Wynne presenta planes para enfriar el creciente mercado de viviendas de Ontario

Top News Apr 21, 2017 at 12:25 am
La Premier de Ontario, Kathleen Wynne, dijo que las nuevas medidas están dirigidas a frenar los aumentos en los alquileres y los precios de la vivienda que están aumentando "más rápido que los cheques de pago de la gente". (Linda Ward / CBC)

La Premier de Ontario, Kathleen Wynne, dijo que las nuevas medidas están dirigidas a frenar los aumentos en los alquileres y los precios de la vivienda que están aumentando “más rápido que los cheques de pago de la gente”. (Linda Ward / CBC)

TORONTO.- La provincia presentó planes este jueves para enfriar el creciente mercado inmobiliario y de alquiler de Ontario, con el objetivo de hacer que la vivienda sea “más justa y más asequible”.

La Premier Kathleen Wynne dijo que espera que las 16 medidas contengan los costos de vivienda que están aumentando “mucho más rápido que los cheques de sueldos de las personas”.

“Se trata de ayudar a la gente a poder comprar una casa, poder alquilar una casa o quedarse en la casa de alquiler en la que están”, dijo.

Medidas incluyen:

- Un impuesto del 15 por ciento sobre la compra de casas por extranjeros no residentes en Toronto y la Gran Herradura Dorada (Greater Golden Horseshoe). Wynne dijo que el impuesto no se aplicaría a los nuevos inmigrantes que planean vivir aquí, sino a los especuladores que “nunca pondrán pie en Ontario”.

- Ampliar el actual sistema de control de alquileres de la provincia para cubrir todos los inquilinos, no sólo aquellos en edificios construidos antes de 1991 bajo la regla actual. CBC Toronto dio la noticia por primera vez cuando el ministro de Finanzas, Chris Ballard, dijo que el gobierno se movería para eliminar la regla de 1991, un tema que fue resaltado en una serie de historias llamadas “Sin Dirección Fija”.

Los aumentos de renta deben venir a través de la legislación aprobada, toma efecto a partir de este 20 de abril.

Una rebaja de los costos de desarrollo para fomentar la construcción de más viviendas de alquiler.

- Un documento de arrendamiento estandarizado para todos los inquilinos.

- Una prohibición de revender unidades de pre-construcción por los especuladores.

- Una revisión de las normas que rigen la conducta de los agentes inmobiliarios.

- Nuevos poderes para Toronto y otros municipios para introducir un impuesto sobre viviendas vacantes para alentar a los propietarios a vender o alquilar unidades desocupadas.

- Un movimiento para identificar terrenos excedentes provinciales que podrían usarse para el desarrollo de viviendas asequibles y de alquiler. En Toronto las áreas identificadas incluyen las Tierras West Don y 27 Grosvenor St. y 26 Grenville St.

- Un programa de cinco años de 125 millones de dólares para fomentar la construcción de nuevos edificios de apartamentos de alquiler construidos específicamente, rebajando una parte de los gastos de desarrollo.

En el anuncio de este jueves en el barrio de Liberty Village, Wynne hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la que participó también el ministro de Finanzas, Charles Sousa y Ballard.

El precio promedio de las casas unifamiliares en el área metropolitana de Toronto se elevó a $1,21 millones el mes pasado, un 33,4 por ciento más que hace un año, pero Wynne dijo que el problema se extiende por todo el área de Golden Horseshoe.

Sousa dijo que invertir en bienes raíces no es una mala cosa, pero quiere que los especuladores paguen su parte justa.