Luisa Ortega pide a los venezolanos que no retrocedan ante las amenazas y voten en las regionales

Latinoamérica Noticias Oct 10, 2017 at 6:34 pm
Luisa Ortega Díaz en una entrevista en Caracas el pasado 10 de agosto.

Luisa Ortega Díaz en una entrevista en Caracas el pasado 10 de agosto.

La fiscal destituida de Venezuela, Luisa Ortega, dice que no va a dejar de denunciar lo que pasa en su país. Este martes, en el primer evento público en Bogotá desde que llegó el pasado 18 de agosto, se ha pronunciado sobre las elecciones regionales que se celebran el domingo 15 de octubre en su país. “Hoy, por primera vez estoy haciendo un llamado a votar, pese a las condiciones desfavorables y a la desacreditación del CNE (Consejo Nacional Electoral). Pido que no retrocedan ante las amenazas, que venzan el miedo de quienes han querido someternos a través del hambre, la miseria y la enfermedad”, señaló Ortega en un discurso en el que reclamó que estas elecciones debieron hacerse el año pasado. “El régimen pretende ahora hacer ver que en el país se respetan las libertades con este proceso, pero basta una mirada desde la convocatoria para ver que el proceso está plagado de irregularidades y amenaza a los que proponen algo distinto. Ha sido una campaña bochornosa”.

Ortega también habló de su huida con cifras en mano. “A Colombia hemos llegado casi 350.000 ciudadanos venezolanos en los dos últimos años. En Venezuela no hay democracia, ni libertades”, aseguró en la Universidad del Rosario, a donde fue invitada por el observatorio académico que analiza la situación de su país desde hace dos décadas.

Recordó las circunstancias que, según ella, han sacado de Venezuela a miles de sus compatriotas. “El déficit nutricional en menores de cinco años era de 54% en abril, en agosto llegaba al 68%. Nuestros niños están mal alimentados. Tampoco hay garantías para el acceso a salud. La falta de medicamentos en enero de 2017 alcanzó el 85%, en el 81% de los hospitales escasea material quirúrgico y el 44% de los quirófanos están cerrados”.

La exfiscal fue destituida de su cargo por la Asamblea Nacional Constituyente, después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aprobó el antejuicio de mérito. Desde entonces ha emprendido una gira por varios países, con Bogotá como sede, para denunciar actos de corrupción del gobierno de Nicolás Maduro. Aunque se ha negado a dar detalles a la prensa sobre sus acusaciones, ha insistido en señalar a Venezuela como un “Estado de terror”. “Es imposible ejecutar cualquier acción que no sea del pensamiento de quienes tienen el poder. Esa situación ha obligado a salir a muchos venezolanos del país. Las cifras ya cuentan dos millones”, asegura.