La aspirante indígena a la presidencia de México rechaza dinero público para su campaña

Latinoamérica Noticias Oct 9, 2017 at 9:59 am

20171009032848_1507512839_stillMaría de Jesús Patricio, portavoz del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), formalizó este sábado sus aspiraciones para convertirse en candidata independiente de las elecciones presidenciales de 2018. La indígena nahua de 53 años, conocida como Marichuy, acudió al Instituto Nacional Electoral (INE) para inscribirse en el proceso. Patricio anunció, entre aplausos, que no utilizará “ningún peso” de los recursos públicos que suministra la autoridad electoral a los candidatos para su campaña.

“Esta es una propuesta colectiva, que no es como ellos (los políticos) lo tienen diseñado, en que es una persona la que dice, una persona la que decide y se hace lo que la persona dice. Aquí no. Somos un colectivo”, dijo la aspirante este sábado rodeada de sus simpatizantes.

La portavoz del movimiento indígena es originaria del estado de Jalisco. Se dedica a la herbolaria y medicina tradicional, además de ser activista por los derechos de los indígenas. Es una de las únicas aspirantes relevantes a la candidatura independiente que no ha estado vinculada a un partido. Esta mañana, criticó a los profesionales de la política. “En este tiempo que acabamos de pasar las catástrofes, se vio clarito que no les interesa la gente de abajo”, anunció.

Marichuy debe recabar 866.000 firmas de ciudadanos en 17 de 32 estados del país para conseguir el registro oficial como candidata sin partido a la presidencia. Tendrá 120 días para hacerlo y la autoridad electoral avalará los apoyos en marzo del próximo año. En un proceso electoral en el que la mayoría de instituciones sufre una crisis de credibilidad, la aspirante apeló a los ciudadanos. “Nos tenemos que organizar y darnos la mano entre todos y acabar con este sistema capitalista, patriarcal, este sistema racista y clasista”.

Marichuy es la segunda mujer en registrarse ante el INE como aspirante ciudadana a la presidencia. La primera fue Wendolín Gutiérrez, una abogada de Ciudad de México que estuvo vinculada al Partido Acción Nacional (PAN).Margarita Zavala, otra mujer exmilitante de la organización conservadora, acudirá en los próximos días ante la autoridad electoral para iniciar el proceso.