Trump desprecia los premios más prestigiosos del arte en EE UU

Mundo Noticias Dec 4, 2017 at 3:48 pm

L Cool J, Lionel Richie, Carmen de Lavallade, Norman Lear y Gloria Estefan posan con sus galardones.

L Cool J, Lionel Richie, Carmen de Lavallade, Norman Lear y Gloria Estefan posan con sus galardones.

El rapero LL Cool J, el cantante Lionel Ritchie, la coreógrafa Carmen de Lavallade, la cantante cubano-estadounidense Gloria Estefan y el productor y escenógrafo Norman Lear han sido los premiados por el Kennedy Center, que otorga los galardones culturales más prestigiosos de Estados Unidos. La entrega de los galardones se ha celebrado este domingo con la notable ausencia de Donald Trump que, en contra de lo que hacían sus predecesores, no ha asistido para evitar, según dijo, “distracciones políticas”.

En los 40 años que se llevan entregando los premios, esta ha sido una de las pocas ocasiones en las que no ha acudido el presidente y las escasas ausencias previas estuvieron justificadas por una crisis o un viaje. El evento anual es de tal importancia que habitualmente se subraya con una recepción previa en la Casa Blanca por parte del presidente y la primera dama. Este año no.

 La Casa Blanca ya dijo en agosto que Trump y su esposa, Melania, no asistiría a la ceremonia para que los homenajeados pudieran disfrutar su momento “sin ninguna distracción política”. Posteriormente, se canceló también la recepción después de que algunos de los homenajeados amenazaran con boicotearla.

En su lugar, la recepción la ha ofrecido el secretario de Estado, Rex Tillerson. En la cena, se hizo patente una situl ola de descontento con Trump. “El arte traspasa fronteras, culturas, política”, dijo la actriz Julie Andrews.

LL Cool J, de 49 años y el primer rapero en recibir un premio del Kennedy Center, ha elogiado al Kennedy Center por reconocer el rap como un “arte elevado”, al tiempo que confirmaba que la presencia de Trump habría supuesto una distracción. En la cena, subrayó que él es “lo que cada joven negro puede ser si tuviera una oportunidad”.

Richie, conocido por éxitos como Three Times a LadySay You, Say Me y All Night Long, ha confesado sentirse muy orgulloso. “Nunca en la vida pensé que perdería la voz al hablar demasiado sobre lo emocionado que estoy por estar aquí”, ha declarado.

Estefan, de 60 años, se ha mostrado agradecida de que Trump haya declinado asistir, ya que cabía el riesgo de que el acontecimiento girara más sobre “la controversia” que sobre “los logros de las personas que reciben el premio”. Estefan, la reina de la conga, ha hablado de la política migratoria de Trump. “Mi padre nos trajo aquí para vivir en libertad y vivir en un país que permite a todos ser quienes son. Tenemos que defender lo que es este país”, ha subrayado.

De Lavallade, de 86, ha afirmado estar muy orgullosa “de haber llegado hasta aquí”. La bailarina fue quien anunció que no podía asistir a un acto con el presidente después de que Trump culpara a los extremistas de ambos bandos de los disturbios en una manifestación de supremacistas blancos el pasado agosto en Charlottesville (Virginia), en los que murieron tres personas. “Algo en mi alma me dijo que no”, ha contado a los periodistas.

Lear, de 95 años, ha considerado un honor ser homenajeado por el Kennedy Center. El productor, que al igual que De Lavallade había anunciado que no iría a la recepción en la Casa Blanca, no se ha sentido molesto por la ausencia de Trump en la gala. “No era una mano que necesitara apretar””, ha dicho. En su discurso de agradecimiento, ha reivindicado la “igualdad de oportunidades” y la “justicia para todos” como “las grandes promesas de este país”. “En lo más profundo de nuestros corazones, aún tenemos promesas por cumplir”, ha sentenciado este veterano de la II Guerra Mundial.

La entrega de premios, a la que asistieron celebridades como Meryl Streep, la reina Latifah y Eva Longoria, se emitirá el 26 de diciembre en la cadena de televisión CBS, con actuaciones de Stevie Wonder y Chaka Khan, el rapero DMC y la bailarina Misty Copeland.