La mentira dura hasta que la verdad aparece

Columnistas Noticias Dec 7, 2017 at 10:16 am

Web.FOTOS-MENTIRAS-1Por Ernesto Salayandía Garcia

Mentira, tras mentira

Esto es como un deporte mundial, todos usamos este recurso de engañar, de mentir de mil maneras, mienten los comerciantes cuando anuncian ofertas irreales, descuentos que no existen, de igual manera los circos, cuando anuncian promociones inexistentes, ganchos para que entren los niños gratis y a la hora de la hora, todo fue un engaño, muchos artistas, que se quedan borrachos, drogados y pierden el vuelo, no se presentan donde fueron contratados, mienten, diciendo que no acudieron por razones de enfermedad o cuestiones familiares, defraudan, igual, los políticos que prometen y prometen, pero que jamás cumplen, la cámara de diputados, la de senadores, está llena de mentirosos, mienten las víctimas, los victimarios, los jueces, mienten las parejas, unos a otros, caen en el auto engaño, en fingir, en vivir en apariencia, en darle atole con el dedo a los problemas y solo cuando explotan.- Enójense las comadres y sáquense las verdades.- Se dicen sus verdades y dejan de fingir, salen del auto engaño, también, mienten infinidad de mecánicos que te dicen que arreglaron una cosa, que pusieron tal y cual refacción y no es cierto, mienten los gasolineras, los carniceros, mienten los periodistas, también los que alagan y dicen cosas falsas, como: ¡Qué bien te ves!, te he extrañado, no sabes la falta que nos hiciste, y tantas mentiras que se dicen a cada segundo, en el Facebook, es una ola de mentiras, hay quienes predican armonía, mandan mensajes de paz, muy espirituales, y en sus casas, son unos verdaderos neuróticos.

Yo mitómano

Durante muchos años de mi vida, me mentí a mí mismo, mi vida fue una verdadera mentira, para empezar, un borracho como yo, miente sistemáticamente… La última y nos vamos… La del estribo… Después de amanecer como araña fumigada, me decía a mí mismo.- Mi mismo, juro que no vuelvo a tomar, juro que esta fue la última vez…. Prometía lo que sabía de antemano que no iba a cumplir, no solo en mi manera de beber, sino en préstamos.- Mañana te pago.- Mañana sin falta.- Daba mi palabra y no cumplía, engañaba a las personas, las hacía creer que iba a resolver el pendiente y no era cierto, le daba largas al asunto… Se me hizo un mal hábito mentir por mentir, prometer por prometer y a la hora de la hora, fallar, quedar mal. Por miedo, muchas veces, le dije mentiras a mi padre, me justificaba, lo engañaba diciéndole cosas que no eran ciertas, como también lo hice con mi esposa, en todos los sentidos, no fui honesto, decía que había estado en un lugar, cuando la verdad es que había estado en una cantina, le mentí que no usaba cocaína, ella lo creyó por más de 7 prolongados años de alto consumo, mentí sobre mi enfermedad, sobre mis amistades y también de los lugares donde me surtía del polvo blanco, también, de quienes se atascaban junto conmigo, claro, me drogaba a escondidas, eso es mentira. Soy el más claro prototipo del auto engaño.

¿Qué hay atrás de las mentiras?

En la mayoría de los casos, el político es mitómano, te chantajea, o eso pretende, te dice una cosa, cuando en verdad es otra, te ve la cara, se burla de ti, miente, como también mienten sus colaboradores, todos están cortados por la misma tijera y en este país de caricatura, como en muchos otros, la mentira es el pan de cada día, y es debido primordialmente al vacío espiritual de las personas, quiere decir, que entre más grande y frecuente sean las mentiras, más hondo y profundo es el hueco espiritual, claro que hay de mentiras a mentiras, como la de los pescadores o la de los cazadores, mentiras los que aparentan ser una alma de Dios y se escudan en los hábitos para tapar su descoyunte sexual, los hay, de todas medidas y de todos tamaños, los homosexuales que están en el closet, que no aceptan su realidad o viven ante el temor del qué dirán y de la crítica, viven en la mentira, los maridos sumisos, mediocres, hipócritas que en apariencia creen que todo está bien, pero su relación de pareja, es una verdadera mentira.- Caras vemos, emociones no sabemos.- Detrás de una mentira, hay miedo, frustración, dolor, heridas del alma, hay soberbia, el que dice mentiras, se burla de las personas, ofende su intelecto y no hay peor cosa en el mundo que tener o ser un mitómano en casa, dice el dicho y dice bien, que para decir mentiras y comer pescado hay que tener mucho cuidado, las mentiras hieren, hacen daño y abren surcos emocionales que son materialmente imposibles de restaurar. Ahora, comprendo que no se vale dañar a nadie mintiéndole y en este proceso de 16 años de cambios, he erradicado esta tendencia, aunque de repente caigo en el juego emocional de presumir, de aparentar ser lo que no soy.

Mientes con el riesgo de caer en lo que dices

Con toda honestidad, reconozco que fui un mentiroso, mentí desde niño, a veces por miedoso, otras por fantasioso, pero sin duda, fui un reverendo mentiroso, igual de adolescente, entre mis amigos me aventaba unas piñas aventuras y usé la mentira como un recurso de justificación, de protección, de aceptación y de aparentar ser lo que no era. Mentía y me las creía.- El miedo que durante muchos años le tuve a mi padre, me hacía mentirle con frecuencia, de inventar cosas que no eran, con tal de quedar bien o ganarme su aprobación, mentía buscando que él se sintiera orgulloso de mí. He mentido a mi madre, a mi padre, a mi esposa, a mis hijos, he mentido a los míos. A mi esposa le mentía sobre mis actos y respecto a los gastos del dinero. Le mentía hasta de cosas simples y absurdas, pero le decía mentiras y de una me iba a otra y a otra, y era el cuento de nunca acabar.- Ufff.- Felizmente terminó.- Bueno, eso creo….Oculté la realidad de mi vida, usé mil máscaras y mentí, mentí vilmente a medio mundo.- Me mentí a mí mismo, cuántas veces pude y quise, caí en el auto engaño, una y otra vez.- Yo sé lo que son las mentiras, soy mitómano y eso que dice.- Es una mentirilla piadosa, como aquello que dice.- Envidia de la buena.- Pues ni una ni otra, aquí no hay medios tonos, o se es o no se es, no hay término medio. Veamos pues, algunas anotaciones sobre la mitomanía

El que escupe al cielo, se le regresa la saliva

Esta característica está asociada a trastornos de personalidad graves y se puede relacionar con dos tipos de caracteres: por un lado, los necesitados de estimación, y por otro, los que sufren un trastorno de personalidad hipertónica, es decir, las personas que tienen un ánimo muy elevado (alegres, superficiales, frívolos), que carecen de perseverancia y responsabilidad. La asociación de estos dos rasgos puede desembocar en una conducta mentirosa, con frecuencia padecida más por las personas del entorno del mitómano que por él mismo. Hay seres perversos que levantan falsos, que dan falsos testimonios dañando la integridad de quienes cobardemente hablan a sus espaldas y destilan veneno puro, cual víboras son. Hijas de Judas, Hijos de Judas.-Hoy me doy cuenta cómo pretenden engañarme algunas personas, como presumen de lo que no tienen, de lo que no son, cómo se evaden de la realidad y por sistema dicen mentiras.

La manipulación y el chantaje emocional

Hoy sé, que quién supuestamente te habla con el corazón en la mano, trae su jueguito de manipular su verdad, de guardar la apariencia, de estar podrido por dentro y soltar la mejor de las sonrisas, sé, cuando una secretaria miente, cuando un funcionario es más falso que una moneda entre gitanos, sé quién es quién en el juego emocional, porque de ahí vengo. Igual que yo, muchos y muchas, no tienen el valor de hablar con la verdad, de decirte, sabes que, no hay nada para ti, no se atreven a decirte, nos caes mal, a otra milpa con tu riego, sé que no soy monedita de oro y comprendo por qué algunos me mienten y me dan atole con el dedo. No creo que de desprecio se haya muerto alguien, no sé de algún paciente grave que haya sido hospitalizado por haber sido rechazado, no sé, que cuando te batean, quedes inválido, por el contrario, cada patada en el trasero, cada bofetada o puñada por la espalda, cada grosería, apatía e indiferencia, es para mí, un gran beneficio, la adversidad me da crecimiento y aunque duelen las mentiras y el mal trato de gente mediocre, tengo que agradecerles, porque gracias a ellos saco energía para seguir echándole los kilos a la vida. Crisis, CRECES.- Hoy no miento, aunque hay personas que quieren escuchar una mentira en lugar de la verdad, tengo que acordarme que a las personas que tú quieres, no se les mata con la mentira, se les hiere con la verdad y aunque la verdad no peca, pero sí incomoda. Quién miente, tarde que temprano le pegará el bumerán, es como escupir hacia el cielo, y no he visto hasta ahora, que alguien haya salido bien librado por haber obrado mal, el bumerán te pega donde más te duele, tarde que temprano.- ¿Sabes cómo?

< “Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti”. “Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver”. “El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera”. “De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes”. “Las mentiras más crueles son dichas en silencio”. “Una mentira es como una bola de nieve, cuanto más rueda, más grande se vuelve”. “Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentira a medias, de ningún modo es una media verdad”. “La mentira dura, hasta que la verdad aparece.”- “El que a hierro, mata, a hierro muere.” Un árbol torcido, puede enderezarse, hay que ayudarlo a romper con sus cadenas destructivas y a sanar sus heridas del alma.- Si se puede.- más información: montrealquebeclatino.com, blog De adicto a ADICTO.- Tratamiento ambulatorio, sin internamiento para drogadictos y alcohólicos 614 25685 20