Maestros de Ontario llegan a acuerdo tentativo de salario

Canadá Jun 15, 2013 at 6:28 pm

Los aumentos salariales de los maestros de primaria de Ontario entrarían en vigor en septiembre de 2014, después de que expire el actual contrato.

TORONTO.- Los maestros de escuelas primarias públicas de Ontario han llegado a un acuerdo tentativo con la provincia que les daría un salario de aproximadamente 2 por ciento inferior, de lo alcanzado en la ronda anterior de negociaciones.

El gobierno liberal ha prometido eliminar la diferencia salarial entre los 76.000 miembros pertenecientes a la Federación de Maestros de Primaria de Ontario, ETFO, y sus contrapartes católico y francés.

La medida tomada por el gobierno contradice las declaraciones anteriores de la Premier Kathleen Wynne, y la Ministro de Educación, Liz Sandals, de que no habría más fondos en la mesa de los profesores. El aumento salarial le costará al fisco $ 112 millones de dólares cada año.

Los aumentos salariales entrarían en vigor en septiembre de 2014, después de que expire el actual contrato.

La Ministro Sandals también dejó la puerta abierta a pagar un aumento, en los actuales momentos, haciendo énfasis en que este acuerdo no representa un pacto sobre la paridad salarial, y que no hay otros parámetros establecidos para las futuras negociaciones del contrato.

“En realidad no hemos dicho nada acerca de lo que podríamos ofrecer en la próxima ronda de negociación colectiva”, dijo en Queen’s Park. “Eso es algo que vamos tener en un futuro. Lo que hemos dicho es que ha habido una discrepancia en el financiamiento de los maestros públicos de primaria”.

ETFO perdió 2 por ciento en aumentos salariales en 2009 durante conversaciones con quien fuera ministro de educación y actual Premier, Kathleen Wynne, porque no pudo cumplir con el plazo para la aceptación de un contrato.

Para ese entonces, otros grupos de maestros firmaron las ofertas de 12 por ciento en aumentos de sueldo durante cuatro años. En ese momento, Wynne hizo un último esfuerzo para evitar una huelga, con un 10,4 por ciento en cuatro años, que ETFO apenas aceptó.

Sandals dijo que el cambio de actitud del gobierno es un asunto de justicia, diciendo que los maestros de primaria no deben ser castigados porque su sindicato negoció un acuerdo inferior en años anteriores.

“No se trata de que los sindicatos tienen buena o mala táctica.  Se trata del maestro en particular”, dijo. “En ese sentido, la política pública del futuro es ¿por qué habríamos de pagar a los maestros católicos y franceses más que a los maestros públicos?”

Sin embargo, los conservadores criticaron el acuerdo como un movimiento puramente político por parte de los liberales, que han dependido del apoyo de los maestros para ganar las elecciones en el pasado.

En relación a esto, la Ministra de Educación rechazó ese punto de vista.

El acuerdo tentativo tiene que ser ratificado por los miembros de ETFO.

Los maestros comenzaron las protestas políticas en septiembre 2012, cuando el gobierno liberal presentó el Proyecto de Ley 115, una controvertida legislación que dictó las condiciones de sus contratos.