Inspectores de la ciudad revisarán su reciclaje

Canadá Noticias Top News Dec 13, 2017 at 12:03 pm
McKay dijo que cualquier persona que quiera aprender sobre el reciclaje adecuado debe consultar al Waste Wizard en línea de la ciudad o consultar su calendario de reciclaje para ver qué ocurre.

McKay dijo que cualquier persona que quiera aprender sobre el reciclaje adecuado debe consultar al Waste Wizard en línea de la ciudad o consultar su calendario de reciclaje para ver qué ocurre.

TORONTO.- El verano pasado, la ciudad lanzó un proyecto piloto y envió inspectores para ver exactamente qué personas están poniendo en sus contenedores azules y advirtiéndoles que si está contaminado con materiales que no deberían estar allí.

La división de Servicios de Manejo de Residuos Sólidos de Toronto está preparada para pasar por la segunda ronda del proyecto con el fin de reducir la cantidad de basura encontrada en el sistema de reciclaje.

“Recopilamos 204 mil toneladas de reciclaje al año y el año pasado 52 mil toneladas de eso fueron basura”, dijo Jim McKay, gerente general de la división.

Algunos hogares recibieron una carta de “Apreciado residente” la semana pasada, recordándoles qué debe y qué no debe ir en los contenedores azules.City-of-Toronto-Dear-Resident-letter-768x1024

Las sugerencias incluyen lo siguiente:

Vacíe y enjuague los recipientes de comida antes de tirarlos en el cubo azul. Los restos de comida van en el Green Bin.

No tirar la ropa, mantas y los zapatos, sino donarlos.

No coloque ningún plástico negro en el cubo azul (recipientes de alimentos, bandejas, envases, tapas de tazas de bebidas calientes): pertenecen al cubo de basura

“En este momento estamos gastando alrededor de cien mil (dólares) en el programa”, explicó McKay.

“El costo de tener media docena de empleados en el campo que va a revisar la basura no es nada comparado con el costo real del problema”.

Según McKay, el 26 por ciento del sistema de reciclaje de la ciudad está contaminado. Cada punto porcentual que la ciudad puede ahorrar entre $ 600,000 a $ 1,000,000.

“Si lo reducimos un 10 por ciento o un 15 por ciento, ahorraremos más de 10 millones de dólares al año”, dijo McKay.

“Gastamos hasta seis cifras para salvar a siete”.

En algunos casos, los avisos se colocan en contenedores cuando se inspeccionan, le informan al residente qué ocurre con su reciclaje y explican por qué no se recogerán hasta el próximo día de recolección programado después de que se haya ordenado correctamente.

Según Emily Alfred, defensora de los desechos de la Alianza Ambiental de Toronto, este tipo de enfoque de retroalimentación directa ha sido muy efectivo en otras ciudades del mundo.

Acota que la clave para reciclar los materiales adecuados es primero reciclar el conocimiento.

“Creo que la ciudad podría gastar más en educación, pero también debemos considerar el hecho de que las reglas de reciclaje cambian”, dice Alfred.

“Cada ciudad tiene diferentes reglas de reciclaje. En Mississauga no se puede reciclar espuma de poliestireno, por lo que puede ser confuso para alguien que vive allí pero trabaja en Toronto”.

Los Servicios de Manejo de Residuos Sólidos están trabajando para educar mejor al público cuando se trata de reciclar. También busca formas más estrictas de transmitir el mensaje.

“Esperamos no tener que llegar (al punto) a cobrarle a alguien o imponer una multa a alguien por haber hecho algo incorrecto, pero hemos tenido discusiones sobre cómo se vería eso”, explicó.

McKay también dijo que aún es prematuro pero que han visto algunos buenos resultados. La ciudad aún no ha publicado ningún informe formal, pero según lo que han visto, el plan es continuar con el proyecto piloto.