Investigadores canadienses encuentran avances para el tratamiento del asma leve

Canadá May 21, 2014 at 12:02 am
Los resultados podrían conducir a un tratamiento con anticuerpos dirigido a pacientes de asma alérgico leve.

Los resultados podrían conducir a un tratamiento con anticuerpos dirigido a pacientes de asma alérgico leve.

HAMILTON.- Los investigadores canadienses han experimentado exitosamente que un anticuerpo puede conducir a una mejora en la calidad de vida de los pacientes de asma al reducir la inflamación en los pulmones.

Científicos encontraron que el bloqueo de una proteína específica en los pulmones con el anticuerpo AMG 157 alivia la inflamación de línea de base, proporcionando protección contra los alérgenos en aquellos pacientes con asma alérgico leve.

Los pacientes con asma alérgico son típicamente tratados con broncodilatadores o corticosteroides que se inhalan. Sin embargo, los resultados del nuevo estudio podrían conducir a un tratamiento con anticuerpos para los pacientes que sufren de asma alérgico leve y que tienen problemas para usar los inhaladores o medicamentos a base de esteroides.

El Director Ejecutivo del Instituto Firestone de Salud Respiratoria en Hamilton, Ontario, Paul O’Byrne, coautor principal del estudio, dijo que el equipo de investigación descubrió que las células que recubren las vías respiratorias en los pulmones están constantemente produciendo una proteína específica que causa la inflamación.

“La proteína llamada linfopoyetina estromal tímica (TSLP) causa inflamación. Por primera vez, se demostró que estas células producen continuamente esta proteína en seres humanos con asma”.

 

El estudio se reclutaron a 31 pacientes con asma alérgico leve provenientes de cinco sitios diferentes de Canadá.

Los pacientes recibieron tres dosis mensuales de AMG 157 o placebo. Los investigadores monitorearon los pacientes y fueron expuestos a una serie de alérgenos para probar el efecto del anticuerpo sobre su asma.

Después de tres meses de seguimiento, los investigadores encontraron que el anticuerpo reduce significativamente la inflamación en los pulmones y protegió a los participantes contra los alérgenos inhalados en comparación con el placebo.

Los resultados pueden conducir a nuevos tipos de tratamiento para otros tipos de asma.