Candidatos por Ontario debatieron sobre empleo y corrupción

Uncategorized Jun 4, 2014 at 12:07 am
El debate constituyó el primer encuentro entre los candidatos para la provincia, Kathleen Wynne, Tim Hudak y Andrea Horwath.

El debate constituyó el primer encuentro entre los candidatos para la provincia, Kathleen Wynne, Tim Hudak y Andrea Horwath.

TORONTO.- Kathleen Wynne, Tim Hudak y Andrea Horwath fueron a un debate televisado en su intento de obtener la victoria como Premier de Ontario, en su intento por fragmentar los resultados de últimas encuestas que indican un empate entre el partido liberal y los conservadores progresivos.

La consulta conducida por el Instituto Laurier para el Estudio de Opinión y Política Pública utilizó encuestas de opinión entre el 20 y el 29 de mayo, además de una muestra de 5.000 votantes de Ontario.

La proyección otorga a los liberales 45 escaños, tres más que los conservadores progresivos, seguido por el NDP con 20 asientos, tres más de lo que ganaron en las elecciones de 2011.

Sin embargo, dos recientes encuestas, por EKOS y Abacus Data, sugieren una ventaja de los liberales previo al debate.

En una encuesta con fecha 31 de mayo de Abacus Data, los liberales cuentan con el 37 por ciento de apoyo mientras que los conservadores el 30 por ciento. El NDP registró 24.

El estudio de EKOS, para el primero de junio, sugiere una ventaja de los liberales del 38,5 por ciento, siendo de 33,7 por ciento para los Tories. NDP quedó atrás con el 16,9 por ciento.

Para el 2 de junio, 41 por ciento de los votantes estaban ya decididos por uno de los candidatos.

En el debate televisado, Wynne, Hudak y Horwath se dedicaron a convencer al 38 por ciento de los votantes indecisos, abordando temas centrales para el electorado como son creación de empleo y lucha contra la corrupción.

Este debate constituyó el primer encuentro entre los candidatos para la provincia, la Premier Kathleen Wynne, el líder conservador progresivo Tim Hudak y la líder del NDP Andrea Horwath, que se enfrentarán en las elecciones del 12 de junio.

“Fue la primera y única vez en que los tres líderes abordaron los mismos problemas en una campaña de solo un mes”, dijo Steve Paikin, moderador del debate.

Hudak defendió su plan “Un Millón de Empleo”, que ha sido criticado fuertemente por los liberales y economistas independientes como un mal cálculo matemático, aunque reiteró que está basado en números. También justificó su promesa de recortar 100.000 empleos en el sector público, una medida que tanto el partido liberal como el NDP han rechazado.

Los escándalos de los liberales también dominaron la discusión. Wynne hizo frente a la decisión de su partido de cancelar dos plantas eléctricas durante la elección de 2011, lo que podría costar a Ontario más de $ 1 mil millones.

Así como durante la campaña pasada, Hudak y Horwath calificaron a los liberales de corruptos y de gobernantes no confiables.

Horwath fue sometida a preguntas sobre la dirección que ha tomado su partido, después de que se negó a apoyar el presupuesto y de firmar una carta que advertencia para retirar el apoyo del NDP, hecho considerado por algunos como un cambio de los nuevos demócratas hacia la derecha.