Desclasificado un informe del FBI: “Fred Trump me dijo que no alquilara apartamentos a negros”

Mundo Noticias Feb 21, 2017 at 3:32 pm
Donald Trump con su padre, Fred, en la inauguración de la pista de hielo de Central Park en 1987.

Donald Trump con su padre, Fred, en la inauguración de la pista de hielo de Central Park en 1987.

Para alquilar uno de los apartamentos que Fred Trump promovía en Staten Island, uno de los cinco grandes distritos de Nueva York, había que ganar al mes cuatro veces lo que valía la renta. Era 1973, el piso más barato costaba unos 160 dólares, y pedir un certificado de ingresos resultaba -y resulta- una forma de cribar a inquilinos de menor solvencia. Pero, según la versión de uno de los empleados del viejo Trump, si la familia o individuo interesado era negro, las cosas se ponían más cuesta arriba: “Al final de mis dos semanas en Tysen Park, Fred Trump me dijo que no alquilara a negros. También quería que me librara de los que había en el edificio diciéndoles que había viviendas baratas disponibles para ellos”, declaró un exempleado, que había sido despedido a las pocas semanas de trabajar con el constructor.

El testimonio está recogido de un largo informe que el FBIha desclasificado esta misma semana y aborda una demanda por discriminación racial que el hoy presidente de Estados Unidos y su padre recibieron hace cuatro décadas, de la que The Washington Post informó el año pasado. El caso se resolvió con un acuerdo extrajudicial y con el compromiso de Trump de mejorar sus prácticas para evitar riesgo de discriminación, aunque no admitió culpas ni fue sancionado por ello.

 La composición racial de esa promoción de viviendas de la que hablaba el empleado a los investigadores, formada por 700 unidades, era de un 15% de hispanos, 2% negros. Durante el tiempo que trabajó allí, encontró a una familia afroamericana que cumplía los parámetros necesarios para alquilar un apartamento, pero el jefe los rechazó: “Me dijo que eran negros y ya está”, dijo el empleado. Pese a lo cruda de esta declaración, el constructor siempre negó la discriminación de las minorías, “va en contra la ley”, dijo cuando el empleado le preguntó abiertamente por ello.

Fred Trump hizo fortuna construyendo viviendas en Queens, Brooklyn y Staten Island para bolsillos modestos. El verdadero apellido de la familia era Trumpf, con la efe, pero tras la Segunda Guerra Mundial, Fred mentía sobre su origen alemán y se presentaba como sueco para no ahuyentar a vecinos judíos. El caso en el que se le acusó de discriminación arranca en una época de tensiones raciales y la zona en la que Trump hijo -hoy presidente- nació es especialmente multicultural.

Trump hijo estudió en la escuela de negocios de Wharton y se puso a trabajar con su padre. Cuando las investigaciones tuvieron lugar, era un joven de menos de 30 años a punto de cumplir su sueño: dar el salto a Manhattan y convertirse en el magnate inmobiliario que es hoy. El expediente ha sido publicado por el FBI en una apartado de la página web en el que se recogen asuntos sobre los que el departamento federal ha recibido muchas solicitudes de información.

En el documento, de casi 400 páginas, otro testigo afroamericano relata que, en 1968, trató de alquilar una vivienda en Jamaica, una zona de Queens, en respuesta a un anuncio que había visto. El responsable le dijo que ya no estaba disponible, pero un amigo suyo blanco probó suerte tan solo unas horas después y no hubo problema. La investigación tuvo lugar entre 1972 y 1974, y el departamento de Justicia impulsó la causa en el 73, aunque padre e hijo lograron resolverlo en el 75.