La UE ratifica sus primeras sanciones a Venezuela

Latinoamérica Noticias Nov 13, 2017 at 4:51 pm
Un grupo de personas hace cola a las puertas de un supermercado en Caracas.

Un grupo de personas hace cola a las puertas de un supermercado en Caracas.

Europa ha ratificado formalmente sus primeras sanciones contra Venezuela. Los ministros de Exteriores de los 28 países comunitarios han aprobado este lunes por unanimidad un embargo de armas y de cualquier material destinado a la represión interna como castigo diplomático a los abusos de poder del régimen de Nicolás Maduro. También se abre la puerta a sancionar individualmente a los cargos políticos y militares considerados responsables del deterioro democrático.

Los titulares de Exteriores creen que estos acontecimientos solo “acentúan la polarización política en el país”. Y esgrimen los informes de Naciones Unidas sobre violaciones de los derechos humanos en Venezuela como “una razón adicional de alarma”. El país vive sumido en una fuerte crisis política y económica.

Este es el contexto en el que los ministros aprueban las sanciones, que de momento son de baja intensidad. Al embargo de armas y de material que pueda servir para someter a la población (incluidos dispositivos de vigilancia electrónica) se une el marco legal para penalizar a individuos concretos. Pero de momento no hay ninguno en la lista. El texto de conclusiones advierte de que las medidas se aplicarán “de manera gradual y flexible”, de forma que puedan expandirse o revertirse. Fuentes diplomáticas aseguran que los técnicos manejan ya nombres de personas que podrían incluirse en esa lista negra, que implica congelar los bienes que el individuo pueda tener en territorio comunitario y prohibirle la entrada en la UE. Bruselas ha preferido de momento exhibir solo la amenaza para mantener abiertos los canales del diálogo.

Para revertir las medidas restrictivas aprobadas, Europa pide cuatro condiciones: “la celebración de negociaciones creíbles y sustanciales, el respeto a las instituciones democráticas, la adopción de un calendario electoral pleno y la liberación de todos los presos políticos”. El texto adoptado insta al Gobierno venezolano a “restaurar urgentemente la legitimidad democrática, incluidas elecciones libres y justas”.

España ha sido uno de los países que más ha insistido en la necesidad de enviar una señal rotunda al Gobierno venezolano para tratar de frenar el deterioro democrático. Tras varios meses de dudas, los representantes de los Estados miembros ante la UE vencieron las últimas resistencias y aprobaron este paquete de medidas restrictivas la pasada semana. La duración inicial será de un año.