gran diferencia entre el matrimonio y el divorcio, es que el divorcio es para toda la vida, el matrimonio no. Si hay algo difícil en esta vida sin duda alguna, es llevar la fiesta en paz con tu pareja y de repente te das cuenta de matrimonios que cumplen 50 años o más de estar juntos, 40 o 30 años, celebrando un aniversario tras de otro y la pregunta obligada.- ¿Cómo le habrán hecho para soportar tantas emociones en tantísimo tiempo?-  Ahora, cuando voy a una escuela, les pido que levanten la mano, los alumnos hijos de padres divorciados y el número es sorprendente, como sorprende cuando les pido que levanten la mano quienes viven o están cercas de un alcohólico, de un drogadicto, y prácticamente todo el salón levanta de manera afirmativa el brazo y la mano, el caso es muy simple, alcohol, divorcios, hogares disfuncionales, violencia doméstica y otras tragedias para los niños por desgracia van de la mano y los niños repiten los patrones de conducta de sus padres, sus relaciones de pareja, serán enfermas, destructivas, disparejas.

Los que tienen mamitis

Muchos hombres inmaduros, endebles emocionales, infantiles, no quieren desprenderse de la teta materna, se casan pensando en que su esposa va a ser igual a su mamá en muchos sentidos, que va a cocinar igual de rico, piensan que las camisas y pantalones estarán perfectamente bien planchados como lo hizo mamá toda la vida, que todas las cosas estén en orden, el baño limpio, la despensa ordenada, la recámara dignamente limpia, tal y como lo hacía mamá cuando era soltero, mentalmente e incluso lo reclaman, expresan.- Mí mamá lo hacía así.- Por qué no lo haces como mi mamá.- Pregúntale a mi mamá cómo se hacen las enchiladas rojas, las tuyas no saben a nada.- Claro  que cuando hay un pleito fuerte en la pareja, el chabelote de 50 años, se enoja y muy indignado sale de su casa.- ¿A dónde crees que se va?.- Pues a casa de su mamá y su mamá lo recibe con los brazos abiertos, pensando siempre en lo que la víctima de su hijo le dice de la lagartona de su esposa.- Hay pobre de ti hijo mío, no mereces que te traten tan mal.- Y ahí, él bebe eterno, el inmaduro se siente seguro, protegido, pero sin duda, fracasado en su relación de pareja, porque al final, lo mandan a freír espárragos.

Los pleitos, ni ganados son buenos

La inmadurez es causal de divorcio, ambos cometen serios errores al platicar sus problemas a sus padres, por ello, la suegra es una metiche, se reciente con la pareja de su hija, de su hijo, ellos involucran a sus familiares, todos se meten en lo que no les importa, opinan, norman criterios y el pleito se hace más grande y como sucede en las relaciones enfermas, éstas se contentan, pero lo difícil es contentar a los demás, por otro lado, la información que dejan da una pésima imagen de su pareja y la familia se mete tanto en la vida de sus seres queridos que tarde que temprano el hilo se revienta por lo más delgado, el matrimonio truena.- la mamá dice.- Te lo dije, ese era un bueno para nada. Te lo dije, era una mosquita muerta.- En pareja se viven momentos difíciles que deben de ser resueltos en pareja y no por las mamás de ambos, no por hermanos o amigos quienes en la mayoría de los casos sus recomendaciones son vagas.- Divórciate.- Mándalo al demonio.- No te dejes.- Sácale hasta la última gota de dinero.- Hazle la vida de cuadritos.- Felizmente las sugerencias, los consejos.- A mí me pasó igual que a ti.- y todas las advertencias, tarde que temprano se cumplen y el matrimonio se diluye, luego, se vuelven a casar y viven el mismo infierno, nomás cambian de diablo. No ha sido fácil, en estos 20 años que cumplimos en agosto de estar casados, yo he tenido que trabajar mi parte, como mí neurosis, he dejado de ser explosivo, aunque de repente sale y resurge el huracán rugiente, despierta el cavernícola emocional, mejoré mi comunicación interna y la manera de hablarle a mi esposa, erradiqué mi celotipia, el avance ha sido impresionante, felizmente logro vencerlos, dejé mis depresiones, mí agresividad ha disminuido considerablemente, me volví más cariñoso, más detallista, ahora nos hacemos cariños todo el día como cuando éramos novios, nos hacemos bromas, reímos, disfrutamos el uno del otro y somos cómplices en todo. Muchas gracias por escribirme [email protected]  Te espero este miércoles a las 14:30 horas tiempo de Chihuahua, sintoniza mi programa www.canal28.tv jueves y sábado a las 11 de la mañana. Sigue mi huella Twitter @teo_luna Visita mi editorial www.crisiscreces.com