Las versiones chocan en el primer día de juicio a Bill Cosby

Espectáculo Mundo Noticias Jun 5, 2017 at 10:05 pm
Bill Cosby, acompañado de la actriz Keshia Knight de 'La hora de Bill Cosby', este lunes a la llegada al juicio.

Bill Cosby, acompañado de la actriz Keshia Knight de ‘La hora de Bill Cosby’, este lunes a la llegada al juicio.

La verdadera hora de Bill Cosby ha empezado este lunes en un pueblo de Pensilvania llamado Norristown, cerca de Filadelfia. A pocas millas de allí, hace 14 años, una mujer asegura que el famoso cómico la drogó y la agredió sexualmente. El juez del tribunal donde ha comenzado el juicio contra el actor, Steven O’Neill, se dirigió al jurado al inicio de la vista con una pregunta: “Esto es importante, ¿son cómodas sus sillas? Porque van a pasar mucho tiempo aquí”, dijo. El proceso, una bomba mediática, durará alrededor de dos semanas y corre el riesgo de convertirse en un combate interminable entre la palabra de Andrea Constand, quien lo acusa, y la del intérprete, cuyo abogado enfatizó, citando el relato de su defendido, que la relación fue consentida, hasta “romántica”.

Cosby, de 79 años, entró en la sala A del tribunal del Condado de Montgomery del brazo de la actriz Keshia Knight, su hija pequeña en la famosa serie, Rudy, y otro acompañante, vestido con traje oscuro y corbata. Con apariencia relajada, incluso jovial, intercambió abrazos, palmadas en la espalda y sonrisas con su equipo legal, con quienes entabló lo que parecía una charla distendida, como si aquello por lo que estaban allí no fuera lo que era, el juicio por agresión sexual a quien fuera un icono de la televisión de los ochenta, un referente de la comunidad afroamericana, el inolvidable Doctor Cliff que le deparó el sobrenombre de El Padre de América.

El actor, que está casi ciego, iba acompañado de una de las estrellas del
El actor, que está casi ciego, iba acompañado de una de las estrellas del “The Cosby Show”, Keshia Knight Pulliam. DAVID MAIALETTI AP

Dentro de la sala no se permiten cámaras, teléfonos o cualquier tipo de retransmisión. El juez quiere evitar que el juicio se convierta en un espectáculo como el de O. J. Simpson, el proceso con el que estos días los estadounidenses están comparando elcaso Cosby. Los 12 miembros del jurado, siete hombres y cinco mujeres, pasarán lo que dure el juicio incomunicados en un hotel, intentando abstraerse de la tormenta mediática que supone este proceso, palpable este lunes en Norristown, con las calles aledañas al tribunal tomadas por las unidades móviles de las cadenas de televisión.

Kristen Feden, la fiscal auxiliar del distrito de Montgomery, ha explicado durante más de 40 minutos que Cosby usó contra Andrea Constand, una canadiense que entonces tenía 30 años, “su método ya practicado” para incapacitarla y poder abusar de ella, dándole unas píldoras para ayudarla con el estrés del que ella se había quejado y, abusando de su confianza y la amistad que les había unido durante meses, poder abusar de ella una vez que que lo visitó en su casa. “Estas tres píldoras te ayudarán’, le dijo”, y luego “se sintió paralizada, congelada, sin vida…”. “No se pudo negar y no pudo consentir”, afirmó Kristen Feden.

El relato llueve sobre mojado, ya que cerca de 60 mujeres han acusado al actor en los últimos años de haber abusado de ellas décadas atrás, pero prácticamente todos aquellos casos han prescrito y Cosby solo va a responder por la acusación de Constand. Se enfrenta tres delitos de agresión con agravante por los que podría cumplir 10 años de prisión. El juez ha permitido que declare como testigo a una de las otras mujeres que le han denunciado, que lo acusa de haber procedido del mismo modo con ella en 1996. Esta tomó la palabra este lunes, en la primera sesión, bajo la identidad de “Kacey”. Relató ante el jurado que el actor la drogó en un hotel de Los Angeles y la agredió. Se sentía “como si estuviera bajo el agua”, dijo.

Bill Cosby, abandona la sala tras una pausa para la hora de la comida.ampliar foto
Bill Cosby, abandona la sala tras una pausa para la hora de la comida. POOL REUTERS

La defensa del actor, dirigida por Brian McMongale, buscará minar la credibilidad de Constand, quien, sostiene, mantuvo una relación cordial con el actor durante meses después de los hechos denunciados. “¡Le hizo 53 llamadas!”, espetó. “La agresión sexual es un delito terrible”, dijo el abogado, “de vez en cuando hay un falsa acusación que puede destruir una vida”.

La sonrisa con la que Bill Cosby se presentó se había borrado mucho rato antes, justo cuando entró el jurado y empezó la vista. Luego pasó un buen rato jugueteando con la empuñadura de su bastón entre los dedos. El entrañableDoctor Cliff ha pedido no testificar durante el juicio, aunque la estrategia puede cambiar en función de los acontecimientos. Sí lo hara Andrea Constand.

CASO REABIERTO

El caso de Andrea Constand, que era directora deportiva del equipo de baloncesto en la Universidad de Temple cuando conoció al actor, patrono de la institución, había quedado cerrado hace más de una décadas. Ella le había de denunciado, pero los fiscales no presentaron cargos y el caso acabó en un acuerdo extrajudicial. Tras las denuncias públicas de una ristra de mujeres y la desclaisifación de una vieja declaración del actor, en la que afirmaba haber drogado a mujeres para mantener relaciones sexuales con ellas, permitió reabrirlo.