Portugal y Francia se clasifican para Rusia 2018

Deportes Noticias Oct 10, 2017 at 9:41 pm

 

Cristiano, durante el partido contra Suiza en Lisboa.

Cristiano, durante el partido contra Suiza en Lisboa.

El Mundial de Rusia de 2018 completó su primera criba europea este martes. Se clasificaron por la vía directa Portugal (2-0 ante Suiza) y Francia (2-1 ante Bielorrusia) y se apuntaron a la repesca Suiza, Suecia (a pesar de caer en Holanda, 2-0) y Grecia (que le metió 4-0 a Gibraltar). En el trance, Cristiano Ronaldo se inscribió en su cuarto Mundial. Sin alardes. El mejor portugués en Lisboa fue Bernardo Silva, mago fugaz de un partido para patriotas. Solo los hinchas implicados por razón de su nacimiento pudieron disfrutarlo.

El fútbol es la industria de las pasiones y la Copa del Mundo es su primera fábrica. Pero se produce una contradicción. A medida que adquiere sofisticación, la maquinaria conspira contra la producción. El partido que enfrentó a Portugal con Suiza en Lisboa es una muestra. Las emociones del Grupo B alimentaron un negocio menos emocionante por lo que ocurrió en el campo que por lo que se anunció fuera. Por la megafonía sonó el himno y la multitud del estadio Da Luz formó un mosaico majestuoso mientras modulaba el grito: “¡Às armas!”.

El campeón de Europa necesitaba una victoria para recortar a Suiza tres puntos de ventaja. Su potencial era formidable. Disponía de algunos de los jugadores más atractivos del continente y tenía 90 minutos para lucirlos. Era el reino del mata-mata. Lo mejor que puede ofrecer un partido de clasificación. Una promesa de adrenalina transformada en sobredosis de tila desde el minuto uno. Ni una concesión al buen gusto. Ni un pase interior durante una hora. Ni un remate. Ni un desmarque serio. De tan simple, el equipo del melancólico Fernando Santos aproximó su juego a la mediocridad. Así lo sintió el público, que asistió en silencio, recordando con nostalgia la fiebre del himno. Si Djourou no se hubiera metido el 1-0 en contra, habría podido pasar cualquier cosa.

Portugal ganó la Eurocopa de 2016 del mismo modo que se ha clasificado para el Mundial de 2018. Ahorrando energía y recursos. Protegiéndose con mucha gente y atacando de modo que el balón nunca pase por el medio hasta el final de la jugada. Cada vez que iniciaba el juego revelaba su cautela. El que recibía la pelota en su campo la pasaba en horizontal, abría a las bandas, cambiaba de orientación, o hacía lo que fuera necesario por no meter un pase que rompiera una línea rival. El gran miedo de Fernando Santos es perder la pelota en los carriles centrales, así es que todo se canalizó por afuera. Los mejores jugadores se tiraron a las bandas para tocarla de vez en cuando, porque de otro modo era imposible. Joao Mario, Bernardo Silva, y Cristiano, progresaron por los lados y dejaron que André Silva fijara a los centrales. El juego discurrió por fuera y casi de forma automática acabó en los laterales, Cedric o Eliseu, que invariablemente centraban a cualquier parte. Como cada centro, por mal lanzado que esté, implica un desenlace aleatorio, el destino de Portugal no dependió tanto del talento de sus futbolistas y se depositó en las cosas de la fortuna. En el minuto 41, Portugal tuvo suerte.

El partido había entrado en una fase de sopor y Suiza empezaba a dominar la situación en el mediocampo, cuando se produjo una pérdida y una contra. Eliseu recibió la pelota en la raya izquierda y metió un centro muy tocado. Ante la pelota que volaba con efecto, el central Djourou cometió el error de intentar despejarla mal perfilado. Tan mal que la empujó a su propia red.

Suiza fue lo que dispusieron Freuler, Zhaka y Shakiri, sus dos interiores y su enganche. Tres buenos jugadores y tres personalidades desparejas, demasiado vanidosos y demasiado displicentes para afrontar la adversidad. Demasiado poco ante Bernardo Silva, el único portugués que se atrevió a filtrar un pase. El 2-0 fue obra suya. Lo metió André y selló el billete tranquilamente. Cristiano no disparó a puerta.

Holanda será la gran ausente europea en Rusia. Necesitaba ganar por siete goles de diferencia a Suecia y se quedó en el 2-0. Los dos tantos obra de Robben, que se despidió de la selección a sus 33 años y tras 96 partidos, después de disputar tres Eurocopas y tres Mundiales. En París, Francia se impuso a Bielorrusia con goles de Griezmann y Giroud.

RESULTADOS Y CLASIFICACIONES

Grupo A. Francia, 2-Bielorrusia, 1. Luxemburgo, 1-Bulgaria, 1. Holanda, 2-Suecia, 0. Clasificación: 1. Francia, 23 puntos. 2. Suecia, 19 (repesca).

Grupo B. Hungría, 1-Islas Feroe, 0. Letonia, 4-Andorra, 0. Portugal, 2-Suiza, 0. Clasificación: 1. Portugal, 27 puntos. 2. Suiza, 27 (repesca).

Grupo C. República Checa, 5-San Marino, 0. Alemania, 5-Azerbayán, 1. Noruega, 1-Irlanda del Norte, 0. Clasificación: 1. Alemania, 30 puntos. 2. Irlanda del Norte, 19 (repesca).

Grupo D. Moldavia, 0-Austria, 1. Serbia, 1-Georgia, 0. Gales, 0-República de Irlanda, 1. Clasificación:1. Serbia, 21 puntos. 2. República de Irlanda, 19 (repesca).

Grupo E. Dinamarca, 1-Rumanía, 1. Kazajistán, 1-Armenia, 1. Polonia, 4-Montenegro, 2. Clasificación: 1. Polonia, 25 puntos. 2. Dinamarca, 20 (repesca).

Grupo F. Lituania, 0-Inglaterra, 1. Eslovaquia, 3-Malta, 0. Eslovenia, 2-Escocia, 2. Clasificación: 1. Inglaterra, 28 puntos. 2. Eslovaquia, 18 (eliminada).

Grupo G. Albania, 0-Italia, 1. Israel, 0-España, 1. Macedonia, 4-Liechtenstein, 0. Clasificación: 1. España, 28 puntos. 2. Italia, 23 (repesca).

Grupo H. Bélgica, 4-Chipre, 0. Estonia, 1-Bosnia-Herzegovina, 2. Grecia, 4-Gibraltar, 0. Clasificación: 1. Bélgica, 28 puntos. 2. Grecia, 19 (repesca).

Grupo I. Finlandia, 2-Turquía, 2. Islandia, 2-Kosovo, 0. Ucrania, 0-Croacia, 2. Clasificación: 1. Islandia, 22 puntos. 2. Croacia, 20 (repesca).