La Fiscalía acusa al vicepresidente de Ecuador de dirigir una trama de sobornos

Latinoamérica Noticias Nov 10, 2017 at 9:44 am
Jorge Glas, en la cárcel de Quito.

Jorge Glas, en la cárcel de Quito.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, será juzgado por el caso Odebrecht como presunto autor de un delito de asociación ilícita. El fiscal general, Carlos Baca Mancheno, ha formulado el jueves cargos contra el político, ya encarcelado por este caso, y le atribuyó la responsabilidad de un “esquema gerencial” en una “organización delictiva y criminal”.

La empresa llegó a mover en Ecuador, según una investigación liderada por Estados Unidos, más de 33 millones de dólares en sobornos a funcionarios públicos ecuatorianos a cambio de asegurarse contratos con el Estado. Sin embargo, la cifra del perjuicio ha ido creciendo a medida que avanza el proceso y ya se estima en 50 millones de dólares, según la Procuraduría General, que defiende los intereses del Estado.
 El vicepresidente Glas es el cargo de mayor rango, ahora suspendido de sus funciones, implicado en el caso en Ecuador y a nivel internacional. Está acusado de asociación ilícita, un delito penado por la legislación ecuatoriana con prisión de tres a cinco años, y está en prisión preventiva desde inicios de octubre.

Cohecho y blanqueo

Glas se ha negado a renunciar a su puesto como vicepresidente del Gobierno de Lenín Moreno y defiende su inocencia. Según la versión del que fuera también vicepresidente de Rafael Correa, todas las acusaciones forman parte de una supuesta conspiración organizada por la constructora brasileña para desprestigiarle. El expresidente Correa defiende que no hay pruebas contra Glas.

En el proceso también está implicado su tío, Ricardo Rivera, quien, según la fiscalía, se habría beneficiado de su parentesco para recibir hasta 13 millones de dólares de Odebrecht a cambio de asegurar a la constructora encargos estatales aun sin ostentar ningún cargo. La fiscalía ya ha abierto otras ramas de investigación por cohecho, enriquecimiento ilícito o blanqueo de activos en las que están incluidos Glas, su tío, el exauditor prófugo Carlos Pólit, ministros del Gobierno de Correa y otros funcionarios.

LA CONFESIÓN DEL EXGERENTE POR UNA PENA MENOR

Las autoridades han decidido no acusar al exgerente de Odebrecht en Ecuador, Jose Conceição Santos Filho, como responsable de la trama en el país, ya que este tiene un acuerdo con la Justicia brasileña para reducir su condena a cambio de colaboración. Santos cumplirá en Brasil ocho años y deberá pagar 5,1 millones de dólares al Estado. Además, se le confiscarán los bienes que haya obtenido de operaciones ilícitas o por la trama de sobornos y tendrá prohibido contratar con el Estado. Las revelaciones de Santos, que compartió con Ecuador vía asistencia penal internacional y videoconferencia, fueron fundamentales, según las autoridades, para conocer el esquema de pagos de Odebrecht a funcionarios para hacerse con proyectos millonarios de los que el vicepresidente Jorge Glas era responsable como ministro coordinador de sectores estratégicos.