La FIFA pagó para que Irlanda no denunciara ‘la mano de Henry’

Deportes Jun 4, 2015 at 3:06 pm

 

Thierry Henry, en el momento de asistir a Gallas tras acomodarse el balón con la mano.

Thierry Henry, en el momento de asistir a Gallas tras acomodarse el balón con la mano.

John Delaney, presidente de la federación irlandesa de fútbol (Football Association of Ireland, FAI), ha confirmado que la FIFA pagó a la institución para impedir que recurriera ante los tribunales la clasificación de Francia en una eliminatoria que ganó con un gol marcado tras una mano de Thierry Henry en 2009, en la eliminatoria de clasifiación para el Mundial de Sudáfrica de 2010. Según recoge una entrevista a RTE Radio 1, Delaney admite que el cobro de dinero, que se sitúa en torno a los cinco millones de euros, paralizó la batalla legal que los irlandeses pretendían plantear por su polémica eliminación en la repesca para el Mundial de Sudáfrica de 2010. Tras la victoria francesa a domicilio (0-1) en la ida, en el partido de vuelta, disputado en el Estadio de Saint-Denis, Irlanda iba ganando gracias a un gol de Keane marcado en el minuto 33, pero en la prórroga se clasificó finalmente Francia tras un gol de Gallas (M. 104) marcado a partir de la asistencia de Henry, que controló el balón con la mano dentro del área.

Así, preguntado en la entrevista sobre el supuesto pago, Delaney declara: “Nos pareció que teníamos una base legal contra la FIFA por la forma en cómo la mano de Henry nos dejó fuera del playoff de la Copa del Mundo”. La intención de la federación irlandesa era que, tras su recurso, el Mundial, en el que iban a participar 32 selecciones, contara también con su presencia, y convertirse en la selección 33ª.

En la entrevista, preguntado sobre si el pago fue de cinco millones de euros, Delaney elude confirmar o negar la cifra, apelando a que estaba obligado por la cláusula de confidencialidad. “Era un pago a la asociación”, explica el presidente de la FAI, “por no proceder mediante una causa legal. Allí se pone una cláusula de confidencialidad por la que no puedo hablar de la cantidad en cuestión”.

En todo caso, defiende la legalidad de la fórmula empleada: “Fue una oferta muy buena y legítima de la FAI”. Finalmente, preguntado por si había recibido un soborno, Delaney, riendo, explicó: “No, no. No en mi salario”.