La oposición venezolana opta por la movilización permanente en la calle

Latinoamérica Noticias Apr 20, 2017 at 7:37 pm
Decenas de miles de personas salieron a las calles este jueves protestando contra Maduro.

Decenas de miles de personas salieron a las calles este jueves protestando contra Maduro.

La oposición venezolana volvió ayer a las calles para continuar las protestas contra Nicolás Maduro. Tras la gran marcha del miércoles, el objetivo de los manifestantes consiste en mantener viva esa presión. Muchos se dicen dispuestos a movilizarse a ultranza, a pesar de los choques con las fuerzas de seguridad en la jornada anterior, que dejó al menos tres fallecidos, y que ayer seguían. Los líderes opositores acusaron a las autoridades de “represión” y estas trataron de responsabilizar a los manifestantes de al menos una de las muertes.

Mientras tanto, el Gobierno de Maduro, que intenta vincular a la oposición con los episodios de violencia desde el inicio de las protestas, hace tres semanas, aseguró que al menos uno de los tres fallecidos el miércoles, una mujer antichavista tiroteada en el Estado de Táchira, murió según su investigación a manos de un militante del partido de María Corina Machado, el opositor Vente Venezuela. Hace tres años, el exalcalde del municipio Chacao de Caracas, Leopoldo López, fue encarcelado con la acusación de haber instigado en 2014 unos disturbios tras unas manifestaciones.

Desgastar al Gobierno

En este contexto, los venezolanos cansados del Gobierno de Maduro expresaban ayer su rechazo. Isabel Otero y su esposo, Jhonny Urdaneta, marcharon con pancartas colgadas a sus cuellos. La de Urdaneta tenía dibujado un tablero de tiro al blanco, representando que los “venezolanos son objetivos del hampa y represión”. “Soy arquitecto, estoy jubilado, y marcho porque ya he perdido ocho kilos en un año por culpa de la crisis económica. Uno de mis hijos se tuvo que ir a España porque en Venezuela lo robaban, no tenía futuro acá”, dijo a EL PAÍS.

“¿Hasta cuándo los venezolanos estaremos padeciendo por un gobierno irresponsable? Me parece increíble que se donen 500.000 dólares para la investidura de Trump en medio de una crisis en nuestro país. Queremos elecciones ya, un nuevo Consejo Nacional Electoral y la liberación de los presos políticos. Se olvidan de que Chávez estuvo preso en la cárcel Yare y recibió un indulto en democracia”, aseguró Otero.

La clave de la estrategia opositora consiste en la insistencia y en el intento de desgaste paulatino del Gobierno. Luz Marina Quintero, psicóloga industrial, consideró que “no se pueden abandonar las calles”. “Es la alternativa que tenemos ante esta dictadura, por eso debemos insistir”. Carlos Pérez, de 23 años, estudiante de interpretación, aseguró: “Seguiremos marchando. El que tiene miedo es el Gobierno, no nosotros. Por eso no quieren ir a eleccionesy prefieren sacar a la Guardia Nacional y la policía para golpear a la gente”. Otro estudiante de la Universidad Metropolitana, Gerardo, de 22 años, destacó la importancia de seguir con las protestas: “Hay que ser estratégico. Hay que seguir viniendo, no importa que haya más o menos gente”.

General Motors suspende operaciones

El consorcio estadounidense General Motors ha anunciado este jueves el cese inmediato de sus operaciones en Venezuela. La decisión se produce después que el gigante automovilístico denunciara, el pasado miércoles, la confiscación por parte de las autoridades locales de su instalación industrial en la ciudad de Valencia, a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas. La justicia venezolana procedió al embargo en el marco del juicio que enfrenta a General Motors y a un concesionario de Chevrolet (marca a su vez propiedad de General Motors) en la localidad de Maracaibo. Este concesionario denunció a la firma norteamericana en el año 2000 tras haberle rescindido el contrato aduciendo “ineficiente desempeño”según informa la prensa local

La cantidad de dinero en litigio ascendía a 476.000 millones de bolívares, equivalentes a 4.760 millones de dólares al cambio oficial y 103 millones (95 millones de euros) en el mercado paralelo, según calcula Dolartoday. El consorcio estadounidense, cuya planta venezolana tiene una capacidad para fabricar 45.000 unidades —aunque tenía su actividad en mínimos desde 2015—, ha lamentado en un comunicado que la cifra solicitada por la otra parte “excede toda lógica y haría inviable las actividades de GMV [General Motors Venezuela] de forma permanente”. Ha lamentado que el embargo es“improcedente, absurdo, fuera de la lógica jurídica y del debido proceso. GMV está tomando todas las medidas legales a su alcance con el fin de proteger los derechos de sus trabajadores y de sus bienes”.

 “Ayer, la planta de GMV fue inesperadamente tomada por las autoridades públicas, impidiendo las normales operaciones”, ha asegurado la compañía en un comunicado. La notificación de la confiscación fue enviada por un juzgado del Estado Zulia, informa el diario El CarabobeñoEl fabricante también ha informado de que otros activos de la firma, como vehículos, han sido “retirados ilegalmente de sus instalaciones”, y ha añadido que este embargo causará daños “irreparables” a la empresa, a sus 2.678 trabajadores locales, 79 concesionarios y a sus proveedores.

La confiscación de la planta de General Motors llega en un contexto de profunda crisis económica e institucional que ya ha empujado a otras compañías estadounidenses a abandonar el país. A principios de 2015, Ford canceló su inversión en Venezuela. En el pasado, el mismo Gobierno llevó a cabo expropiaciones y hoy, Venezuela se enfrenta una veintena de casos de arbitrajesobre nacionalizaciones, informa Reuters.

General Motors empezó su actividad en Venezuela en 1948, cuando abrió una fábrica en las afueras de Caracas, en la que fabricó un modelo pick-up de Chevrolet y se convirtió en la empresa “pionera” en el sector del automóvil en el país. Pese a lo ocurrido, el consorcio estadounidense ha asegurado que continuará ofreciendo servicio de posventa y de piezas de recambio a sus clientes a través de sus representantes en el mercado venezolano.